Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Málaga

10.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un bebé de 16 meses permanece ingresado en el Hospital Materno Infantil debido a las graves heridas causadas por el perro de un familiar. El pequeño sufre lesiones en la cabeza provocadas por las mordeduras del animal, según confirmaron a este periódico fuentes policiales y sanitarias.
Los hechos sucedieron a las 12.45 horas del miércoles en la calle Octavio Picón, en la zona de Pedregalejo. La familia del menor herido se encontraba pasando unos días en la capital malagueña en casa de una tía paterna, que es la propietaria del can.
Cuando ocurrió el ataque, el pequeño se hallaba al cuidado de la asistenta, que estaba guisando en la cocina. Los hermanos mayores del bebé se encontraban en el jardín jugando con el perro, un pastor alemán llamado 'Nerón'. Al parecer, el resto de la familia había salido a la calle a hacer unas gestiones y se encontraba fuera en esos momentos.
Ataque violento
La cuidadora, de origen ucraniano, cogió al pequeño de la mano y se dispuso a salir con él de la habitación. Fue entonces cuando, según las fuentes consultadas, el animal se abalanzó sobre el menor y le mordió en la cabeza.
El perro causó graves heridas al bebé en la zona del cuero cabelludo y en una oreja. La asistenta se afanó en apartar al can del niño y al parecer también recibió una dentellada en el rostro.
Fueron los gritos desesperados de la cuidadora los que alertaron a los vecinos, que avisaron inmediatamente a los servicios de emergencias. «Escuchamos a la niñera gritando 'socorro, socorro, la sangre, se muere...'», cuenta una de las mujeres que acudió en su auxilio.
Una patrulla de la Policía Nacional que estaba en la zona en esos momentos acudió a la vivienda, un chalé de grandes dimensiones, y apartó al animal para que no atacara a nadie más.
Minutos después llegó una ambulancia del 061, que evacuó al pequeño al Hospital Materno Infantil, donde continúa ingresado. Una amiga de la familia afirma que el bebé fue sometido el miércoles a una intervención quirúrgica. Ayer, el menor fue trasladado a planta y se encuentra estable, según confirmaron fuentes sanitarias.
Crisis nerviosa
Los vecinos aseguran que la cuidadora sufrió una crisis nerviosa. «La mujer lo pasó muy mal. Tuvimos que darle calmantes porque estaba destrozada. No dejaba de decir que quería morirse ella en lugar de que le pasara algo al bebé», relata otra testigo de los hechos.
El animal fue retirado por empleados de la perrera, que lo mantendrán en observación y la familia deberá decidir si lo sacrifica. Los vecinos no se explican la reacción del can, que hasta ahora nunca se había mostrado agresivo con la gente. «Tenían el perro desde hace años, desde que nació. Puede que ahora estuviese alterado porque hace poco murió su dueño», concluye la mujer.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS