Diario Sur

El Museo de los Dólmenes se adapta a las exigencias de la Unesco

El Museo de los Dólmenes se   adapta a las exigencias de la Unesco
  • La Junta licita la modificación del proyecto del conjunto antequerano, que abrirá al público en 2019

La Consejería de Cultura insiste en terminar el Museo del Sitio de los Dólmenes de Antequera para 2019, cumpliendo las recomendaciones y compromisos de ICOMOS (Consejo Internacional de los Monumentos y Sitios), aunque no aumentará la plantilla hasta que no se abra el edificio complementario, pese al problema diario del aumento de visitantes y falta de personal.

El secretario general de la consejería, Eduardo Tamarit, así lo confirmó en su visita ayer miércoles a Antequera, donde comunicó que la Junta de Andalucía ha licitado la modificación del proyecto del museo para adaptarlo a las recomendaciones realizadas por la Unesco para declararlo el pasado julio Patrimonio Mundial. El objetivo es terminar lo en 2019, año en el que el órgano internacional visitará el conjunto antequerano.

La licitación de la redacción del modificado tiene un presupuesto de 70.000 euros, que en unas semanas se sacará a concurso para que, a principios de año, se licite. Este paso para cumplir con el compromiso con Unesco marcan el tramo final de un proyecto que la Administración andaluza anunció para 1992. Para el que parece el definitivo impulso cuenta con una financiación inicial de 5 millones de euros a través de fondos europeos Feder, a los que se suman 2,75 millones de euros consignados con fondos propios de la Consejería de Cultura hasta 2019.

Tres actuaciones eliminarán el impacto visual actual señalado por ICOMOS: reducir una planta de altura, quitar elementos externos inapropiados y eliminar materiales de revestimiento exterior. El secretario general ratificó el compromiso su consejería para que el conjunto dolménico tenga su museo terminado para 2019. «El año que viene, el proyecto museográfico se adjudicará y esperemos todos, que si van los plazos adecuadamente, comiencen las obras», añadió.

Sobre las medidas para solucionar la falta de vigilancia y limpieza del recinto, Tamarit aseguró que «están en marcha, todo el proceso de selección de la vigilancia y la externalización de jardines también». Hace un mes, el 21 de octubre, el propio Tamarit anunció una mejora de los sistemas de seguridad «con una inversión de la Junta entorno a 98.000 euros para el próximo año», pero no fijó plazos.

Para el posible refuerzo del personal que gestiona el enclave arqueológico, Tamarit indicó que no e contempla antes de 2019. «Evidentemente, cuando, se termine el museo veremos el personal que tiene que tener y se tendrá que modificar la plantilla por coherencia, lo mismo que se ha modificado la del Museo de Málaga». Entiende que «hay que esperar que se termine el edificio y que se vaya a abrir, no vamos a tener gente parada para nada».

Actualmente, los Dólmenes tienen fijada una plantilla de diez personas, pero sólo hay dos en activo: su director y un administrativo. No tiene cubiertas las plazas de guardas, peones y administrativos. Las visitas al recinto se han multiplicado desde su inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco y alcanzan ya una media diaria de mil personas.

Tamarit y el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, mantuvieron ayer un encuentro con el alcalde de Antequera, Manuel Barón, para presentarle el anteproyecto del Consejo Asesor del Sitio de los Dólmenes de Antequera en el que «queremos que, además de otros participantes, el Ayuntamiento se integre para que opine, aporte y que conjuntamente trabajemos todos en la promoción del Sitio de los Dólmenes».

Tras este encuentro, el alcalde de Antequera aseguró que «ya somos Patrimonio Mundial y podemos entender que el museo dolménico tenga que esperar a 2019, pero sobre el mantenimiento de los jardines, el control de acceso, la recepción de visitantes, la limpieza y la vigilancia, son prioridades que no pueden escudarse en el 2017 ni en el 2019, deben ser prioridad para Cultura porque somos el único sitio Patrimonio Mundial de Málaga».