Ruta por los mejores exponentes del arte prehistórico en Málaga

Ruta por los mejores exponentes del arte prehistórico en Málaga
  • La provincia cuenta con el patrimonio mas rico y variado de España: de las espectaculares pinturas de animales de las cuevas de Ardales y Pileta a los dólmenes de Antequera, pasando por los misteriosos símbolos de las peñas de Cabrera

¿Qué significan los trazos geométricos que pintaban los hombres del Neolítico? ¿Por qué aquellos primeros humanos se adentraron hasta lo más hondo de las cuevas para dejar testimonio de su presencia? ¿Cómo se las ingeniaron, cuando aún no se había inventado la rueda, para levantar una losa de 150 toneladas y construir el dolmen de Menga? ¿Tenían sentido de la belleza o pintaban sólo por motivos prácticos? Muchas preguntas, múltiples teorías y pocas certezas. Eso lo que hace al arte prehistórico tan misterioso y atrayente a la vez.

"Málaga es un tesoro para el patrimonio artístico prehistórico". Así de rotundo se muestra Rafael Maura, doctor en Historia y autor de varios libros sobre los albores del arte en la provincia. No lo dice sólo él. "Tiene un repertorio extraordinario, y con la suerte añadida de ser visitable en su mayoría", apunta el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED, Martí Mas, que participó, junto con Maura y otros investigadores, en un seminario sobre el arte prehistórico en Málaga que organizó recientemente la universidad a distancia.

¿Por qué destaca tanto Málaga en el mapa del arte prehistórico? "Por su riqueza y su variedad. Es la única provincia donde encontramos testimonios de todas las épocas de la Prehistoria, desde el Paleolítico hasta la Edad del Bronce, y a veces en el mismo yacimiento", explica Maura.

De hecho, cuevas como las de La Pileta, Ardales o La Victoria presentan una singularidad añadida: cuentan con pinturas de la era paleolítica (sociedades cazadoras-recolectoras y nómadas que representaban sobre todo animales) y de la neolítica (hombres y mujeres que ya han descubierto la agricultura y desarrollan el llamado arte esquemático). Sus paredes fueron usadas como lienzo por el hombre durante miles y miles de años. "La convivencia de ambos tipos de arte en un mismo lugar es algo extraordinario", afirma el experto.

Y sin embargo, poca gente aparte de los estudiosos es consciente del incalculable valor de yacimientos como los de la Pileta o Ardales, ambos situadas en el 'top 5' del arte rupestre de la Península Ibérica, y que maravillaron en su día a los pioneros del estudio del arte prehistórico, como el abate Breil. Algo más conocidos, sobre todo a raíz de su candidatura a la lista de patrimonio mundial, son los Dólmenes de Antequera, la mayor muestra megalítica del sur de Europa. El hecho de que cada yacimiento tenga un modelo de gestión diferente -unas están en manos de la Junta, otras de ayuntamientos e incluso las hay de propiedad privada- no ha ayudado a la divulgación de este patrimonio.

Ahora que Málaga vive un boom del arte y la cultura, quizá es momento de reivindicar estos museos naturales donde nuestros antepasados dejaron constancia de una cualidad exclusivamente humana: la capacidad para crear belleza. Málaga tiene nueve cuevas con expresiones artísticas paleolíticas y unas 40 o 50 estaciones de arte esquemático, en su mayoría ubicadas al aire libre, en abrigos rocosos. También cuenta con numerosos ejemplos de arte megalítico, cuyo máximo exponente es el conjunto dolménico de Antequera.

A continuación, una ruta por los mejores ejemplos de arte prehistórico de Málaga. La Cueva de Nerja no está incluida pese a tener valiosas muestras de arte rupestre, debido a que no están en la zona visitable.

1 Cueva de Ardales

Linterna en mano y en grupos reducidos -15 personas-, la visita guiada a la cueva de Ardales resulta inolvidable. Tanto por la belleza natural del lugar (laberintos de columnas, lagos permanentes y bellas formaciones de estalagmitas) como por las expresiones artísticas que hace 20.000 años, unos seres tan humanos como nosotros dejaron impresas en sus paredes por motivos que no conocemos a ciencia cierta. Hay unos mil motivos pintados y grabados que abarcan todo el repertorio iconográfico del Paleolítico: animales, figuras humanas femeninas, signos y manos, que se van descubriendo a la luz de las linternas. También hay testimonios del Neolítico y restos arqueológicos que atestiguan el uso intensivo que tuvo esta cueva a lo largo de toda la Prehistoria. El buen hacer de los guías es un gran punto a favor, pues consiguen que los visitantes se sumergan de verdad en la cueva e imaginen cómo eran y lo que sentían aquellos hombres prehistóricos que dejaron su huella en la cueva.

