Diario Sur

El Thyssen se ve y también se vive

El alcalde, el diputado de Cultura, la directora del Thyssen y el director territorial de Caixabank, con alumnos del colegio Parque Clavero. :: sur
El alcalde, el diputado de Cultura, la directora del Thyssen y el director territorial de Caixabank, con alumnos del colegio Parque Clavero. :: sur
  • Recurren a la «pedagogía crítica» para invitar a los diferentes públicos a reflexionar a través de los fondos de la colección

  • El museo programa actividades educativas para que la visita a la pinacoteca sea «una experiencia»

Puede contemplar la colección sin más, pero también puede 'vivir' el museo desde otra perspectiva. Es lo que busca el Carmen Thyssen de Málaga. La pinacoteca renueva su programa educativo para hacer que la visita sea algo más que un encuentro entre la obra y el público: «La premisa es que sea una experiencia», declaró la directora artística, Lourdes Moreno, en el acto de presentación junto al alcalde Francisco de la Torre, el diputado provincial de Educación, Víctor González, y el director territorial de Caixabank en Andalucía, Juan Ignacio Zafra, entidad patrocinadora de esta propuesta.

El equipo educativo del Thyssen se acerca a niños, jóvenes, familias y colectivos especiales con la «pedagogía crítica» como herramienta. «No pretendemos que los visitantes se lleven una gran cantidad de datos, sino que utilizamos los contenidos del museo para hacer reflexionar», aclara Moreno. Un total de 170 centros educativos de la provincia participaron el año pasado, con el apoyo de Diputación, en el programa educativo. Para los más pequeños, se recurre a las capacidades sensoriales y motrices para experimentar el arte y se exploran las sensaciones que inspiran las obras. A los alumnos de ESO, Bachillerato y Grado Medio se les invitará a reflexionar sobre cómo se construye la historia a partir de la próxima exposición temporal 'La ilusión del Lejano Oeste'. Universitarios e investigadores contarán con charlas y ciclos de cine vinculados a la muestra.

El ciclo de conferencias con autores ( 'Miradas de escritor') y cursos sobre el montaje de exposiciones temporales o sobre el valor de la educación para el cambio social en museos persiguen también atraer a sus fondos al espectador joven y universitario. El museo facilita además al profesorado los recursos necesarios para que pueda planificar de forma autónoma un recorrido adaptado a su programa lectivo.

No solo los escolares tienen actividades específicas para ellos. Un total de 43 centros sociales llevaron el año pasado al Palacio de Villalón a 1.210 personas. Este año vuelve, por ejemplo, la iniciativa 'Correspondencias', diseñada de forma especial para un grupo de personas atendidas en la Unidad de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga.

En el apartado de 'Tiempo libre', el Thyssen desarrollará los fines de semana actividades orientada a las familias para fomentar la participación, el juego y la construcción de experiencias colectivas. El objetivo es que padres e hijos vivan un «momento de ocio» en la pinacoteca. Sábados y domingos (a partir de las 12.00 horas) habrá cuentos en familia, bebecuentos e iniciación musical para bebés. Se incorpora este curso un taller de movimiento creativo -de 5 a 12 años- para potenciar la creatividad a través del desarrollo de la expresión personal con el cuerpo.

Colaboraciones con artistas

Por último, el museo mantiene el apartado 'Co-laboratorios', donde se incluyen las acciones de las comunidades EducaLab y Jóvenes MCTM, así como las colaboraciones con artistas a través de Talleres de Creación y la Residencia de Artista-Educador MCTM.

Para el responsable territorial de Caixabank en Andalucía, «hay un concepto equivocado del triunfo en la sociedad: si no está cimentado en la educación, será un triunfo efímero». Justificó así la colaboración de la entidad con estas propuestas, convencido de que «el arte hay que estudiarlo en los museos». Para De la Torre, por su parte, esta oferta «cohesiona a la ciudad y da oportunidades a todos».