Diario Sur

Juanma Liceras, Enrique Celma, de Intel, e Ismael Medina.
Juanma Liceras, Enrique Celma, de Intel, e Ismael Medina. / SUR

El videojuego educativo desarrollado en Málaga, premiado en la feria SIMO

  • TeachLabs comenzará su comercialización el próximo curso, pero anticipa una versión gratuita a principios de año

El paso de la empresa malagueña TeachLabs por la feria SIMO Educación, el salón de tecnología para la enseñanza, ha dado sus frutos. El videojuego con animación 3D que desarrolla el contenido completo de una asignatura ha sido reconocido con el premio Intel al proyecto más tecnológico. El director ejecutivo de TeachLabs, Juanma Liceras, aseguró que este premio ha supuesto «un reconocimiento a nivel nacional» de este trabajo desarrollado desde Málaga, dentro del ámbito de la innovación educativa y las nuevas tecnologías. «Para una empresa joven como la nuestra supone un gran aliciente y una fuerte motivación para seguir adelante en nuestros desarrollos de I+D en tecnología aplicada a la educación», señaló desde Madrid, donde parte del equipo de TeachLabs seguía ayer. El premio supone también abrir nuevas puertas. De hecho, y dada la aceptación que ha tenido en la feria, comenzará a comercializarlo en el próximo curso escolar. «Nuestra intención es anticipar una versión 'demo' (algunos temas de la asignatura de Matemáticas de primero de Secundaria) a principios de 2017, que podrá ser descargada gratuitamente en las principales tiendas de 'apps'».

SIMO es la mayor feria nacional dedicada a la tecnología y a la innovación educativa. Por esto, la oferta es muy amplia, pero el videojuego desarrollado en Málaga ha suscitado un gran interés por parte de centros educativos, empresas del sector y editoriales, según explicó el director ejecutivo de TeachLabs. «La demanda del mismo por parte de educadores y padres ha sido enorme, y el interés por probar el videojuego en nuestro stand así lo corrobora», aseguró. Además, dijo que han recibido «un aluvión» de solicitudes a través de su web (www.teachlabs.com) interesándose por conocer y testear el producto.

Cada asignatura tendrá su propio videojuego. Al tiempo que el estudiante juega, el profesor puede controlar toda su actividad y también enviarle trabajos complementarios. El videojuego es multidispositivo, y se distribuirá para tabletas pero con posibilidad de adaptarlo a móviles y a ordenadores.