Historia: Fue descubierta en 1821 gracias a un terremoto que dejó libre la actual puerta de entrada. Trinidad Grund la adquirió y condicionó para su visita a mediados del siglo XIX, como complemento de su negocio termal instalado en la vecina Carratraca. De hecho, en una de sus salas se celebraban incluso bailes para las clases acomodadas. Por eso la cueva tomó el nombre de Doña Trinidad. Tras su muerte en 1896, la cueva quedó abandonada, aunque en 1918 fue estudiada por Herni Breuil, primer gran estudioso del arte prehistórico. No obstante, hasta 1985 no gozó de ningún tipo de protección ni reconocimiento. Ahora depende del Ayuntamiento de Ardales.

Ruta por los mejores exponentes del arte prehistórico en Málaga

Situación: A pocos kilometros de Ardales. El punto de encuentro para los visitantes está en el Museo de la Historia y Tradiciones de Ardales.

Visitas: Visitas guiadas de grupos de 15 personas. El precio es de 8 euros (5 euros niños) y es necesario reservar en el teléfono 952 458 046 (Museo de la Historia y Tradiciones de Ardales

2 Cueva de La Pileta

El agricultor que la descubrió en 1905, José Bullón, la llamó "la cueva de los letreros" por los extraños motivos que encontró pintados en sus paredes. 'Letreros' que resultaron ser más de un millar de muestras de arte prehistórico de distintas épocas: desde las esmeradas figuras de animales que dejaron los nómadas del Paleolítico hasta los misteriosos signos geométricos atribuidos a los habitantes del Neolítico. Y es que a lo largo de varios siglos, esta cueva fue punto de encuentro para los grupos humanos que vivían por esta zona. Destacan algunas figuras muy singulares como la yegua preñada o el gran pez, de tres metros de largo, que preside la Sala del Santuario. También hay pinturas antropomorfas: arqueros y vulvas femeninas.

Historia: Fue descubierta por un agricultor que vivía cerca, José Bullón, que vio salir por un agujero en la montaña una bandada de murciélagos y acudió en busca de sus excrementos, muy apreciados como fertilizante natural. En lugar de eso descubrió uno de los mayores yacimientos de arte rupestre español. Pocos años después, la historia llegó a oídos de un militar retirado británico Willoughby Verner, que visitó la cueva y escribió un artículo que, a su vez, llamó la atención del primer gran estudioso del arte prehistórico, el abate Breil. Lo curioso es que, más de un siglo después, la cueva sigue perteneciendo a los descendientes de su descubridor, que son los encargados de gestionar las visitas.

Situación: A las afueras de Benaoján.

Visitas: Son visitas guiadas en grupos de no más de 25 personas. No es necesario reservar, se hacen por orden de llegada y duran aproximadamente una hora. El horario de apertura es de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 18.00 (hasta las 17.00 entre octubre y marzo). El precio es de 8 euros (5 euros los niños). Sólo se puede reservar la visita para grupos de más de 15 personas (siempre que no sea sábado o festivo) en el 952 16 73 43.

3 Cueva de la Victoria y Cueva del Tesoro

La cueva más conocida de Rincón de la Victoria es la Cueva del Tesoro, también llamada del Higuerón y del Suizo, que es una de las tres únicas cuevas de origen submarino que hay en el mundo y cuyo principal atractivo no son las pinturas rupestres (conserva algunos restos de motivos esquemáticos), sino la belleza natural del enclave. Donde sí hay un conjunto de pinturas rupestres realmente interesante (desde el Paleolítico Medio hasta la Edad de los Metales) es en la Cueva de la Victoria, situada dentro del recinto del Parque Arqueológico de Rincón de la Victoria, que no es visitable.

