Así son las pruebas físicas de los aspirantes a las 15 plazas de Policía Local que oferta el Ayuntamiento de Málaga

Así son las pruebas físicas de los aspirantes a las 15 plazas de Policía Local que oferta el Ayuntamiento de Málaga
Migue Fernández

Tras estas pruebas, aún tendrán por delante tres ejercicios más: la valoración psicotécnica, el supuesto práctico y el reconocimiento médico

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los aspirantes a las 15 plazas de Policía Local que se ofertan en Málaga pueden presumir de estar en buena forma. Así lo están demostrando en las pruebas físicas que se están desarrollando estos días en el que, más que las condiciones físicas de cada uno, la criba la ha marcado el calendario. Si en el primer examen teórico se subió la nota de corte a un 7 dejando fuera a 707 de los 837 opositores que se presentaron, ahora ha sido la coincidencia de otras oposiciones en varios municipios andaluces la que se han encargado de hacer un segundo filtro. Así, de los 130 candidatos que seguían adelante, 52 no se personaron el lunes al primer ejercicio, consistente en una carrera de 50 metros lisos y que tuvo lugar en el estadio municipal de Cártama debido a que el de la capital está siendo la sede del Campeonato del Mundo de Atletismo Máster que alberga Málaga hasta el domingo. «Las pruebas físicas no son demasiado exigentes, sobre todo porque los que estamos aquí llevamos tiempo preparándolas», reconoce Oscar Durillo, un malagueño que lleva 9 años probando por distintos rincones de Andalucía y que espera que ésta sea la definitiva. De momento, va bien encaminado tras superar este martes los tres ejercicios de esta segunda jornada, que se desarrolla en el complejo deportivo Inacua: potencia de tren superior, flexibilidad profunda y salto vertical. Eso sí, para alcanzar la meta aún le queda camino a este joven que, a base de «robarle tiempo al tiempo», logra compaginar su trabajo en una carpintería metálica con los estudios, con el añadido de dos niños pequeños en casa. «Aprovecho cuando toda la familia duerme o por las mañanas, temprano», relata Oscar, para quien el principal obstáculo está en el supuesto práctico.

Un camino que también conoce Miguel Macías, un marbellí que lleva 16 años como policía nacional y que tras haber aprobado, sin plaza, sendas oposiciones para los cuerpos municipales de Marbella y Benahavís, se muestra convencido de que éste es su momento. «Llevo varios años intentándolo, pero me he marcado como límite 2019», asegura. Aprobar y quedarse con la miel en los labios también lo ha sufrido en varias ocasiones Iván Babío, que ha dejado unos días su labor de encargado en un bar de Sevilla para intentar hacer carrera en la Policía Local de Málaga. «Tras varios años sin apenas convocatorias, ahora sí que hay más oportunidades», comenta.

También se muestra optimista Elena Pérez, una de las pocas mujeres que continúan en liza. «Llevo más de cinco años preparándome, pero al final he tenido que dejar mi trabajo para centrarme porque si no, es prácticamente imposible porque el nivel es muy alto», apunta esta malagueña mientras espera a que los miembros del tribunal calificador la llamen (va por orden alfabético) para iniciar los ejercicios, que continúan mañana con la carrera de mil metros y el jueves, con la de natación (25 metros libres). Unas citas a las que sigue convocada María Carvajal, una joven sevillana que recientemente ha conseguido plaza en un pueblo de Jaén pero que ha puesto Málaga en su objetivo «porque una gran ciudad te permite crecer profesionalmente».

Quienes sigan adelante tras las pruebas de aptitud física, aún tendrán por delante tres ejercicios más: la valoración psicotécnica, el supuesto práctico y el reconocimiento médico. Los 15 mejores que superen todas las pruebas ingresarán en la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga, donde completarán su formación con un curso selectivo con una duración de unas 1.300 horas entre clases teóricas y el periodo de prácticas. La previsión en el Ayuntamiento es que los nuevos agentes puedan empezar a patrullar las calles para la próxima Semana Santa (mediados de abril), aunque lo harían en prácticas ya que el curso es de nueve meses.

