La música que alimenta a la Navidad en Andalucía

El folclore más tradicional de la región, como son las conocidas como 'zambombas' olos verdiales, sigue siendo un elemento fundamental para entender estas fiestas

Jerez de la Frontera tiene un ambiente navideño muy especial gracias a sus zambombas flamencas. /SUR
Jerez de la Frontera tiene un ambiente navideño muy especial gracias a sus zambombas flamencas. / SUR
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

La Navidad en Andalucía tiene su particular banda sonora gracias a sus arraigadas tradiciones musicales. En estos días, en las ocho provincias no faltan los típicos villancicos gracias al empeño que ponen las numerosas agrupaciones musicales existentes en la región, desde pastorales a coros rocieros. En estos días, estas canciones populares ponen la banda sonora a las fiestas, gracias sobre todo al empeño que ponen muchos andaluces para perpetuar sus principales tradiciones musicales. En ciudades y pueblos suenan estas melodías para crear el ambiente propicio de estas fechas tan entrañables. Pero, además de los villancicos, en la provincia de Cádiz no se entiende la Navidad sin sus zambombas. Concretamente, en estos días destacan especialmente las actividades que se desarrollan en Jerez, una de las ciudades andaluzas más unidas al flamenco.

Con el nombre de este instrumento musical de percusión típico de la Navidad, se conocen en esta villa gaditana las reuniones donde se cantan esos tradicionales villancicos aflamencados. En este caso, junto a la música cobra especial protagonismo la gastronomía, gracias a los dulces tradicionales y el vino de la tierra. Los orígenes de esta peculiar fiesta navideña se localizan en las convivencias se organizaban en los patios de las casas vecinos, donde se compartían viandas, vinos y cantes.

Este año hasta el próximo 24 de diciembre se organizarán en distintos puntos de la ciudad estas zambombas flamencas. Así, entre los ya celebrados y los previstos, Jerez de la Frontera sumará en esta edición unas 240 zambombas, lo que deja bien claro que esta tradición musical está hoy muy lejos de caer en el olvido. Entre hoy y el día de Nochebuena, esta ciudad gaditana acogerá más de una docena de zambombas. Entre esas jornadas, destaca muy especialmente la de mañana sábado, que contará con más de media docena de estos encuentros musicales y gastronómicos en torno a la hora del almuerzo.

Las zambombas, que también tienen cierta tradición en otros puntos del territorio gaditano y en la provincia de Sevilla, no son las únicas opciones para disfrutar con música la Navidad en Andalucía.

En la provincia de Córdoba, también se puede encontrar otra opción igualmente tradicional, la que ofrecen los conocidos como campanilleros en el pueblo de Pozoblanco, que también cantan y hacen disfrutar con sus singulares villancicos. Por su parte, la provincia de Málaga, que también tiene cierta tradición en las conocidas como pastorales, presume de conservar un folclore tan autóctono como singular para estos días, los verdiales.

Jerez de la Frontera es una de las ciudades que celebra en estos días del año singulares encuentros donde se cantan los famosos villancicos aflamencados

Este estilo musical, del que se dice que dio origen al fandango, se vive especialmente en estas fiestas navideñas. De hecho, hay dos encuentros musicales muy fijados en los días 25 y28 de diciembre, en el que participan las conocidas como pandas, que, lideradas por sus respectivos alcaldes, cantan y tocan los tres estilos hoy conocidos dentro de los verdiales: Los Montes, Almogía y Comares. Por orden cronológico, hay que mencionar primero la conocida como Fiesta de Jeva, que se celebra en la capilla del mismo nombre, entre algunas aldeas y diseminados pertenecientes al término municipal de Antequera.

En detalle

Dónde comer.
Mesón Alberto. Restaurante de cocina tradicional situado en el barrio malagueño de Puerto de la Torre.
Dónde dormir.
Tierras de Jerez.

Esta cita, declarada de Interés Turístico Nacional, congrega a vecinos de la zona junto a la capilla para venerar a la virgen, que se procesionará en un lienzo. Ahí tienen un papel muy importante los verdiales, que sonarán en casi todo momento. Es tradicional también que en ese día se puedan degustar dulces navideños tradicionales, como los mantecados, café y anís.

Tres días más tarde, es decir, el 28 de diciembre tendrá lugar en el barrio malagueño de Puerto de la Torre uno de los platos fuertes de la agenda navideña de la capital de la Costa del Sol. Se trata de la Fiesta Mayor de Verdiales, que se celebrará durante una larga jornada. En concreto, el próximo viernes está previsto que participen unas 26 pandas de los tres estilos conocidos en un ambiente muy original.

Más

Ambiente.
Los villancicos propician una atmósfera muy especial en Andalucía.
Jerez.
Esta localidad gaditana muy unida al flamenco acoge durante estos días sus zambombas.
Málaga.
Esta localidad gaditana muy unida al flamenco acoge durante estos días sus zambombas.
Fecha.
En estas fiestas navideñas.

MÁS ESCAPADAS

La Vía Verde de la Sierra. Entre Olvera y Puerto Serrano

Los amantes del cicloturismo pueden disfrutar en esta época del año de la conocida como Vía Verde de la Sierra, que discurre tanto por la provincia de Cádiz como por la de Sevilla. Esta ruta, que recorre los espacios naturales de las Sierras Béticas, tiene un trazado de unos 36 kilómetros que permiten hacer un recorrido al pie de las montañas más meridionales de la Península Ibérica, entre los pueblos gaditanos de Puerto Serrano y Olvera.

Por otra parte, la Vía Verde de la Sierra tiene en su entorno casi una decena de espacios naturales protegidos, como son el Peñón de Zaframagón, el Arroyo de Santiago, el Salado de Morón y Matabueyes, los ríos Guadaira y Guadalete, la Sierra Lijar o el monumento natural del Chaparro de la Vega, entre otros.

Además de esos enclaves naturales, gracias a esta ruta cicloturística se puede conocer más sobre el entorno en los centros de interpretación del Peñón de Zaframagón, situado en la aldea del mismo nombre, y de la Vía Verde de la Sierra, en la Estación de Olvera.

A diferencia de otras vías verdes, ésta tiene su origen en un trazado donde paradójicamente nunca pasó el tren. Eso sí, al menos sí estaba proyectado. El conocido como 'Ferrocarril de la Sierra', que discurriría entre Jerez de la Frontera y Almargen, fue un proyecto con el que soñaron, a principios de siglo, generaciones de gaditanos y sevillanos que vivía en la zona.

De los 119 kilómetros previstos sólo funcionó el tramo de 21 kilómetros que iba de Jerez a la azucarera de Jédula. En su día se tendieron las vías hasta Arcos de la Frontera, pero por ellas no llegaron a pasar más que los trenes de prueba. 36 kilómetros de longitud.

Una ruta para hacer en bicicleta.
Una ruta para hacer en bicicleta. / SUR

 

Fotos

Vídeos