¿Qué fue de Lorena Bobbit?

Lorena Bobbit/
Lorena Bobbit

Veintidos después de cortale el pene a su marido, la mujer reaparece casada de nuevo y con una hija

ESTER REQUENA

Más de dos décadas después, pronunciar el nombre de Lorena Bobbit viene seguida de cierta sonrisilla al recordarlo. Ha pasado el tiempo pero en la conciencia colectiva sigue bastante viva la historia de una mujer que, tras ser violada por su marido, decidió cortarle su miembro con un cuchillo de cocina mientras dormía y luego tirarlo por la ventana de su coche al monte. Ahora, 22 años después, Lorena Bobbit ha regresado a televisión para recordar una curiosa situación de la que incluso se hizo una obra de teatro además de múltiples chistes.

El suceso dio la vuelta al mundo y no solo por lo doloroso del incidente para el público masculino.La revista 'People' lo tituló por aquel entonces como 'El corte que sintió el mundo entero'. Eso sí, John Wayne Bobbit no se quedó castrado ya que los servicios sanitarios localizaron el pene y lograron reimplantárselo. Para rematar la historia, él se hizo después actor de películas porno y se paseó por todas las televisiones para relatar su dolor y así pagar los 250.000 euros que costó la operación. Pero Lorena Bobbit solo cumplió 45 días de condena en un psiquiátrico (fue hallada "no culpable por incapacidad mental") tras probarse en el juicio que John Wayne era un hombre violento, alcohólico e infiel que incluso la obligó durante su matrimonio a abortar.

Lorena Bobbit ha reaparecido estos días mejor que nunca. Eso sí, ahora se llama Lorena Gallo, su apellido de soltera. Sin embargo, se ha vuelto a casar y ya tiene una hija de 10 años. "Entiendo que mi historia en realidad tenga su toque de humor, pero también nos debe recordar el problema de la violencia doméstica", explicó la mujer, quien puso en marcha su propia fundación para ayudar a mujeres e hijos víctimas de malos tratos hace unos años.

Atrás quedaron los tiempos en las que las feministas la apoyaban a las puertas de los juzgados con grandes tijeras en la mano. Ahora vive tranquila en Virginia (EE UU) con su marido, "todo un caballero, que me trata como me debe tratar y que siempre ha dormido tranquilo a mi lado", detalla con cierta sorna.

Con su ex no mantiene contacto desde su divorcio en 1995. John Wayne ha intentado en numerosas ocasiones hablar con ella, pero Lorena se mantiene firme en su postura de que no tienen nada que decirse. Dos décadas después de que su nombre diese la vuelta al mundo solo se queda con lo bueno que ha surgido de esta tragedia: su familia y su fundación.

 

Fotos

Vídeos