Kike Maíllo: «El rodaje de 'Toro' convertirá Málaga en un escenario de 'western'»

Kike Maíllo, ayer, en el hotel Málaga Palacio antes de su entrevista con el alcalde para presentarle el rodaje de 'Toro'. /
Kike Maíllo, ayer, en el hotel Málaga Palacio antes de su entrevista con el alcalde para presentarle el rodaje de 'Toro'.

El cineasta se instala en la capital para ultimar el rodaje a partir de enero de la película protagonizada por Mario Casas y Luis Tosar

FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Será un rodaje con pistolas, forajidos, caballos y, por supuesto, duelos. Aunque será un salvaje oeste muy particular, ya que los equinos relincharán desde los motores de los coches y el duelo será sobre todo interpretativo con los 'pistoleros' Mario Casas y Luis Tosar. El cineasta Kike Maíllo (Barcelona, 1975) revisita la épica del 'cowboy' en su nueva película con una historia de redención de dos hermanos que huyen del mal que les acecha. Comenzará a rodar el próximo enero y avisa que convertirá las calles de «Málaga en un escenario de 'western'».

Título: 'Toro'.

Reparto: Mario Casas, Luis Tosar y Claudia Vega.

Localizaciones: Málaga, Benalmádena, Torremolinos, Fuengirola, Almería y Galicia.

Fecha de rodaje: Enero 2015.

El cineasta, que sorprendió hace unos años con su impactante debut en la ciencia ficción, 'EVA' (2011), cambia por completo en su nuevo proyecto, aunque en declaraciones ayer a SUR explicó que el 'thriller' 'Toro' «conserva y amplia algo de ese tono de película del oeste que ya estaba en mi ópera prima». La cinta, que se rodará en Málaga y Almería, rendirá así un particular homenaje «a esta tierra de 'spaguetti-westerns'».

La mayor parte de la filmación se desarrollará en Málaga -cuatro semanas- y, precisamente ayer, el director Kike Maíllo acudió, junto a los productores Enrique López Lavigne y Antonio P. Pérez, a presentar la cinta al alcalde de la capital, Francisco de la Torre. El primer edil conoció así los detalles de esta producción que se dejará notar en las calles de Málaga y que también retratará algunos símbolos, como la Semana Santa o la pujante industria del turismo.

Precisamente, estas características del guión de 'Toro' han convertido la capital de la Costa del Sol en el escenario principal del filme, que también se rodará en localizaciones de la provincia, como Torremolinos, Benalmádena y Fuengirola. «Me fascina la arquitectura futurista y geométrica de muchas construcciones turísticas de Málaga, pero también me mueve inventarme la ciudad por lo que la película construirá un Frankenstein con trozos de esas localidades», explicó el cineasta que añadió que, en la ambientación, el filme «parte de lo urbano y cosmopolita para acabar en el desierto».

El título, 'Toro', es el apodo del personaje interpretado por Mario Casas, el joven que llegará a la ciudad para alterar la vida de su hermano mayor, integrado socialmente tras enterrar su oscuro pasado. «Tener a Mario y a Luis (Tosar) por primera vez juntos es como tocar una partitura con los mejores instrumentos», reconoció Maíllo que, en el caso de Casas, confesaba que «se está sacando de encima esos tópicos televisivos y se está viendo al grandísimo actor que es».

Persecución espectacular

Encantado con su pareja protagonista, la más cotizada del cine español, el director catalán todavía anda con el 'casting' de cofradías para una de las escenas del filme y no oculta que 'thriller' y Semana Santa son conceptos de compleja conjugación. También tiene sobre el papel una espectacular secuencia de persecución que recorrerá numerosas calles del centro de Málaga. «Usaremos el cauce seco del río Guadalmedina, atravesaremos el Soho, la zona portuaria, entraremos en el paseo marítimo y llegaremos hasta la playa», explicaba ayer el director.

Maíllo cuenta además con el apoyo de Málaga Film Office para la filmación, así como del Festival de Málaga Cine Español que organizará un preestreno de 'Toro' dentro de un año, ya que el filme se estrenará previsiblemente el próximo otoño. Eso sí, todavía queda el detalle de ver a Mario Casas rodando de nuevo en Málaga. Aquí debutó precisamente en el filme en el que Antonio Banderas apadrinó a toda una generación de actores: 'El camino de los ingleses'.