Los falsos mitos sobre el suicidio

El Día Mundial de la Salud Mental se centra este jueves en la prevención de las conductas suicidas

Las profesoras Yolanda Casado y Berta Moreno Küstner se abrazan por la vida y contra el suicidio. /SUR
Las profesoras Yolanda Casado y Berta Moreno Küstner se abrazan por la vida y contra el suicidio. / SUR
Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El suicidio se asocia a diversos mitos que son falsos y que se propagan sin que haya detrás una base real. Una de las ideas más aceptadas es que quienes hablan del suicidio no tienen intención de cometerlo. Eso es incierto, ya que esas personas pueden estar buscando apoyo o ayuda. Otro error es creer que la mayoría de los suicidios suceden de modo repentino, sin una advertencia previa. Generalmente, antes de quitarse la vida, las personas dan señales de alerta que nunca deben subestimarse.

También es mentira que quien se suicida está decidido a morir. En realidad, no quiere morir, sino dejar de sufrir. Nadie que es feliz desea quitarse la vida. Tampoco es verdad que quien ha tenido pensamientos suicidas alguna vez no dejará de tenerlos. Ese tipo de ideas no son permanentes, por lo que un individuo con pensamientos suicidas e intentos previos puede tener una larga vida. Asimismo, es incierto que solo se suiciden las personas con trastornos mentales. Detrás de una conducta suicida hay una gran infelicidad, pero no necesariamente una enfermedad mental. Otro error común es creer que hablar del suicidio puede favorece que este se cometa; sin embargo, hablar de ello permite brindar a esa persona otras opciones y hacerle ver que no se encuentra sola con sus problemas.

Unas 130 personas fallecen por esa causa anualmente en Málaga, que tiene una tasa algo superior a la media andaluza y española

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud mental bajo el lema 'Aunemos esfuerzos para prevenir el suicidio'. En ese sentido, la Confederación Salud Mental España ha puesto en marcha la campaña 'Conecta con la vida', cuya finalidad es dar visibilidad al suicidio y evitar ese tipo de conductas. Cada año mueren por esa causa más de 3.600 personas en España. El Málaga, en 2017, se produjeron por ese motivo 130 fallecimientos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que la situó en la octava posición de España, con una tasa de 8,7 muertes por 100.000 habitantes, una cifra algo superior a la media andaluza y española. La Facultad de Psicología y Logopedia de la Universidad de Málaga (UMA) celebrará hoy, entre las 11.00 y las 13.00 horas, un acto que lleva por título 'Un abrazo a la vida'. Las personas que lo deseen colgarán las fotos de esos abrazos en las redes sociales para dar visibilidad al suicidio, explicaron a este periódicos las profesoras de esa facultad Berta Moreno Küstner y Yolanda Casado, que pertenecen al Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico.

La profesora Moreno Küstner dijo que los comportamientos suicidas no disminuyen, sino que van en aumento. Para hacer frente a esa grave situación, que se cobra unas 10 vidas diarias en España, es necesario poner en marcha planes de prevención en todas las comunidades autónomas. «El suicidio era antes un tema tabú, pero ahora hay que darle visibilidad para poder afrontarlo con más garantías», manifestó esta profesora de Psicología. Berta Moreno precisó que el 75 por ciento de los suicidas son hombres, pero paradójicamente los intentos de quitarse la vida son más frecuentes entre las mujeres. A juicio de esta psicóloga, es imprescindible tomar conciencia de la magnitud del suicidio como problema de salud pública mundial. Asimismo, incidió en que ofrecer una información veraz y correcta ayuda a prevenir ese tipo de conductas.

Medidas preventivas

Para intentar frenar este problema es fundamental desarrollar campañas destinadas a detectar de forma precoz las actitudes suicidas, en las que se haga hincapié en la disminución del estigma asociado al suicidio. Otro elemento clave es emplear un enfoque multidisciplinar para la prevención del suicidio con la participación no solo del sector de la salud, sino también de los de educación, empleo, bienestar social y justicia, entre otros. Igualmente, es importante llevar a cabo talleres específicos para prevenir la depresión en los centros educativos. También se aconseja, en caso de pasar por momentos difíciles, llamar al Teléfono de la Esperanza. Su número en Málaga es el 952 26 15 00 o a las emergencias del 112 o del 061.

El suicidio sigue siendo la principal causa de muerte no natural en España y provoca el doble de fallecimientos que los accidentes de tráfico. Además, es el principal motivo de óbitos en personas de 15 a 34 años. La tasa de suicidios de Andalucía fue de ocho por 100.000 habitantes en 2017 (año en que se quitaron la vida 692 personas en la comunidad andaluza), lo que representó el 19 por ciento del total nacional. Andalucía fue la región con mayor número de suicidios en términos absolutos. Granada, Málaga y Jaén fueron las provincias andaluzas con unas tasas más altas de suicidios. Se estima que por cada suicidio ejecutado hay 20 intentos. El apoyo familiar y social es un factor que protege contra los comportamientos suicidas.

'Razones para vivir' de la organización malagueña Justalegría

La organización malagueña Justalegría ha organizado un evento benéfico para dar visibilidad al suicidio y promocionar su programa 'Razones para vivir'. Este acto, que cuenta con el patrocinio de la Fundación Unicaja, se celebrará el sábado 26 de octubre, a partir de las 14.00 horas, en La Fábrica, situada en el Soho de Málaga. Habrá un cóctel solidario y se servirá cerveza artesanal, explicaron a este periódico fuentes de la organización Justalegría. El precio de las invitaciones para asistir a este acto solidario es de 45 euros. El evento será presentado por Rocío Rosón, que explicará los proyectos de esta organización y el trabajo de cooperación que se desarrolla en la República Dominicana.

Las entradas pueden adquirirse en Casa Bellota, Taberna Uvedoble, Clínica dental Gross, Farmacia Bellavista y en La Fábrica. Para más información, llamar al 951 28 61 81 o mandar un correo electrónico a info@justalegria.org, donde se facilitarán los datos que se pidan. El objetivo de este evento benéfico es prevenir el grave problema del suicidio. Justalegría da las gracias tanto a la Fundación unicaja como a las empresas que colaboran en el acto.