La Aduana, de calabozo de Sinatra a Museo de Málaga

El histórico edificio de Cortina del Muelle guarda diversas y jugosas anécdotas

La Aduana, de calabozo de Sinatra a Museo de Málaga
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

El histórico edificio de Cortina del Muelle guarda diversas y jugosas anécdotas. Recopilamos algunas de ellas:

'La Voz', detenido y multado con 25.000 pesetas

No volveré a este maldito país. Frank Sinatra estaba hecho una furia a la salida del calabozo de la comisaría de Málaga, que aquel septiembre de 1964 estaba instalada en el palacio de la Aduana. Sinatra acababa de llegar a la provincia para rodar en El Chorro la película 'El coronel von Ryan', pero un incidente con una actriz en el Hotel Pez Espada de Torremolinos acabó con la detención de ambos y una multa de 25.000 pesetas para cada uno. La Voz proclamó a los cuatro vientos que no tenía previsto regresar por estos lares.

noticia relacionada

Una cubierta con historia

Esta semana, la Junta de Andalucía ha recibido el traspaso de la Aduana por parte del Gobierno. La conversión del edificio en museo tiene su rasgo más ilustrativo en la nueva techumbre que corona el inmueble. La estructura plateada se inspira en la cubierta que ardió en 1922. Además, la cubierta encierra otra historia: cada una de sus más de 6.000 tejas reproduce un grabado del siglo XIX en el que aparece una vista de la ciudad con la propia silueta de la Aduana. La singularidad de la pieza ha llevado a su registro en la Oficina de Patentes y Marcas del Ministerio de Industria.

Más de cien obras del Museo del Prado

El Museo del Prado tiene su segunda casa en Málaga. No en vano, la Aduana alberga la mayor colección del país con obras en depósito procedentes de la pinacoteca madrileña.

En total, la lista ofrece 115 referencias: 114 pinturas y una escultura. Esa relación ha motivado que algunas de esas piezas se hayan restaurado en los talleres del Prado para regresar a Málaga con el esplendor perdido durante casi dos décadas de almacenaje. Son los casos de los impresionantes lienzos 'La bendición de los campos' (1887) de Salvador de Viniegra y Flevit super illam' (1892) de Enrique Simonet, ambos recuperados por los especialistas del Museo del Prado.

Casi 5.000 metros cuadrados 'nuevos'

La reforma de la Aduana para convertirla en museo ha cumplido siete años y casi 40 millones de euros. Tras ella, el edificio ha ganado casi cinco mil metros cuadrados. Así, la superficie útil pasa de 11.862 a 14.089 metros, mientras que la superficie construida llega hasta los 18.402 metros, frente a los 13.871 metros anteriores a la rehabilitación. Y otro dato: la Aduana cuenta con 4.787 metros para mostrar obras de arte.

La planta baja, una nueva plaza para la ciudad

El nuevo diseño del Museo de Málaga contempla la planta baja de la Aduana como una suerte de plaza abierta a la ciudad. Así, cualquiera podrá acceder al interior del edificio para visitar el patio interior, donde está prevista la instalación de una tienda y de una cafetería, así como de las salas de exposiciones temporales. Eso sí, para entrar a estas últimas habrá que pasar antes por taquilla.

19 años para convertirse en museo, 35 esperando a ser BIC

Dice el refrán que las cosas de palacio van despacio, pero en el caso del palacio de la Aduana la tardanza sube un par de peldaños. Si se cumplen los plazos dados por la Junta de Andalucía, el edificio abrirá sus puertas como Museo de Málaga este mismo año. Sus colecciones llevan 19 años almacenadas en busca de ese destino. Pero no es la espera más prolongada en el inmueble. El expediente para declararlo Bien de Interés Cultural (BIC) se abrió el 4 de julio de 1981...y aún no se ha resuelto.

 

Fotos

Vídeos