Un fabricante veleño, en el Campeonato del Mundo de motos customizadas

Un fabricante veleño, en el Campeonato del Mundo de motos customizadas
Eugenio Cabezas

Francisco Alí Manén acude a la ciudad germana de Colonia del 3 al 7 de octubre con dos modelos para tratar de subir al podio

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El fabricante de motos veleño Francisco Alí Manén quiere consolidarse en la élite de la customización. Tras quedar quinto en la cita de 2016, del 3 al 7 de octubre competirá por segunda vez en el Mundial de esta especialidad, que tiene lugar en la ciudad germana de Colonia. Con su marca 'Lord Drake Kustoms' acude a la cita mundialista con dos modelos, algo de lo que sólo pueden presumir apenas media docena de los más de 100 constructores que se darán cita en la competición en tierras germanas, en el llamado AMD World ChampionShip Of Bikes Building.

En concreto, los diseños con los que acudirá serán los modelos 'Seventy', de color blanco, y 'Speedster', de color gris. En el primer caso, está hecha con una base de Harley Davidson Sportster y está inspirada en la temática de los coches clásicos de rally con publicidad 'Martini' y en las antiguas motos americanas 'Flat Track', según Alí Manén. «El resultado es una moto de aspecto de campo, con una mezcla de estilos conocidos como 'Scrambler', 'Street Tracker' y 'Flat Track'», detalla el fabricante de motos.

En cuanto a la 'Speedster', también está hecha con una base de una Harley Davidson Sportster y está inspirada en la marca de coches deportivos Porsche, de ahí su nombre 'Speedster', que es un modelo mítico de la marca alemana. «El resultado es una moto de carretera con aspecto 'racing' y de competición, con detalles de modelos clásicos y elementos más modernos de modelos actuales de la marca», detalla el fabricante de motos. Según explica el veleño, «la idea general era usar una misma base de moto para conseguir hacer dos totalmente diferentes en estilo y aspecto, totalmente contrarias, una de carretera y otra de campo, y con algo en común: las dos usan la temática de motos de competición y ambas están inspiradas en coches de rally y deportivos».

En la cita habrá más de 120 motocicletas, repartidas en cinco categorías llegadas de todo el planeta. En 2016 Alí Manén fue quinto con su Harley Davidson modificada, bautizada como 'Envy'. Además el pasado año se proclamó doble campeón de Europa en Suiza en dos categorías de Harley Davidson, Sportster y Big Twin, con lo que el veleño suma hasta la fecha tres campeonatos de Europa, otras tres subcampeonatos continentales y varios premios más de nivel internacional.

La prestigiosa revista japonesa del sector 'Club Harley Magazine' lo ha nombrado como uno de los diez mejores customizadores de Harleys con estilo 'Scrambler' del mundo en 2017. Además del reportaje que se publicó en la mencionada revista nipona, alguna de sus motos han aparecido en el catálogo anual con las mejores motocicletas de estilo 'Sportster' customizadas y que ellos mismos editan con el título de 'Club Harley Sportster Custoom Book'.

Francisco Alí Manen (Vélez-Málaga, 1975) fue escalador profesional, conquistando cimas en cordilleras de todo el mundo como los Alpes, los Andes y el Himalaya y tuvo una empresa de trabajos verticales. Sin embargo, desde 2008 está dedicado por completo a lo que, hasta entonces, no era más que una afición para él, diseñar motos a medida. En esta década este fabricante veleño ha conseguido situarse en la élite mundial de la customización, una corriente nacida en EE UU hace más de cuatro décadas, y que está expandiéndose con fuerza por todo el mundo. De hecho, ha customizado ya cerca de un centenar de modelos.

Desde 2013, Alí Manén mantiene abierto un taller en su ciudad natal, tras pasar cinco años viviendo y trabajando en Miami. «Al principio de empezar con la customización viajaba un par de meses al año a EE UU, pero en 2008 me surgió la oportunidad de quedarme allí a trabajar y no me lo pensé, y me llevé a la familia», explica. «Los programas de televisión de customización llevan muchos años emitiéndose con éxito en EE UU, aquí en España no han llegado aún a las grandes cadenas, aunque desde hace tiempo la gente los ve por el satélite, las plataformas digitales y por Internet, en canales como el Discovery», comenta este emprendedor malagueño, quien explica que sus diseños tienen precios que van desde 15.000 euros hasta 120.000 euros, «pero hay motos que pueden costar más de 200.000 euros», aclara.

Los clientes que compran sus diseños, bautizados como Lord Drake Custom, la marca que creó en 2008, son, en su práctica, totalidad extranjeros, fundamentalmente norteamericanos, británicos, alemanes y de países árabes. «He vendido muy pocas motos en la provincia», dice. En su nómina de clientes hay nombres de famosos de todos los ámbitos, incluyendo estrellas de la música como el gaditano Alejandro Sanz, Adam Levine y James Valentine (Maroon 5), Tom Kaulitz (Tokio Hotel), Axel Sjöberg (Graveyard), Jorge Flo (Factor X), Ignacio Vega o Antonio Carmona.

 

Fotos

Vídeos