Un jurásico made in Málaga

El último lanzamiento de Nintendo Switch, 'Super Saurio Fly', es un videojuego desarrollado por Fraxel Games, una joven compañía nacida en el Polo Digital

Montero sostiene una Nintendo Switch con la pantalla inicial del videojuego 'Super Saurio Fly' / FRANCIS SILVA
Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

«Aquí hay un correo electrónico de Nintendo». Con esta frase, Roberto Monge logró que más de una decena de pares de ojos abandonaran sus respectivas pantallas y pusieran toda su atención en él. Llevaban esperando aquella respuesta más de tres meses. «Ya creíamos que nos habían rechazado y que no nos iban ni a contestar», reconoce Francisco Palma, ilustrador y animador de Fraxel Games. Habían esperado una semana. Dos. Incluso un mes para recibir ese 'email'. Y ya se habían dado por vencidos. Incluso estaban en otras 'pantallas'. Por eso, cuando la compañía nipona dio señales de vida, el primer pensamiento fue que se trataba de un amable 'Game Over' a su proyecto. Pero no. Aquel correo era un sí rotundo a 'Super Saurio Fly', el primer videojuego de una compañía malagueña que se lanza en la selectiva plataforma Nintendo Switch.

«No nos lo podíamos creer», reconoce Palma, que también es el autor de este juego que en principio había diseñado como un entretenimiento tipo 'flappy bird', pero con un dinosaurio volador que tiene que ir superando obstáculos en lugar de un pájaro. Había desarrollado los gráficos y la introducción, pero las dificultades para culminarlo le hicieron desistir. Hasta que hace un par de años se unió a la compañía malagueña Fraxel Games y les mostró la idea. «Mi objetivo era terminarlo, pero cambiaron el concepto y lo convirtieron en un videojuego de plataforma tipo 'Super Mario Bros'», explica el creador que el pasado 28 de abril vio como su 'criatura' cobraba vida.

Y el éxito no se ha hecho esperar. En sus dos primeros días tras su lanzamiento acumula 300 descargas. «Va como un tiro, mejor de lo que esperábamos», reconoce Alejandro Montero, CEO de la compañía, que dirige a un entusiasta equipo de desarrolladores, programadores, ilustradores y animadores. Un estudio independiente que ha logrado hacer realidad el sueño de que 'Super Saurio Fly' conquiste a los usuarios de Nintendo Switch con un videojuego familiar y «para todos los públicos».

El equipo de Fraxel Games que ha desarrollado el videojuego 'Super Saurio Fly'
El equipo de Fraxel Games que ha desarrollado el videojuego 'Super Saurio Fly' / FRANCIS SILVA

El protagonista es Saurio, un dino holgazán y pasado de kilos que queda al cuidado del nido de la familia. Pero el bicho se queda dormido y le roban los huevos, por lo que, con la ayuda de los jugadores, tiene que lanzarse a recuperar a sus futuros hijos superando trampas y voraces enemigos. «El videojuego tiene mucho humor y es fácil de jugar», apunta Francisco Palma que, junto al resto de ilustradores de la compañía, volvieron a crear desde cero las animaciones de este producto, del que la crítica ha destacado precisamente su cuidado y logrado diseño visual, además de una música y unos efectos de sonido originales.

Fraxel Games cumple con todos los requisitos de las llamadas 'compañías de garaje'. Aunque su modesto origen no estuvo en la cochera de una casa, sino en el sofá de un apartamento de Fuengirola. Allí idearon Alejandro Montero y Francisco Miguel Gómez esta compañía, cuya sede ocupó primero una habitación de aquel piso para pasar después a una oficina en el polígono El Viso que usaban por trabajos en especie. De allí saltaron al coworking de empresas de videojuegos que montó Promálaga en calle Alamos hasta que en enero de 2017 fueron los primeros en instalarse en el Polo Digital de la antigua Tabacalera. «Entonces éramos cinco y ahora ya somos 16 trabajadores», señala el CEO de la empresa, la cual tomó ya entidad jurídica con su llegada a su actual cuartel general, donde no hay despachos. Ni siquiera para el jefe. Todo son mesas continuas, sillas con ruedas y ordenadores. Puro estilo 'Google'.

La política de Fraxel Games es contratar a los «mejores talentos» y, por ello, la plantilla tiene mayoría de malagueños, pero también profesionales de Zamora, Palencia o Córdoba. Con esa creatividad y ganas y un presupuesto de 80.000 euros, este joven estudio independiente ha conseguido sacar adelante su primer gran título, 'Super Saurio Fly', que primero se publicó para PC en la plataforma de distribución Steam, pero que ha pegado el petardazo con su lanzamiento en Nintendo Switch. En sus dos primeros días, las ventas superan los 3.800 euros. Y subiendo.

Con el sello oficial de la compañía nipona, Alejandro Montero y cía ya tienen bastante avanzado su próximo título, 'Catpocalipse Meow!', otro producto familiar en el que han tomado la estética del cómic para jugar con gatos en lugar de dinosaurios. Un videojuego con un punto loco si tenemos en cuenta que el protagonista es un chico que dispara mininos para que unos zombis recuperen su humanidad. «Todavía tardaremos unos cuatro meses en lanzarlo al mercado», augura el CEO que ya quiere subir de nivel y planifica su desembarco en PlayStation. Con un ambicioso juego 3D que requerirá año y medio de trabajo. «Es un mercado distinto, pero ya tenemos lo que nos faltaba: un inversor», reconoce Montero, que está dispuesto a jugar esta nueva partida. Y a ganarla.

 

Fotos

Vídeos