Diario Sur

Málaga atrae grandes proyectos con inversiones millonarias

Recreación del rascacielos previsto en el Dique de Levante del puerto de Málaga.
Recreación del rascacielos previsto en el Dique de Levante del puerto de Málaga. / Sur
  • Los fondos internacionales vuelven la vista a la Costa del Sol , con proyectos para hoteles de lujo en Málaga y Marbella y un nuevo centro comercial en Torremolinos

  • Sólo los tres proyectos que están avanzados supondrán mil millones de euros de inversión

Pasados los años más duros de la crisis, y con algunos de los principales destinos turísticos competidores del Mediterráneo sumidos en una fuerte inestabilidad política (cuando no directamente en guerra), la Costa del Sol emerge como uno de los lugares más seguros y apetecibles para que grandes grupos inversores internacionales lleven a cabo sus proyectos turísticos. En los últimos meses se han ido sumando las propuestas, y entre muchas otras ideas que todavía no han cuajado, aparecen tres que ya tienen forma y cifras concretas. Así ocurre con el hotel de cinco estrellas Gran Lujo previsto en el puerto de Málaga; un resort de la misma categoría en las dunas de Real Zaragoza, en Marbella; y un gran centro comercial en Torremolinos. En todos los casos, la inversión prevista será superior a los cien millones de euros.

Esta semana se ha presentado el rascacielos de 135 metros de altura (35 plantas)que se pretende construir en la plataforma del Dique de Levante, entre la estación marítima de cruceros y el puerto deportivo del Club Mediterráneo, y que se convertirá en el nuevo icono visual de la panorámica marítima de la ciudad. El proyecto ha sido elaborado por el estudio del arquitecto José Seguí por encargo del grupo promotor y constructor Al Bidda, de Catar y fue la elegida en el concurso público abierto meses atrás por la Autoridad Portuaria, con el beneplácito del Ayuntamiento de Málaga. Se llamará Hotel-Suites Málaga Port e incluirá 352 habitaciones de entre uno y tres dormitorios, todas ellas con vistas al mar y a la ciudad (de 300 a 600 euros la noche). La inversión inicialmente prevista asciende a unos 120 millones.

El edificio consta de un basamento y de una torre que, en conjunto, alcanza las 35 plantas. En la parte baja se distribuyen los accesos al hotel y la mayoría de los servicios y de los usos complementarios y de ocio. Así, junto al vestíbulo, se abren el comedor para desayunos; un salón de eventos (650 plazas) y una zona ajardinada con una gran piscina de tipo «infinity» (sin bordillos). También habrá un auditorio, especialmente enfocado a la celebración de congresos (550 espectadores); un área comercial con tiendas y restaurantes y, si prospera a nivel administrativo, también un casino. Ya en la torre, en la última planta se ha dibujado un restaurante de alto nivel, con vistas panorámicas; así como un bar y un centro de salud y belleza. Bajo todo el conjunto se abrirá un aparcamiento subterráneo (485 plazas).

El lujo apuesta por Marbella

En Marbella, una plaza que mantiene su atractivo para los inversores pese al encorsetamiento que ha supuesto la anulación del PGOU de 2010 y la obligación de someterse al de 1986, el grupo inversor con sede en Hong Kong Platinum Estates acaba de anunciar la próxima construcción de un hotel de cinco estrellas gran lujo en una de las zonas del término municipal de mayor riqueza ecológica, las dunas de Real Zaragoza. El proyecto supondrá una inversión total de 300 millones de euros, cantidad que incluye los 50 millones ya destinados a la compra del suelo –operación que se cerró a finales del año pasado– y las obras de infraestructura que la sociedad deberá acometer en la ciudad, entre las que se incluyen un enlace en la A-7, el acceso a la playa y la protección de las dunas mediante una actuación que dará lugar a la creación de una playa de más de 150 metros de profundidad sobre una franja litoral de unos 450 metros.

El proyecto, presentado la semana pasada en el Ayuntamiento con el aval de la asociación Pro-Dunas –colectivo ciudadano que consiguió que todo el paraje de las dunas situadas al Este del término municipal fueran declaradas reserva ecológica– consiste en la construcción de un hotel con capacidad de 600 camas que en principio estarían distribuidas entre 200 habitaciones y cerca de un centenar de villas. La peculiaridad de esta iniciativa, en una ciudad que con cinco hoteles de cinco estrellas (tres de ellos Gran Lujo) supone la mayor concentración en Andalucía de establecimientos de la máxima categoría, consiste en que supondrá la llegada a la Costa del Sol de una cadena de lujo de primer nivel internacional, lo que acabaría con un déficit histórico del sector turístico en la provincia. El contrato entre esta cadena y la sociedad inversora ya se ha firmado, y de hecho será el grupo hotelero el que asumirá la dirección de la construcción del hotel, aunque la identidad no se revelará hasta noviembre, cuando la propia cadena realice el anuncio en la World Travel Market de Londres.

El hotel estará situado en primera línea de playa en la zona dunar de Real Zaragoza y el proyecto en su conjunto afectará a un total de 151.000 metros cuadrados de suelo en primera línea de playa y se estima que dará lugar a la creación de un millar de puestos de trabajo. Se edificará sólo un 35% de la superficie, ya que el total destinado al complejo hotelero es de 53.176 metros cuadrados. El resto se dividirá entre zonas verdes (54.000 metros cuadrados), servicios y viales (27.000 metros cuadrados) y equipamientos (19.000 metros cuadrados). El uso del suelo se ajusta al PGOU de 1986, en vigor actualmente en Marbella, y la empresa pretende que para el verano próximo puedan iniciarse las obras, que deberían estar concluidas en aproximadamente dos años. Si todo marcha según lo previsto el hotel podría abrir en el verano de 2019.

El despegue de Torremolinos

La aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Torremolinos, que la Junta de Andalucía podría hacer pública en las próximas semanas, incluye la construcción de un parque comercial y de ocio por parte de la sociedad promotora Intu Costa del Sol. El convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la firma británica recoge que el complejo se extenderá sobre una superficie de 54.750 metros cuadrados, al norte del Palacio de Congresos. Desde Intu aseguran que se trata de la inversión más importante en la historia del municipio costasoleño. Se puede añadir que será una de las más abultadas con fondos 100% privados en las últimas décadas en la provincia.

Intu prevé una inversión directa de 650 millones de euros, a lo que habría que sumar un desembolso indirecto cercano a los 550 millones de euros por parte de los operadores, según consta en las estimaciones de la firma británica. Este parque de ocio, que dispondrá de una noria gigante, tiendas, restaurantes, zonas de paseo, una pista de esquí y una piscina de olas para hacer surf, entre otros reclamos, permitirá crear 4.000 empleos directos y otros 3.000 indirectos durante la fase de obra y tras la apertura.

Sólo en concepto de licencias, y siempre según las previsiones de la empresa, el Ayuntamiento de Torremolinos ingresará quince millones de euros, una cantidad equivalente al 15% del presupuesto municipal anual. Aello, se añade una contraprestación económica en concepto de plusvalías para las arcas municipales de 996.574 euros; más una contribución de 300.000 euros que será destinada a la dotación de infraestructuras en la Cañada de los Cardos.

Como se puede ver, la Costa del Sol está en el foco de los inversores internacionales, y ya sólo falta que los proyectos comiencen a fructificar.