Historia: Es la Cueva del Tesoro la que acumula todo tipo de leyendas, que incluyen tesoros escondidos, reyes, dragones y fantasmas. Se tiene conocimiento de ella desde la Edad Media. De hecho, su nombre hace referencia al tesoro de los cinco reyes de la dinastía almorávide, que según se creía estaba escondido en algún lugar de su interior. La búsqueda de ese tesoro ha dado lugar a su vez a otras leyendas e historias reales muy curiosas, como la del suizo que pasó treinta años horadando la gruta y acabó muriendo en una explosión mal calculada. La cueva, de propiedad privada, está en trámites de expropiación por parte del Ayuntamiento, que ya la viene gestionando en régimen de alquiler.

Situación: Rincón de la Victoria

Visita: La Cueva de la Victoria no admite visitas por motivos de conservación. En el Parque Arqueológico hay una reproducción de una de sus paredes con pinturas rupestres. La Cueva del Tesoro ofrece visitas guiadas que cuestan 4´65 euros para adultos y 2´75 los niños.

4 Peñas de Cabrera

Ubicado en Casabermeja y de acceso libre, es el yacimiento de arte esquemático más importante de Andalucía. Son una treintena de abrigos rocosos en los que los hombres del Neolítico grabaron y pintaron misteriosos símbolos. El conjunto está catalogado Bien de Interés Cultural (BIC). Las figuras, en las que predominan los antropomorfos (figuras de apariencia humana), están realizadas mayoritariamente con los dedos y en diferentes tonalidades de rojos. Suelen representarse con formas muy variadas e incluso con elementos añadidos como tocados, atuendos o armas. Igualmente, se localizan signos de motivos circulares, ramiformes, bitriangulares, etc. En siete de las 32 cuevas también pueden apreciarse grabados. Cerca se sitúa el dolmen del Tajillo del Moro, que sirvió de tumba a tres personas y cuya estructura megalítica se compone de una cámara ovalada y un pasillo dividido en dos partes.

Historia: Las pinturas de Peñas de Cabrera se dieron a conocer en los años 70 gracias a estudios de investigadores de la Universidad de Málaga. Desde 2012 el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Zona Arqueológica. No obstante, al estar al aire libre en una zona sin vigilancia, su nivel de protección efectiva es nulo.

Situación: Casabermeja.

Visitas: Se puede acceder libremente. El Centro de Recepción del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera organiza visitas guiadas (teléfonos 952 71 22 08 / 607 94 54 53).

5 Dólmenes de Antequera

El mayor exponente del Sur de Europa de arte megalítico está en vías de ser declarado Patrimonio Mundial. Viera, Menga y El Romeral, tres sepulcros levantados por las primeras sociedades agrarias y ganaderas que ocuparon la Vega antequerana, son considerados obras excepcionales de la arquitectura e ingeniería prehistórias. En opinión del experto Rafael Maura, las dimensiones de los dólmenes hacen pensar que en su construcción colaboraron diferentes grupos humanos, que quizá tenían esta zona como punto de reunión. "Hay que pensar que la losa de cubierta del dolmen de Menga, pesa 150 toneladas. Es un misterio cómo consiguieron moverla", añade.

Historia: Del siglo XVI datan las primeras noticias y crónicas. Entonces se atribuía la fundación de Antequera y la construcción de Menga a la mítica estancia de Hércules en España.Ya después fueron muchos los estudiosos y aventureros que se interesaron por los dólmenes, incluidos el arquitecto Le Corbusier y Alfonso XII, que impulsó la compra del monumento por 25.000 pesetas para declararlo en 1886 Monumento Nacional. El próximo hito depende de la Unesco, a la que se ha solicitado su declaración como Patrimonio Mundial.

Situación: Antequera

Visitas: Son gratuitas, con posibilidad de visitas guiadas. Cierra los lunes, excepto festivos y vísperas. Más información en los teléfonos 952 712 207 / 670 945 453 o la web http://www.museosdeandalucia.es/culturaydeporte/museos/CADA/

Horarios:

Del 1 de enero al 31 de marzo y

Del 16 de septiembre al 31 de diciembre:

De martes a sábado: de 09,00 a 17,30 horas

Domingo y festivos: de 09,00 de 15,30 horas

Del 1 de abril al 15 de junio:

De martes a sábado: de 10,00 a 19,30 horas

Domingo y festivos: de 09,00 a 15,30 horas

Del 16 de junio al 15 de septiembre:

De martes a domingo y festivos: de 09,00 a 15,30 horas