Senderismo Málaga: Atajate-Alpandeire (PR-A-229)

Este itinerario parte del casco urbano de Atajate

Vista panorámica de Atajate/
Vista panorámica de Atajate
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Esta ruta de senderismo que une a los pueblos de Atajate y Alpandeire a través del valle del Audalázar, está homologada como pequeño recorrido por la Federación Andaluza de Montañismo con la nomenclatura PR-A-229.

Ficha

Comarca
Serranía de Ronda
Nivel de dificultad
Media
Tipo de ruta
Lineal
Duración aproximada
1 hora y 45 minutos (sólo ida)
Longitud del trayecto
5,6 kilómetros (sólo ida)
Altura mínima
730 metros
Altura máxima
463 metros

Cómo llegar al punto de partida

Este itinerario parte del casco urbano de Atajate. Concretamente, habrá que buscar la calle de Alpandeire, que está relativamente próxima a la plaza principal de la villa y muy cerca a la calle Nueva -o travesía- (COORDENADAS 36.640391, -5.244657). En esta calle habrá que buscar las primeras indicaciones para esta ruta que lleva hasta Alpandeire. Para llegar hasta Atajate, habrá que tomar la carretera paisajística que une Ronda con Algeciras (A-369).

Descripción de la ruta

  • 1

Desde la calle Alpandeire, de Atajate, se comienza a abandonar el casco urbano por un carril que desciende hacia el cauce del arroyo Audalázar. Así, durante casi dos kilómetros se bajará desde el punto más elevado de esta ruta al más bajo, con una diferencia de casi 300 metros. Los primeros 700 metros de esa bajada se hacen por un cómodo carril de tierra que converge después en otro donde pueden circular vehículos. Por ello, habrá que tener ciertas precauciones a la hora de transitar.

Cartel indicativo de la ruta en el casco urbano de Atajate
Cartel indicativo de la ruta en el casco urbano de Atajate
  • 2

En este descenso aguardan un paisaje sorprendente. Además de la frondosa arboleda que se atravesará posteriormente en el ascenso hacia Alpandeire, habrá que mirar hacia atrás para ver los Tajos de Atajate, una vertiginosa formación caliza situada junto al casco urbano.

  • 3

Una vez que se llega al arroyo Audalázar, se verán enclaves que en su día fueron importantes en la zona y que hoy están abandonados, como el cortijo de Casarones y el despoblado de Güidazara (también conocido como Audalázar). A partir de ahí aguarda un recorrido muy distinto gracias a la arboleda que hay en esta zona del Alto Genal. Quejigos, castaños, alcornoques e incluso acebuches forman parte de este segunda parte del recorrido, que será claramente ascendente.

Tajos de Atajate
Tajos de Atajate
  • 4

Tras un kilómetro de subida continua, la pendiente se atenúa e incluso hay un tramo de más de medio kilómetro que es prácticamente llano. Tras hacer un giro de 180 grados, comienza una nueva subida de casi dos kilómetros hasta llegar al casco urbano de Alpandeire. Gracias a este ascenso, se llegará a otra de las cotas mas elevadas de este itinerario, que permitirá disfrutar de bonitas vistas de la comarca. Así, se verán varios pueblos de la comarca, incluidos Alpandeire y Atajate.

Desde Atajate el sendero desciende hacia el Audalázar
Desde Atajate el sendero desciende hacia el Audalázar
  • 5

Por último, la entrada al casco urbano se hace junto a uno de los monumentos que rinden tributo a Fray Leopoldo, famoso beato nacido en la localidad de Alpandeire. De esta forma se llega a una zona muy próxima a la iglesia de San Antonio de Padua, conocida como la 'Catedral de la Serranía' por sus impresionantes dimensiones. Además de este templo, merece la pena recorrer el casco urbano para visitar la casa natal de Fray Leopoldo.

  • 6

En Atajate, también merece la pena conocer antes de salir o al regresar el Museo del Mosto al Aire Libre, una llamativa exposición a la intemperie en la que se rinde homenaje a la tradición todavía viva de elaborar vino del año en la localidad.

  • 7

Esta ruta coincide en parte con la etapa 5 del GR-141 o Gran Senda de la Serranía de Ronda (concretamente, la ruta que une a Benalauría y Alpandeire) y también con la Ruta de Fray Leopoldo, que une a Jimera de Lïbar con Alpandeire.

Fauna y flora

Este itinerario ofrece varios paisajes bien diferenciados. Por un lado, hay uno más agreste que es el que baja desde Atajate al arroyo Audalázar. En esta ribera, en cambio, se podrá ver desde vegetación propia de estos ecosistemas hasta algunos anfibios. Por otra parte, en el tramo que va desde el mencionado río hasta Alpandeire aguarda un bosque donde, además de castaños, hay encinas, alcornoques, quejigos e incluso acebuches.

Casi todo el sendero discurre por carril ancho | Vista panorámica de Alpandeire | Señales indicativas a la llegada a Alpandeire