Diez escapadas para disfrutar del invierno en Málaga

Vista de la Maroma desde La Viñuela.
Vista de la Maroma desde La Viñuela.
  • La estación más fría del año es propicia para disfrutar de numerosos enclaves de nuestra provincia

En los primeros tres meses del año, debido a las circunstancias propias del invierno, en cada comarca hay un lugar para escaparse, ya sea para disfrutar de paisajes con nieve (si la hay), del colorido de sus valles o de algún que otro refugio natural.

1. Las cimas de Málaga

Los meses invernales son los más propicios para ver las dos grandes cotas de la provincia nevadas. Tanto La Maroma en la Axarquía como (La) Torrecilla en la Sierra de las Nieves pueden aparecer nevadas si las condiciones climatológicas son las que deben ser en inviernos. Para muchos subir hasta ellas es una gran tentación, pero no siempre se tienen las condiciones físicas y experiencia para ello. Para disfrutar de la nieve, a veces no es necesario llegar hasta estas cumbres. Puede ser igualmente atractivo hacer algunas rutas de senderismo por sus laderas, siempre y cuando se tengan las precauciones mínimas. Así, una ruta por el pinsapar de Yunquera o la subida hasta la Rábita son buenas opciones para aproximarse a la nieve.

Ubicación:

La Maroma en Google Maps

Torrecilla: Más información aquí

Rutas de senderismo por la zona

Subida al Tajo de la Caína: todos los detalles aquí

Subida a La Rábita: todos los detalles aquí

2. El Torcal de Antequera.

Este conjunto kárstico, protegido como paraje natural, es una de las joyas geológicas de Andalucía. En invierno las temperaturas son más extremas, pero pueden tener su recompensa en forma de nieve. Cuando un manto blanco cae sobra sus erosionadas rocas, el paisaje es de una gran belleza. Eso sí, habrá que tener en cuenta que esta estampa es efímera y que el paso a vehículos se cortará en el acceso situado en la carretera que une a Antequera con Villanueva de la Concepción. Tocará subir a pie por la carretera o por un itinerario senderista que discurre en paralelo.

Ubicación en Google Maps

Rutas de senderismo por la zona

Subida al Torcal Alto: todos los detalles aquí

Ruta Amarilla: todos los detalles aquí

3. Cuevas prehistóricas

Ante un invierno frío, hay muchos que pueden optar por entrar en los refugios de los primeros pobladores. En este sentido, la provincia de Málaga es una privilegiada por la existencia de importantes grutas visitables. Además de la conocida Cueva de Nerja, en la costa axárquica sobresale especialmente la del Tesoro, una gruta de origen marino que está situado junto al Parque Arqueológico del Mediterráneo, en Rincón de la Victoria. No muy lejos de allí aguardan las cavidades del yacimiento de La Araña (Málaga). En el interior, hay dos opciones muy interesantes para conocer el arte rupestre. Por un lado, en Benaoján se encuentra la Cueva de la Pileta, conocida como la ‘Altamira’ de Andalucía, mientras que en Ardales se encuentra la gruta que lleva el nombre del pueblo. Allí, se podrá ver una amplia variedad de pinturas rupestres del Paleolítico. Eso sí, será necesario reservar la visita con antelación.

Ubicación:

Cueva de Ardales en Google Maps

Cueva de la Pileta en Google Maps

Cueva del Tesoro en Google Maps

Cueva de Nerja en Google Maps

Complejo Humo-La Araña en Google Maps

4. Los Pirineos del Sur

Cualquiera de los caminos que conduce hasta el pueblo de Alfarnatejo muestra un paisaje de grandes roquedales calizos, con cavidades y escondrijos ocasionales para algunos de los bandoleros que merodeaban en este enclave tan bello como escarpado. Tan sólo el casco urbano se encuentra en torno a los 900 metros de altura. El conjunto de tajos calizos, el verdor de la vegetación durante esta época del año y las sinuosas carreteras de este territorio lo hacen merecedor de su apelativo turístico más famoso: Los Pirineos del Sur. Merece la pena también conocer su bosque de olivos monumentales, situado cerca del cortijo rural Pulgarín Bajo.

Ubicación en Google Maps

5. Los Alcornocales

Este parque natural, considerado como el pulmón verde de Andalucía por su densa arboleda, tiene parte de su territorio en el pueblo malagueño de Cortes de la Frontera. Existen varias rutas senderista para conocer este gran bosque del sur peninsular, aunque también se puede optar por un agradable paseo por el entorno de La Sauceda, un antiguo núcleo de población que hoy es uno de los alojamientos rurales más bonitos del país. En cualquier caso, conviene informarse de las distintas opciones en el centro de visitantes de Cortes de la Frontera.

