La pérgola, el elemento más impactante

La pérgola, el elemento más impactante
Migue Fernández

Formada por arcos de diferentes formas, la obra recrea las olas del mar y aporta sombra de día y luz artificial de noche

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Es el elemento más impactante del nuevo centro peatonal de Torremolinos. La enorme pérgola formada por arcos cóncavos y convexos, cuyas formas fueron trazadas por Salvador Moreno Peralta con el objetivo de recrear las olas del mar, aporta sombra de día y luz artificial de noche. Construida por la empresa Santa & Cole en aluminio gratado, ya se ha convertido en uno de los reclamos más fotografiados de la plaza, tanto que la escultura 'Los oficios', de Elena Laverón, que en principio iba a situarse frente a la casa de María Barrabino, ha sido finalmente ubicada al inicio de la pérgola para propiciar que ambas obras aparezcan en las imágenes tomadas por vecinos y turistas.

El trabajo conjunto entre el estudio de Moreno Peralta y Santa & Cole para Torremolinos supone también una patente. La empresa constructora ya planea comercializar la pérgola, por lo que ha remitido al arquitecto malagueño un contrato para la cesión de los derechos de autor. Su comercialización incluirá algunos cambios, como una dimensión más pequeña, de unos cinco por cinco metros, con 3,5 metros de altura.

El vicepresidente de Santa & Cole, José María Milá, explica que su empresa «ha quedado tan satisfecha» con el resultado que prevé que la pérgola forme parte de su catálogo «en caso de que el arquitecto y el Ayuntamiento den su permiso».Inicialmente estaba previsto que fuera tallada en madera, pero las dificultades de mantenimiento y la posibilidad de que se deteriorara pronto provocaron que finalmente se utilizara aluminio gratado y una estructura metálica, además de pintura sometida a calor «que resistirá las inclemencias del tiempo».

Desde la empresa constructora destacan «el juego poético» de la pérgola: «Durante el día protege de la luz solar y por la noche se enciende para ofrecer luz». Milá, que visitó la zona en diciembre, asegura estar «muy contento con el diseño, el trabajo realizado y con las opiniones que hemos recibido de los vecinos». Las obras se han prolongado durante más de un año, aunque la pérgola no fue instalada hasta diciembre. Pese a la apariencia de unidad, en realidad han sido fabricadas varias pérgolas que, con diferentes formas, han sido colocadas una tras otra para formar un paseo que ha transformado la zona.