Carretera paisajística Carratraca-Álora

Este camino histórico, que todavía une a Álora con Carratraca hace un sinuoso recorrido por la sierra de Aguas

Vista panorámica de la carretera desde Carratraca/
Vista panorámica de la carretera desde Carratraca
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Este camino histórico, que todavía une a Álora con Carratraca hace un sinuoso recorrido por la sierra de Aguas, entre densos bosques de pinos y terrenos donde predomina la singular peridotita (mineral rojizo que da un color característico).

Ficha

Comarca
Valles del Guadalteba y del Guadalhorce
Nivel de dificultad
Media
Tipo de ruta
Lineal
Duración aproximada
4 horas y 30 minutos (sólo ida)
Longitud del trayecto
12 kilómetros (solo ida)
Altura mínima
230 metros
Altura máxima
615 metros

Cómo llegar al punto de partida

Para comenzar esta ruta hay que dirigirse hacia Carratraca. No será necesario adentrarse en su casco urbano. Bastará con ir hasta la entrada a la avenida Antonio Rioboo y Calle Málaga, donde se encuentran dos conocidas ventas del municipio (COORDENADAS 36.850697, -4.821176). Para llegar a Carratraca desde Málaga la mejor opción pasa por ir al interior por la A-357, que cuenta con dos accesos a este pueblo. El primero de ellos está justo antes de pasar junto al núcleo urbano, en el desvío del Camino de las Minas. Esta opción lleva directamente hasta la carretera que une al pueblo con Álora. Para ello cruza el cauce del arroyo de las Cañas. Eso sí, hay que tener en cuenta que su firme no permite circular a mucha velocidad.

Descripción de la ruta

  • 1

Aunque está pendiente de una importante rehabilitación, una de las mejores carreteras paisajísticas de la provincia de Málaga es la que une a los pueblos de Carratraca y Álora por la sierra de Aguas. Con un trazado de poco más de una docena de kilómetros, este sinuoso camino no sólo ofrece espectaculares enclaves naturales sino que también recuerda el pasado minero de esta zona. Además, une a dos pueblos que destacan por tener un importante patrimonio histórico. Esta propuesta se adentra en ambas localidades y recorre para ello esta carretera.

Primeros metros de recorrido por la carretera paisajística Carratraca-Álora
Primeros metros de recorrido por la carretera paisajística Carratraca-Álora
  • 2

Espesos pinares, montes rojizos donde se concentra la peridotita y vistas panorámicas del fértil Valle del Guadalhorce son algunas de las recompensas que depara un sosegado recorrido por una de las carreteras históricas de la provincia de Málaga, la que los pueblos de Álora y Carratraca. La existencia de una mina de níquel en la sierra de Aguas fue el detonante hace ya más de dos siglos para que se proyectase la construcción de esta vía. El fin no era otro que llevar el mineral hasta el ferrocarril para un transporte más rápido. Atrás habían quedado intentos vanos para que la línea del tren hubiera pasado por Carratraca.

  • 3

Hoy, aunque sigue abierto al tráfico rodado, es también recomendable para disfrutar del senderismo o de la bicicleta. Desde Carratraca comienza el camino por el arcén de esta histórica calzada. Habrá que tener en cuenta que todavía está abierta al tráfico rodado, aunque por su deterioro, cada vez son menos los vehículos que circulan. En cualquier caso, habrá que andar siempre por el arcén de la izquierda para poder ver a los vehículos que se acercan de frente.

Poco después de iniciar la ruta se ve esta vista panorámica de Carratraca
Poco después de iniciar la ruta se ve esta vista panorámica de Carratraca
  • 4

Este camino comienza con un ligero descenso de un kilómetro para después acometer la única subida del itinerario, que durante algo más de tres kilómetros se va adentrando en el pinar de la sierra de Aguas hasta llegar al punto más elevado de la ruta, desde la que se tienen las mejores vistas panorámicas.

Frente a la carretera, en los primeros metros, se ve la sierra de Alcaparaín
Frente a la carretera, en los primeros metros, se ve la sierra de Alcaparaín
  • 5

A partir del cuarto kilómetro y medio, la carretera, todavía sinuosa, comienza a descender hacia el Valle del Guadalhorce. A partir de ahí se pueden ver algunos caminos y carriles de tierra que suben hasta las cotas más elevadas de la sierra de Aguas. El camino a seguir, sin embargo, se dirige en continua bajada hasta una bajada llana que sirve de preludio a Álora y a su Monte Hacho. Antes de llegar hasta este pueblo del Valle del Guadalhorce, se pasa junto a la conocida Hacienda Los Conejitos, un emblemático restaurante de la comarca, donde muchos dan por acabada ya este camino. Entre otras cosas, porque a partir de ahí suele haber más tráfico rodado. Quienes deseen seguir a partir de este punto (unos doce kilómetros desde Carratrca), tendrán que hacer algo más de cuatro kilómetros para llegar a Álora. En ese camino podrán hacer una parada en el antiguo Convento de la Virgen de las Flores y en las Bodegas Pérez Hidalgo, ambas situadas junto a la propia carretera.

  • 6

Hay que tener en cuenta que durante muchos años fue un camino fundamental para unir a esta localidad del Valle del Guadalteba con el centro de la provincia, aunque las mejoras hechas en la A-357 (Carretera Málaga-Campillos) supuso que este camino quedara en un segundo plano. 3. De los 12 kilómetros de recorrido que tiene esta carretera, una tercera parte se puede considerar de montaña por sus características.

  • 7

Gracias a ese primer trayecto elevado es posible apreciar buena parte del fértil Valle del Guadalhorce, donde predominan huertas de secano y regadío, con los omnipresentes cítricos que en pocas semanas comenzarán a desprender su azahar. Mientras tanto, los almendros siguen reivindicando estos días su protagonismo con sus coloridas flores, que, poco a poco, se van retirando para dejar paso al verdor de las hojas.

  • 8

Este camino histórico también brinda la oportunidad de conocer dos pueblos con un gran patrimonio monumental. Carratraca, conocida hace poco más de un siglo como Puebla de Baños, tiene un rico legado arquitectónico gracias al esplendor que vivió durante el siglo XIX. Tanto es así que su casco urbano está protegido como Conjunto Histórico-Artístico. Por su parte, Álora, situada en el Valle del Guadalhorce, atesora también un importante patrimonio, con edificios civiles y religiosos de gran importancia, como su castillo árabe, el convento de la Virgen de las Flores o la iglesia de la Encarnación.

Fauna y flora

En este recorrido, que atraviesa la sierra de Aguas, es especialmente abundante el pinar. Eso sí, este árbol mediterráneo se ve acompañado en esta zona por otras especies más exóticas, como el eucalipto. A ellas hay que unir el palmito, una planta autóctona que siempre da un contraste botánico muy singular a las zonas de monte mediterráneo. En esta sierra, donde abunda la peridotita, tampoco faltan ejemplares singulares de plantas como la siempreviva colorada o la denominada centáurea de Carratraca. Otras especies singulares que se pueden ver en esta ruta son la pita, la jara, el brezo, el romero o el algarrobo. En lo que se refiere a fauna, se pueden avistar sobrevolando este enclave montañoso numerosas aves. Entre ellas, el buitre leonado que se desplaza hasta allí desde la cercana sierra de Huma. Otras aves que se pueden llegar a ver son el águila perdicera, el halcón peregrino o el cernícalo.

El palmito acompaña al pinar en esta zona de la sierra de Aguas | Muchas partes del camino son umbrías gracia a la abundante arboleda | Desde la carretera parten muchos caminos que se adentran en la sierra
 

Fotos

Vídeos