Los Urban Sketchers dibujan la realidad de Málaga

Muchos de los dibujos realizados fueron donados a la ONG malagueña de ayuda al inmigrante.
Muchos de los dibujos realizados fueron donados a la ONG malagueña de ayuda al inmigrante. / Sur
  • Ciudadanos anónimos aficionados al trazo se citan a través de las redes sociales para ilustrar juntos distintos escenarios de la capital

Dibujar no tiene por qué ser un acto solitario. Lo saben bien los Urban Sketchers, un colectivo de artistas en todo el mundo que se citan a través de las redes sociales para dibujar juntos la realidad. Su lema es «el mundo, dibujo a dibujo». Algunos son profesionales del ámbito artístico o de la ilustración. Otros, aficionados autodidactas. Cada uno aporta su propia técnica y, sobre todo, una visión personal de paisajes, edificios, ciudades o gentes. Pero simple el acto de dibujar con otros aficionados se convierte también en una buena excusa para intercambio de conocimientos y vivencias.

Los Urban Sketchers también tienen representación en Málaga, donde desde hace cinco años cuentan con un grupo en Facebook con casi 1.500 seguidores. Más de una treintena de artistas organizan casi semanalmente encuentros en distintos escenarios de la ciudad para poner en práctica su arte. Ya han dibujado el metro, el Museo Automovilístico, el entorno del Monte Gibralfaro o el Jardín Botánico de la Concepción.

Un juego de niños

La última cita fue hace solo unos días en el Colegio Prácticas Número 1 de la capital, con la invitación de Málaga Acoge. Los artistas acudieron a uno de los talleres para niños que organiza la ONG de apoyo a los inmigrantes dentro del programa CaixaProInfancia, de la Obra Social de La Caixa.

El Área de Educación del organismo sin ánimo de lucro estrenaba una nueva actividad en la que dar a conocer a los niños las canciones, bailes populares y tradiciones de distintos países del mundo, poniendo en valor sus raíces. En esta ocasión, África fue la protagonista. Y mientras los pequeños aprendían a través de los juegos, una quincena de personas les observaban lápiz y cuaderno en mano, tratando de captar el momento en un papel en blanco. Una ocasión única para estos artistas para reflexionar sobre la infancia y la inmigración.

Así lo explica Patrizia Torres, coordinadora de Urban Sketchers Málaga. «Málaga Acoge nos invitó y acudimos encantados porque nos encanta tener cualquier excusa para dibujar, pero más aún cuando existe un trasfondo social», señala Patrizia, quien ya colaboró con la ONG en la iniciativa Artistas Acoge.

Los dibujantes tuvieron unos modelos de excepción que al mismo tiempo pusieron a prueba su destreza para dibujar figuras humanas en movimiento. «Fue muy divertido porque ellos estaban allí jugando, haciéndose trencitas, cantando, venían a ver lo que estábamos pintando... No paraban ni un segundo, y eso también supone una dificultad añadida», señala esta artista aficionada, que trabaja como tripulante de cabina de pasajeros, pero que siempre ha dibujado. Muchos de los participantes cedieron sus dibujos a Málaga Acoge,

El objetivo de estos artistas, según aparece en el manifiesto del grupo en Facebook, es dibujar «en directo» para contar la historia del entorno, de los lugares donde viven y donde viajan, siendo fieles a las escenas que presencian y ayudándose mutuamente unos a otros. Por último, dan difusión a sus creaciones a través de Internet.