Volviendo a las pruebas físicas, tanto los ejercicios como las marcas exigidas son idénticas en todas las oposiciones de Policía Local que se convocan en Andalucía, aunque la de natación es opcional y, por regla general, sólo la suelen exigir los municipios costeros. Se declaran aptos o no aptos, así que no se puntúa la marca obtenida. Los requisitos dependen de la edad y sexo del aspirante, y son los siguientes:

Prueba de velocidad: carrera de 50 metros lisos

Las marcas máximas para determinar la aptitud del candidato varían según edad y sexo. En el caso de los hombres, se fija un tiempo de 8 segundos para el grupo de 18-24 años; 8,5 para los de 25-29 y 9 segundos para mayores de 30. Para las mujeres, los tiempos son de 9 segundos (18-24); 9,5 segundos (24-29) y 10 segundos (más de 30 años).

Prueba de potencia: tren superior

El ejercicio varía en función del sexo del aspirante. Los hombres realizan flexiones de brazos en suspensión pura agarrados a una barra (dominadas). Se considera que la flexión completa cuando la barbilla asome por encima de la barra y no está permitido el balanceo del cuerpo para tomar impulso. El mínimo para ser declarado apto es el siguiente: 8 (18-24 años), 6 (25-29) y 4 (+30).

Para las mujeres, el ejercicio consiste en el lanzamiento de un balón medicinal de 3 kilos, como si se tratara de un saque de banda en un partido de fútbol. No se pueden levantar en su totalidad los pies del suelo y no se puede pisar la línea de lanzamiento. La distancia mínima es de 5,5 metros para el grupo de 18-24 años; 5, 25 para el de 25-29 y 5 para las mayores de 30.

Prueba de flexibilidad: test de flexibilidad profunda

Separando los pies 75 centímetros, el aspirante flexiona el cuerpo llevando los brazos entre las piernas hacia atrás hasta tocar y empujar el cursor o testigo de una regla situada en el suelo, debiendo mantener la posición hasta que el jurado lea el resultado. En este caso, no hay distinción entre hombres y mujeres, siendo las marcas mínimas las siguientes: 26 centímetros (18-24 años); 23 (25-29) y 20 (+30).

Prueba de potencia de tren inferior: salto vertical

El aspirante se coloca de lado junto a una pared vertical, y con el brazo más cercano extendido hacia arriba. Desde esa posición inicial marcará la altura que alcanza. Luego, saltará tanto como puede y marcará nuevamente con los dedos el nivel alcanzado. La distancia mínima para superar la prueba en el caso de los hombres es de 48 centímetros (18-24); 44 (25-29) y 40 (+30); y para las mujeres, 35 centímetros, 33 y 31, respectivamente.

Prueba de resistencia general: carrera de mil metros lisos

Quienes hayan superado estos tres ejercicios, están citados para mañana en el estadio de atletismo de Cártama para realizar la prueba de resistencia, consistente en una carrera de mil metros lisos que deberán completar en un tiempo máximo, que es el siguiente: para hombres, 4 minutos (18-24); 4 minutos y 10 segundos (25-29) y 4 minutos y 20 segundos (+30). Para mujeres, la marca es de 4 minutos y 30 segundos (18-24), 4 minutos y 40 segundos (25-29) y 4 minutos y 50 segundos (+30).

Prueba de natación: 25 metros estilo libre

Se realizará el jueves en la piscina del complejo deportivo Inacua. El aspirante podrá colocarse para la salida en la plataforma, en el borde o en el interior del vaso; y podrá utilizar cualquier estilo para su progresión. Las marcas máximas son, para hombres, de 26 segundos (18-24); 29 (25-29) y 32 (+30); y para mujeres, de 30 segundos (18-24 años), 33 (25-29) y 36 (+30).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos