Culmina la primera fase de las obras del convento de San Andrés

Imagen de una de las mejoras realizadas en el edificio. /Francis Silva
Imagen de una de las mejoras realizadas en el edificio. / Francis Silva

La rehabilitación, cuya segunda etapa concluirá en un año y medio, ha sido cofinanciada entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Málaga

EUROPA PRESS

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, han visitado este viernes las obras finalizadas correspondientes a la primera fase de rehabilitación del convento de San Andrés. En cuanto a la segunda fase, De la Torre ha asegurado que terminará "en poco más de año y medio".

La finalidad de estas actuaciones es recuperar este histórico emplazamiento que data del siglo XVI y con ello "la memoria del general Torrijos y de todos los que lo acompañaron en el ajusticiamiento de la playa de la Misericordia", ha apuntado Briones, incidiendo en que "es aquí y ahora el momento en el que se puede subrayar la importancia de la memoria de Torrijos para el bien de la libertad de este país y de todo Occidente"

Durante esta primera fase se ha recuperado el Refectorium, donde estuvo encarcelado Torrijos, como sala expositiva para el área de Cultura que, a su vez, lo destinará en cooperación con la Asociación Torrijos a Centro de Interpretación Histórico dedicado a la memoria del general. Esta cuenta con una superficie de 238,20 metros cuadrados y está formada por una sala abovedada, un vestíbulo y aseos.

También se ha renovado un edificio existente de planta baja, más dos plantas para la Fundación del Carnaval, de 286,95 metros cuadrados, así como la plaza creada entre ambos edificios de 250 metros cuadrados.

El presupuesto total de esta primera fase, ejecutada por la empresa malagueña Hermanos Campano, ha ascendido a 1.143.160 euros. Del cual, 658.726,06 euros ha sido subvencionado por el Ministerio de Fomento con cargo al 1,5 por ciento cultural, y el resto, 484.442,41 euros, ha sido sufragado por el Ayuntamiento de Málaga. Así, Briones ha valorado el "esfuerzo presupuestario" realizado por el Gobierno central y el Consistorio destacando la "importancia" del mismo y de tener "las ideas claras para seguir recuperando el patrimonio a través de este tipo de financiación".

Por su parte, De la Torre ha manifestado su "compromiso de seguir impulsando las tareas de recuperación del patrimonio histórico y artístico de nuestra ciudad". El edificio, que va a tener un uso cultural y social, es una apuesta del Consistorio, ha establecido, por recuperar este "enclave del patrimonio" de Málaga y convertirlo en "un equipamiento de uso ciudadano y cultural, y destinado a acciones sociales".

Sus espacios diáfanos, zonas verdes y estar al aire libre, ha explicado el alcalde va a posibilitar la dinamización del barrio. Además, se reconstruyen sus muros y cubiertas con técnicas antiguas con la idea de que se parezca lo más posible al que pudo ser su estado primigenio, teniendo como referencia la Iglesia del Carmen, a la espalda del convento y que formaba una unidad con él.

Segunda fase

En la segunda fase, que según el regidor malagueño estará culminada en poco más de un año y medio, está prevista la recuperación del resto del conjunto histórico del edificio así como del patio del inmueble.

Concretamente, contempla la ubicación de la biblioteca 'Jorge Guillén', otro espacio para la Cofradía del Carmen, un salón de actos, otras salas y usos comunes, así como un patio; lo que supone una superficie total construida de 2.335,60 metros cuadrados.

La redacción de esta segunda fase de la rehabilitación ha sido adjudicada al arquitecto Demófilo Peláez, cuyos proyectos básico y de ejecución ya están elaborados, y se han dado traslado a la delegación provincial de Cultura para recabar su informe favorable.

Francis Silva

En cuanto a la inversión estimada para el desarrollo de este proyecto asciende a 3.250.577 euros. En esta segunda fase también se ha obtenido una ayuda de 1.950.346,28 euros por parte del Programa 1,5 por ciento cultural. El resto, 1.300.230,72 euros, será sufragado por el Ayuntamiento.

La inversión total del Estado en la rehabilitación del convento de San Andrés asciende, por tanto, a 2.609.072,34 millones de euros. El subdelegado del Gobierno ha explicado que, con cargo al 1,5 por ciento cultural, el Gobierno destinará a la provincia de Málaga más de tres millones de euros, como consecuencia de la convocatoria publicada en julio de 2017 por la Comisión Mixta del 1,5 por ciento cultural integrada por los ministerios de Fomento y de Educación, Cultura y Deporte.

Por otro lado, además de 1.950.346,28 euros para la segunda fase del convento de San Andrés en Málaga capital, que supone el 60 por ciento de la financiación total de la actuación, se ha dotado con 739.347,61 euros, el 75 por ciento del presupuesto total de la actuación, al proyecto de consolidación y puesta en valor de la villa romana de La Estación, en el municipio malagueño de Antequera.

En este sentido, Fomento aporta 195.759,62 euros, el 60 por ciento del presupuesto, a la restauración y accesibilidad de las torres vigías Nueva y Calaburras, en Mijas; y 158.647,71 euros a la rehabilitación y conservación de la torre del Pimentel en Torremolinos, lo que supone el 70 por ciento de la financiación total.

El principal objetivo del programa del 1,5 por ciento cultural "es recuperar y poner en valor el patrimonio histórico, cultural y artístico español", ha apuntado recordando que el Ministerio de Fomento decidió incrementar las partidas destinas a estas actuaciones de rehabilitación desde el anterior uno por ciento hasta el actual 1,5 por ciento.

El convento

El convento de San Andrés, edificio de titularidad municipal, está compuesto por la Iglesia del Carmen y el convento se sitúa en un extremo del lado sur del barrio del Perchel.

Fueron los Carmelitas Descalzos de Málaga quienes en el siglo XVI levantaron este convento que acogió a Fray Gabriel de la Concepción, quien en 1584, fundó el convento con el permiso del corregidor Diego Ordóñez de Lara y del Obispo Francisco Pacheco de Córdoba.

A lo largo de su historia, el edificio se ha adaptado a las necesidades y circunstancias que vivía el barrio. En sus inicios se desarrolló como convento de clausura y posteriormente evolucionó a hospital, enfermería e incluso cuartel, cuando lo tomaron las tropas militares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos