Diez hoteles con encanto para desconectar sin salir de Andalucía

Una joya arquitectónica sobre un impresionante acantilado, un coqueto balneario en plena Sierra Morena, un refugio con huerto ecológico en la Alpujarra… Seleccionamos una decena de cuidados alojamientos de los que no querréis marcharos. Perfectos para una escapada de San Valentín

Diez hoteles con encanto para desconectar sin salir de Andalucía
Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

El próximo jueves el calendario se tiñe de rojo. Llega San Valentín. La excusa perfecta para regalarse una escapada en pareja y desconectar de la rutina. Y para ello no hace falta coger ningún avión. En Andalucía hay un sinfín de alternativas que os enamorarán. Si buscáis un paraje con encanto donde practicar eso que llaman 'slow life' basta con montarse en el coche e iniciar la ruta. ¿Destino? Una joya arquitectónica sobre un impresionante acantilado, un coqueto balneario en plena Sierra Morena, un refugio con huerto ecológico en mitad de la Alpujarra… Cuidados hoteles boutique de los que no querréis despediros. Pequeñas burbujas mimadas al máximo por sus dueños en las que el tiempo parece detenerse y solo se respira paz.

¿Dispuestos a hacer las maletas? Aquí van diez apuestas seguras. Una decena de propuestas que os conquistarán por su ubicación, por la comodidad de las instalaciones, su interiorismo o su oferta gastronómica. Solo hay una pega, ¡os costará elegir solo una!

Zahara de los Atunes (Cádiz) Villa Mathesis: Un oasis de paz sobre la Playa de los Alemanes

Arquitectura contemporánea, minimalismo, vistas al mar, paz, relax... Todo eso y más es Villa Mathesis. Una vivienda particular con tres únicas habitaciones de invitados en Zahara de los Atunes (Cádiz) en la que os sentiréis como en casa. Y es que la estancia es una experiencia desde el mismo momento de la llegada. A Villa Mathesis -ubicada sobre la Playa de los Alemanes- se accede a través de un funicular que parte desde el garaje. Una vez arriba, las impresionantes vistas sobre el acantilado atrapan al huésped y hacen que el tiempo se detenga. El alojamiento ofrece así la posibilidad de disfrutar de una vivienda de lujo sobre el mar en la que cada detalle está ideado para invitar a la desconexión. A destacar su espectacular piscina infinita sobre el mar y su desayuno con zumos naturales, fruta fresca y pan y repostería hechos en la propia villa cada día. Los 5 puntos en Tripadvisor de los que puede presumir el alojamiento o su 9,5 en Booking figuran entre sus avales. Y es que quien prueba -una servidora puede dar fe- solo sueña con repetir. Villa Mathesis es el escenario perfecto para quienes buscan tranquilidad, retiro y una cura antiestrés.

Córdoba Balneario Aguas de Villaharta: desconexión en Sierra Morena

En uno de los corazones más vivos de Andalucía, en el parque natural de Sierra Morena, se encuentra el Balneario Aguas de Villaharta, el único balneario de la provincia de Córdoba. Algo más que un hotel con encanto. Ubicado a media hora en coche de la capital este cuidado alojamiento de cuatro estrellas es una excelente opción para quienes buscan aislarse del mundanal ruido y a su vez explorar la ciudad de la Mezquita. Conquista por su exquisita decoración 'country chic', por su piscina exterior con bonitas vistas al campo y por la calidad de su Restaurante Hierro con una acertada carta que mezcla vanguardia y tradición (por no hablar de su desayuno continental ecológico). Disfruta de un tratamiento en su hammam o, si te va la aventura, de su oferta de ocio activo que incluye escalada, senderismo, cicloturismo o paseos a caballo. ¡No querrás que se acabe el fin de semana!

Vejer de la Frontera (Cádiz) Casa Shelly: un exquisito hostal en Vejer de la Frontera

Ubicada en Vejer de la Frontera Casa Shelly Hospedería es un alojamiento rural con una magia que te envuelve nada más cruzas su puerta. Y es que en este pequeño hotel de siete habitaciones los detalles importan y cada rincón -bañado de una preciosa luz natural- pretende hacerle un guiño al huésped para que se sienta como en casa. A destacar sus techos artesanados, sus suelos de baldosas hidráulicas y las terrazas privadas de algunas de sus estancias. Ideal para disfrutar de unos días de 'slow life' descubriendo una de las localidades más bonitas de Andalucía. De calles estrechas, sinuosas y de casas blancas Vejer de la Frontera seduce al viajero con su extraordinario pasado andalusí presente en cada esquina.

La única pega -por poner alguna- es que no sirven desayunos aunque el alojamiento cuenta con una pequeña cocina donde ofrecen de manera gratuita y como cortesía de la casa, frutas, infusiones, café y dulces. Su 9,6 en Booking y su 5 en Tripadvisor demuestran el buen hacer de esta encantadora hospedería perfecta para una escapada romántica en pareja.

Grazalema (Cádiz) Tambor del Llano: agroturismo como bálsamo antiestrés

Los amantes de la naturaleza tienen en Tambor del Llano una parada obligatoria. Situado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema (Reserva de la Biosfera) este coqueto alojamiento rural se emplaza en un entorno privilegiado en uno de los espacios naturales más singulares, apreciados y exclusivos de Andalucía. Un paisaje con inmensas dehesas de alcornoques, valles abiertos y grandes llanos jalonados por sierras calizas. Tambor del Llano ocupa una finca de 32 hectáreas y es un espléndido balcón sobre las Sierras de Libar, la sierra del Endrinal y la zona del Descansadero, cruce de varias cañadas y veredas, que invitan a dar largos paseos y a disfrutar de la naturaleza.

Sus cómodas habitaciones en las que no hay televisión pretenden que olvidemos las frenéticas rutinas y apaguemos los móviles para centrarnos en su espectacular entorno. Todo un bálsamo. Y si queremos conectar con la urbe imprescindible la visita a Grazalema, un precioso pueblo de la ruta de los Pueblos Blancos del noreste de Cádiz. No defraudará

Rodalquilar. Cabo de Gata (Almería) Un 'Jardín de los sueños' en un cortijo centenario

El 'Jardín de los sueños' es un acogedor cortijo centenario situado en el corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, entre el desierto y el mar. Un precioso paraje que invita a disfrutar del silencio. Sin prisas. Se trata de un pequeño complejo rural de más de 100 años de antigüedad ubicado en la preciosa Rodalquilar que conquista por su piscina al aire libre rodeada de olivos, los techos abovedados de sus habitaciones, sus paredes encaladas y sus terrazas privadas con vistas.

El establecimiento, ideal para una escapada de San Valentín, se encuentra en una zona tranquila, idónea para pasear a caballo, practicar senderismo o ciclismo. Además, desde él se pueden visitar las antiguas minas de oro, el jardín botánico o el Museo Volcánico.

Ronda (Málaga) La Fuente de la Higuera: lujo rural sobre un antiguo molino de aceite

Rodeada de olivares muy cerca de Ronda se oculta una joya para el viajero más selecto: La Fuente de la Higuera. Una propiedad lujosa y rural sobre un antiguo molino de aceite perfecta para relajarse y disfrutar de bonitas vistas al campo andaluz. En verano su piscina exterior invita a no salir del complejo mientras que en los meses de invierno su vestíbulo con chimenea atrapa al huésped. La Fuente de la Higuera también dispone de un restaurante excelente, en el que probar la cocina local tradicional con productos cogidos del huerto del propio hotel. Un plus que convierte la estancia en este complejo en una experiencia diez. Perfecto para recargar batería en pareja.

