Profesores interinos convocan dos semanas de huelga contra la inestabilidad laboral

Asamblea de profesores interinos celebrada esta semana en Antequera. /SUR
Asamblea de profesores interinos celebrada esta semana en Antequera. / SUR

CGT, Ustea, Docentes por la Pública y Marea Verde apoyan la movilización, que rechazan los sindicatos mayoritarios

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Profesores interinos de la enseñanza han sido convocados a una huelga desde este lunes y hasta el próximo día 23, víspera de Semana Santa. Reivindican, entre otras cuestiones, estabilidad en sus empleos y que, como ha sucedido en ocasiones anteriores, se acuerden medidas excepcionales que permitan el acceso a la función pública por concurso de méritos en el que prime la experiencia o años de servicio. Es decir, rechazan el proceso de concurso-oposición acordado este año por el Ministerio de Educación y los sindicatos mayoritarios que, en su opinión, es «un ere encubierto», indicó el portavoz del comité de huelga, Fernando Banda del Yerro, profesor en el IES Monterroso de Estepona.

Este pasado miércoles se celebró una asamblea en Antequera, de la que salió esta convocatoria de huelga así como manifestaciones para este lunes en Sevilla y el viernes 16 en Málaga. En esta asamblea se puso de manifiesto que el colectivo del profesorado interino «está decidido a llegar hasta el final en su lucha por un trabajo estable que redunde en la estabilidad de los equipos docentes, en beneficio del alumnado y la calidad de la enseñanza pública andaluza», según el portavoz del comité de huelga.

A la huelga se ha invitado también a los funcionarios. Coincidiendo estas jornadas con el final de trimestre, las evaluaciones previas a las vacaciones de Semana Santa pueden verse afectadas. Comentan los convocantes que ante el anuncio de la huelga, son ya muchos los centros que están empezando a solicitar el aplazamiento de las evaluaciones para después de Semana Santa.

En algunos centros se ha solicitado el aplazamiento de las evaluaciones para después de Semana Santa, aseguran los convocantes

Bajo el lema ‘Quienes están se quedan’, reclaman a la Consejería de Educación la apertura de un proceso de negociación que haga posible un acuerdo de estabilidad permanente para el acceso para todo el profesor interino andaluz «que permita que quienes están se queden», así como la equiparación laboral del profesorado interino con el funcionario. Otra de las peticiones se refiere al colectivo de opositores de 2017 que quedaron excluidos de los exámenes por fallos en la plataforma informática de la Junta en el proceso telemático. También dirigen sus peticiones al Ministerio de Educación. En concreto, le reclaman que diseñe un sistema de acceso a la función pública por concurso de méritos para el profesorado interino en el que prime la experiencia.

El objetivo de la movilización es, en definitiva, negociar con el Ministerio y la Consejería de Educación «un plan de estabilidad creíble, un sistema de acceso justo, así como la derogación de los decretos de recortes en educación y un aumento de la financiación de la enseñanza pública». Respecto al actual sistema de concurso-oposición, Fernando Banda del Yerro considera que se trata de «un ere encubierto, pues la experiencia de los interinos no cuenta si no se aprueba el primer examen». Asegura que en otras comunidades se guarda la nota de oposiciones anteriores, lo que no sucede en Andalucía. «Si suspendes, puedes ir a la calle, la experiencia solo suma si se aprueba». Esta situación de «excepcionalidad», con más del 20 por ciento de interinos en Andalucía, «ha sido creada por la política de recortes del Gobierno, que debe dar una solución excepcional a una situación extraordinaria». Por esto su petición de que, como en ocasiones anteriores, se adopten medidas específicas para la estabilización del empleo de este colectivo.

Ilegal y perjudicial

Los sindicatos mayoritarios no apoyan estas movilizaciones. Han negociado con el Ministerio de Educación el plan de estabilidad, que ha permitido la convocatoria este año de más de 5.400 plazas en Andalucía, 3.000 de ellas gracias a este plan extraordinario. Recuerdan que sería inconstitucional cualquier otro tipo de acceso diferente al concurso-oposición, como oposiciones restringidas o el acceso directo sin ninguna prueba. Comisiones Obreras, UGT, ANPE y CSIF coinciden en reclamar al Gobierno que la experiencia docente puntúe el máximo posible, y que los exámenes no sean eliminatorios, como ya sucedió de manera extraordinaria en ocasiones anteriores. Pero insisten en que un acceso diferenciado, además de ilegal por la abundante jurisprudencia existente, sería perjudicial para los propios interinos, puesto que en todo caso habría que dejar plazas para el acceso libre.

Por la experiencia de años anteriores, casi el 80 por ciento de las plazas de las oposiciones las consiguen interinos con tiempo de servicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos