La Mancomunidad devuelve la representación igualitaria a los once municipios de la Costa

La Mancomunidad devuelve la representación igualitaria a los once municipios de la Costa
Josele

El acuerdo firmado ayer entre todos los partidos que da la presidencia a José Antonio Mena (PP) incluye cambiar los estatutos del ente

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Ni vencedores ni vencidos. El acuerdo de gobierno firmado por los seis partidos con representación en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, que da la presidencia al Partido Popular, prevé la aprobación por consenso de unos nuevos estatutos que acabarán con la presencia de los ayuntamientos en el órgano de gobierno según al peso poblacional de cada uno. Se acaba de esa manera con la norma aprobada durante el periodo 2011-2015, que daba más vocales a los municipios con mayor número de habitantes y que fue impulsada en solitario por el Partido Popular. Esos estatutos, anulados posteriormente por una sentencia judicial y pendientes de la resolución definitiva del Tribunal Supremo, acabaron creando una crisis política por la oposición de los grupos de izquierda, mayoritarios en los municipios de menor población.

El acuerdo de gobierno, firmado hoy por los grupos y refrendado posteriormente en el pleno con la elección del popular José Antonio Mena como presidente de la Mancomunidad, prevé en su punto cuarto que en los nuevos estatutos se fijará que la asamblea estará compuesta por dos miembros por ayuntamiento, aunque a diferencia de lo que señalaba la norma original estos no serán elegidos por el pleno, sino aplicando la ley D'hont a los resultados de las elecciones municipales. Salvo resultado avasallador en los comicios, se garantiza de esa manera una representación plural en el gobierno.

Se trata del punto más relevante del acuerdo, que fija también un reparto de las inversiones del ente mancomunado según el cual habrá un 40 por ciento fijo y otro 60 por ciento variable en función de la población censada en cada municipio. A esto se añadirá una partida adicional para atender a las necesidades derivadas de las infraestructuras de mayor impacto gestionadas por la Mancomunidad. Se da respuesta de esta manera a un reclamo histórico del Ayuntamiento de Casares, gobernado por Izquierda Unida, en relación a la planta de transferencia, situada en su término municipal.

Aunque hoy todo eran buenas caras, lo cierto es que la conformación de este acuerdo entre los seis partidos (PP, PSOE, IU, Cs, Por Mi Pueblo y Compromiso Manilva) ha sido compleja, y entre medias han quedado en el camino algunas disputas internas en los partidos –especialmente en el PSOE– que no se han resuelto del todo. Al término de la firma del pacto, el presidente del PP provincial y consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, defendió que era un «buen día» para la Costa del sol en particular y para la política en general, ya que no solo se permitía así un gobierno de estabilidad para la Mancomunidad, sino que se daba un mensaje «muy potente» en cuanto al consenso. «Es lo que quieren los ciudadanos, que nos pongamos de acuerdo», sostuvo.

Este argumento fue repetido por el resto de portavoces presentes durante el acto de la firma, al que no asistió el representante de Por Mi Pueblo de Ojén a pesar de refrendarlo. El portavoz socialista en Marbella y en la Diputación, José Bernal, insistió en que un pacto de estas características se caía «por su propio peso», y una vez más puso como justificación al mismo la necesidad de establecer unos nuevos estatutos; un extremo en el que coincidió por con el coordinador de provincial de IU, Guzmán Ahumada, que calificó el pacto como una «cuestión de responsabilidad».

En cuanto al reparto de los cargos –y tal como ha venido adelantando SUR en estos últimos días– el presidente y vicepresidente primero recaerá en el PP (que también gestionará la dirección general de Acosol), mientras que el PSOE ostentará la vicepresidencia segunda y la Consejería Delegada de la empresa de aguas. IU podrá designar al vicepresidente tercero; mientras que Ciudadanos hará lo propio con una cuarta vicepresidencia.

A falta de confirmar el nombre del consejero delegado de Acosol y de su director general (que todo apunta que serán el abogado Carlos Cañavate y el edil marbellí Manuel Cardeña, respectivamente), el PSOE situará al alcalde de Mijas, Josele González, como vicepresidente; y al regidor de Benalmádena, Víctor Navas, como portavoz, dejando fuera así al sector crítico con el pacto global encabezado por los alcaldes de Ojén y Torremolinos.

Áreas de gobierno

PP. Presidencia, Inversiones y PIM; Playas, Medio Ambiente y Puntos Limpios; Buen Gobierno y Transparencia; y Régimen Interior y Hacienda. Vicepresidencia primera y Dirección general de Acosol

PSOE. Turismo; Formación; Concienciación; y Deporte. Consejería delegada de Acosol y Vicepresidencia segunda

IU. Residuos Solidos Urbanos; y la Oficina Técnica. Vicepresidencia tercera

Ciudadanos. Relaciones institucionales. Vicepresidencia cuarta.

Compromiso Manilva. Mediación, Integración y Extranjeros Residentes