Frigiliana (Málaga) La Posada morisca: doce habitaciones únicas con vistas

El hotel La Posada Morisca está enclavado en una zona rural, en la bella localidad de casas blancas de Frigiliana, junto al parque natural de Sierra Almijara y con vistas al mar, las montañas y al pueblo. (uno de los más bonitos de España, de obligada visita) Este establecimiento boutique se compone de 12 habitaciones que se distribuyen simulando pequeños cortijos. Todas ellas son diferentes en cuanto a decoración y cuentan con acogedoras terrazas desde las que se accede. Pefectas para leer un libro al atardecer. De estilo rústico, las estancias cuentan con estufas de leña para los meses más fríos y en verano destaca su piscina de temporada. A destacar su restaurante, abierto desde el 14 de febrero, con mezcla de cocina de vanguardia y tradición. Por su ubicación, por la paz que emana de cada rincón...la Posada Morisca es otro de esos sitios con los que sorprender a la pareja y pasar unos días de ensueño.

Atalbéitar (Granada. La Alpujarra) Cortijo la Viñuela: un refugio en plena Alpujarra granadina

La Viñuela es un hermoso cortijo de 300 años de antigüedad situado en una exuberante finca en la Alpujarra granadina, dentro de la zona montañosa de Sierra Nevada. Con preciosas vistas a la naturaleza este establecimiento rural ubicado en Atalbéitar es un refugio idílico para aquellos que sólo buscan paz y tranquilidad. Los numerosos árboles de su jardín, los canales de riego y la piscina libre de cloro crean un oasis de sombra y frescor durante el caluroso verano. En los meses más fríos, la calidez de las chimeneas de leña proporciona una acogedora ambientación que seduce al viajero. ¿Un aliciente? Desde el cortijo -que consta de tres casas independientes- se puede partir caminando a través de una pequeña puertecita de madera a una amplia red de senderos locales. También existe la posibilidad de realizar excursiones de montaña, algunas de ellas siguiendo antiguas rutas medievales utilizadas para el comercio de la seda. Su huerto ecológico con productos de temporada al alcance de los huéspedes es otra de las bazas de este complejo que enamora a quien lo descubre.

Sevilla Hotel Casa 1800: para urbanitas amantes de los pequeños detalles

Casa 1800 es una alternativa para aquellos urbanitas que prefieran un destino de ciudad antes que un retiro en el campo. Un hotel boutique de cuatro estrellas ideal para visitar Sevilla. Para viajeros exigentes amantes de los pequeños detalles. Se trata de una típica casa-palacio cuya historia se remonta a principios del siglo XIX y cuyo interior invita a la desconexión absoluta pese a estar en mitad del hervidero de una capital. El inmueble fue edificado en 1864 y cuenta con un patio central en torno al cual se distribuyen todas las estancias. A destacar su terraza, donde se encuentran la piscina y los solariums, con vistas espectaculares a la imponente Catedral de Sevilla y a su famosa Giralda. Tras dos años de restauración en la que se han respetado los elementos arquitectónicos originales y el espíritu de la época en su suntuosa decoración, se ha conseguido hacer de esta casa-palacio un hotel con encanto, donde revivir el esplendor de tiempos pasados y huir de la rutina.

Parque natural de Sierra de Aracena (Huelva) Finca la Fronda: retiro entre bosques de alcornoques y castaños

Situada en un bosque de alcornoques y castaños en el corazón del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, el enclave de Finca la Fronda es tan bucólico que atrapa. Un paraíso para los amantes de la naturaleza. A destacar sus vistas espectaculares sobre el pueblo de Alájar y la Peña de Arias Montano. El edificio se integra en el entorno, al estar hecho de ladrillo visto rústico, tejas envejecidas… Sus siete habitaciones se disponen alrededor de un patio andaluz con naranjos y un estanque y el complejo cuanta con zonas comunes con chimenea, comedor, dos terrazas cubiertas y piscina. Su desayuno casero es sin duda otro aliciente. Para probar...y repetir.

 

Fotos

Vídeos