Ubicación:

La Sauceda en Google Maps

Centro de Visitantes de Cortes de la Frontera en Google Maps

6. El entorno del Caminito del Rey

Aunque la pasarela que discurre por el Desfiladero de los Gaitanes es un gran reclamo turístico en cualquier época del año, no debe eclipsar las distintas posibilidades turísticas que tiene su entorno. De hecho, como complemento a una ruta por el Caminito del Rey, se pueden conocer enclaves históricos tan singulares como las Necrópolis de las Aguilillas, las ruinas de Bobastro o la ermita de la Virgen de Villaverde, entre otros. Además, existen varios miradores de interés en el entorno o incluso algunas rutas de senderismo que se pueden disfrutar especialmente en los días de invierno.

Ubicación:

Bobastro en Google Maps

Necrópolis de las Aguilillas en Google Maps

Rutas de senderismo por la zona

Sendero del Gaitanejo: todos los detalles aquí

7. Comares

Este pueblo malagueño, conocido con el lema turístico del Balcón de la Axarquía, ofrece unas de las mejores vistas de la comarca durante los días de invierno. Gracias a su ubicación en una gran peña sobre unos 700 metros de altitud, divisa no sólo buena parte de los pueblos axárquicos sino también otros hitos importantes como la franja litoral mediterránea o la cumbre de Sierra Tejeda, el pico de La Maroma, que suele estar blanqueado por la nieve durante el invierno. Además de sus panorámicas, Comares recompensa al visitante con un bonito recorrido por sus calles angostas y con muchas propuestas para realizar en el entorno, como distintas modalidades de turismo activo (senderismo, escalada o vía ferrata) e incluso paseos en burro para los más pequeños.

Ubicación en Google Maps

Rutas de senderismo por la zona

Ruta de las Fuentes (Comares): todos los detalles aquí

8. Ruta de los Almendros

El colorido del invierno malagueño gira en torno a la floración del almendro. Entre los meses de enero y febrero existen numerosos rincones de la provincia que se llenan de tonalidades blancas y rosáceas gracias a este árbol, que forma parte fundamental de paisaje andaluz. Existen muchas posibilidades para disfrutar de este color. Así, las más accesibles son las que se encuentran en el entorno de pueblos que conforman una auténtica Ruta del Almendro, como son Casabermeja, Arenas, Ardales, Carratraca, Almogía, Periana o Guaro. Este último pueblo de la Sierra de las Nieves celebra en los últimos días de enero una jornada muy especial en torno al paisaje de los almendros en flor.

Ubicación:

Casabermeja en Google Maps

Arenas en Google Maps

Guaro en Google Maps

Rutas de senderismo por la zona

De Casabermeja a Los Montes: todos los detalles aquí

9. Pantano de La Viñuela

En torno al mayor pantano de la provincia de Málaga, hay muchas posibilidades para disfrutar de paisajes invernales. De hecho, cerca de este gran embalse, en la aldea viñolera de Los Romanes, se puede tener una de las mejores vistas en esta época del año. Se trata de la imagen en la que se ven al mismo tiempo la cima nevada de La Maroma y las aguas de este gran lago de la Axarquía. Además, en el entorno se pueden realizar algunas rutas senderistas, pasear por sus orillas o degustar los platos típicos de la zona en algunos de sus restaurantes y ventas.

Ubicación en Google Maps

Rutas de senderismo por la zona

Camino de la Fuente: todos los detalles aquí

10. Cañete La Real

El invierno malagueño no es gris. Eso se demuestra en cualquier visita que se haga en esta estación del año por el pueblo de Cañete La Real. Desde su ubicación privilegiada se puede ver en estos días el colorido paisaje agrícola de la vega del Guadalteba, donde predominan cultivos de cereales. El conjunto se antoja como un verdadero ‘collage’ de tonalidades verdes y ocres que no dejará indiferente a nadie. Para disfrutar de estas vistas hay varias opciones. Entre ellas, las que se tienen desde el castillo de Hins Canit, dentro del pueblo, o la del balcón natural situado junto al cementerio, en la entrada de la villa.

Ubicación en Google Maps

OTROS ENLACES DE INTERÉS:

-10 paisajes donde perderse en Málaga este otoño

-16 sitios de comida buena, boniya y barata en la provincia de Málaga

-12 rutas para hacer senderismo con niños

-10 establecimientos en Málaga en los que comerse un buen plato de los montes

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate