Una treintena de chiringuitos consigue la concesión tras cuatro años de precariedad

Autoridades y chiringuiteros en la entrega de las 34 licencias /Salvador Salas
Autoridades y chiringuiteros en la entrega de las 34 licencias / Salvador Salas

La Junta desbloquea 34 expedientes y anuncia más personal para agilizar las licencias de los 222 que todavía están en tramitación

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Desde 2015 tenían la concesión agotada, por lo que durante todo este tiempo han estado trabajando en sus chiringuitos sin ningún título, o lo que es lo mismo en precario. Ello ha impedido que mucho de los concesionarios hayan podido realizar mejoras e incluso proyectos de modernización en sus establecimientos.

Los consejeros de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, procedieron ayer viernes a la entrega de las concesiones de licencias a empresarios de 34 chiringuitos de la provincia (29 de Torremolinos, dos de Fuengirola, otros dos de Torrox y uno de Benalmádena), que llevan esperando desde 2015, que fue cuando concluyó la concesión. Los nuevos títulos son por un periodo de 15 años prorrogables otros 15.

Actualmente, sin embargo, todavía están pendientes de renovar sus respectivas concesiones otros 222 chiringuitos en la provincia, según el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, Fernando Fernández-Tapia. 

La consejera Carmen Crespo, recordó que los empresarios afectados llevan años esperando para obtener la licencia, lo que había generado un importante problema de seguridad jurídica. Crespo afirmó asimismo que agilizar estos expedientes ha sido y es una prioridad del presidente de la Junta, Juanma Moreno.

En este sentido, anunció que en agosto se incorporará más personal para darle aún mayor impulso a estos expedientes y sacar adelante más licencias pendientes. «Vamos a seguir trabajando para incrementar la colaboración y coordinación entre Administraciones, Asociación de Empresarios de Playa y Titulares de explotaciones. Tenemos que cooperar entre todos para avanzar en eficiencia en la resolución de los expedientes relativos a unos establecimientos que generan riqueza y empleo, con la máxima seguridad jurídica y respeto al medio ambiente», dijo Crespo.

El tuvo lugar en la Delegación del Gobierno con la presencia de los titulares de los chiringuitos y sus familiares. Los consejeros recordaron que el nuevo Gobierno regional ha detectado la existencia de 4.367 expedientes pendientes de una respuesta por parte de la Administración autonómica en toda la comunidad, lo que habría supuesto una pérdida de 92.000 empleos potenciales en una de las regiones con mayor tasa de paro de la Unión Europea (UE).

De los expedientes paralizados, 648 estaban vinculados a concesiones de ocupación del dominio público marítimo-terrestre, entre los que se encuentran aquellos relativos a chiringuitos.

La provincia de Málaga, con 1.207 expedientes y 25.400 empleos potenciales afectados, era la más perjudicada por la falta de actuación de los gobiernos anteriores, según la Junta.

Bendodo dijo que la Junta de Andalucía tiene las competencias en materia de chiringuitos desde 2011, aunque ha sido el nuevo Ejecutivo el que «en sólo seis meses de gestión ha dado un empujón, un impulso», para agilizar su situación. «No se entiende Andalucía sin los chiringuitos. Andalucía es muchísimas cosas, pero sobre todo es turismo», manifestó, para añadir que a éste están vinculados los establecimientos de playa. Sólo en Málaga hay 1.200 chiringuitos.

Crespo agradeció el esfuerzo realizado tanto al personal de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible como de la Dirección General de Calidad Ambiental, y la colaboración de los ayuntamientos.

Bendodo también felicitó a los empresarios que cuentan ya con estas licencias «tras años de lucha y reivindicación», destacando el «empujón dado en seis meses» por el gobierno de Juanma Moreno. «Sólo puedo felicitaros y daros las gracias», declaró. El acto contó también con la presencia de la delegada del Gobierno, Patricia Navarro, que recordó que estos expedientes llevaban guardados en una cajón bastante tiempo y que han sido impulsado por el nuevo Gobierno de la Junta.