Málaga y Torremolinos, un eje común para potenciar el desarrollo de ambas ciudades

Francisco de la Torre, Manuel Castillo y José Ortiz mantuvieron este debate con visos de que la relación entre ambas localidades siga siendo productiva. /Salvador Salas
Francisco de la Torre, Manuel Castillo y José Ortiz mantuvieron este debate con visos de que la relación entre ambas localidades siga siendo productiva. / Salvador Salas

Los alcaldes sostienen en un foro de SUR que así se ampliaría la capacidad de atraer turistas, talento y de mejorar los servicios ciudadanos

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La relación de Málaga y Torremolinos –la buena relación– es la mejor estrategia para potenciar el desarrollo de ambos municipios; no como competencia, sino como entornos complementarios. Esa es la principal conclusión a la que llegaron en la mañana de ayer los alcaldes de ambas ciudades. Francisco de la Torre y José Ortiz debatieron junto al director de SUR, Manuel Castillo, en un foro organizado por este periódico y con la colaboración de INTU Costa del Sol.

En el marco de esta conversación a tres, los responsables municipales se mostraron abiertos a potenciar un eje entre ambas localidades que permita atraer tanto turistas como talento, y que a su vez propicie la mejora de los servicios ciudadanos.

Noticia relacionada

«Creemos que había que hacer una ruptura por el pasado, evitando la confrontación y plantear mejor el futuro, que está lleno de desafíos», aseguró Ortiz, que relató que para romper el «aislamiento» querían hacer un reconocimiento a Málaga, razón por la que le otorgaron la medalla de la ciudad. «Hoy en día tenemos más de 30.000 plazas hoteleras y un contexto turístico excepcional. Como ciudad hermanada con Málaga, queremos desarrollarnos con ellos», señaló el primer edil de Torremolinos, que se refirió a epígrafes muy concretos. «Sumamos palacios de congresos, plazas hoteleras, el aeropuerto, y sobre todo la cercanía».

De esta manera, Ortiz recordó que Torremolinos está pendiente de la aprobación del PGOU que permitirá la mayor inversión en Andalucía en un centro comercial. «Intu no es de Torremolinos, es de la Costa, porque ese eje transformador hará que podamos tener industria turística todo el año», señaló. A su juicio, esto se combinará con el proceso de «reinvención del modelo ciudad» que está llevando a cabo su gobierno, y que ya habría comenzado con la peatonalización «siguiendo el caso de Málaga». «Si sumamos ambos modelos turísticos, (urbano y vacacional) seremos complementarios. El 80% de los turistas que visitan Torremolinos van al menos una vez a Málaga», sostuvo el alcalde de Torremolinos, que incluso hizo hincapié en el alquiler vacacional. «No podemos pensar que Torremolinos y Málaga actúen en solitario, tenemos que plantear estrategias en común», propuso.

En esa misma línea discurrió el discurso de su homólogo de la capital. Francisco de la Torre, que destacó la necesidad de una unión entre ambos municipios para «sumar entre los dos». «Para que la marca Málaga siga siendo el referente que es hoy, es necesario que los municipios vecinos sigan en esa línea de excelencia. Estamos encantados de trabajar juntos», señaló De la Torre. Así, el alcalde de Málaga puso como ejemplo de conexión entre ciudades al aeropuerto. «Antes Málaga aportaba menos para el turismo, ahora eso ha cambiado», señaló. «Estoy encantado de tender puentes, llámese eje o lo que sea», apuntó, y recordó el proceso de autonomía de Torremolinos. «Hablar hoy de la marca Málaga también es pensar en su entorno; es necesario que estos municipios apuesten por la calidad y que haya proyectos productivos».

La comunicación entre ambas localidades también fue uno de los asuntos más discutidos (o debatidos) durante este encuentro. En este punto, Ortiz recordó que el municipio ya forma parte del Consorcio de transportes. «Fruto de ello ya hay ciudadanos en ambas ciudades que están mejor comunicados», aseguró. Además, el alcalde de Torremolinos también destacó otro tipo de iniciativas como el Orgullo LGTBI, que este año ha reunido a más de 50.000 personas, solo superado por el de Madrid, y además tratándose del primer destino donde se ha organizado una bolsa de comercialización especializada y que se ve complementado por la oferta museística y urbana de Málaga para prolongar y mejorar la estancia.

«Para que la marca Málaga siga siendo un referente es necesario que los municipios vecinos sigan en esa línea de excelencia» Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga

«Antes Málaga aportaba menos para el turismo, ahora eso ha cambiado» Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga

«Hablar de la marca Málaga también es pensar en su entorno; es necesario que estos municipios apuesten por la calidad» Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga

«Este tipo de eventos son importantes para Torremolinos, pero también para Málaga. Es un caso similar al de las ferias internacionales, que nos permiten pensar que en las dos ciudades tenemos un desafío por el desarrollo conjunto».

Ante ello, De la Torre insistió en la importancia de la capacidad hotelera de Torremolinos, que viene «muy bien» porque en Málaga no hay oferta suficiente para tanta demanda. El alcalde de Málaga aprovechó para recordar uno de sus discursos más repetidos en estos últimos años. «En Europa no partimos en igualdad de condiciones porque no hemos hecho la descentralización local, que es un tema urgente», insistió.

Mesas sectoriales

Aunque en la conversación entre ambos regidores se trataron numerosos temas, las mesas sectoriales entre ambas localidades prevén una serie de epígrafes que van desde la situación de las playas hasta el urbanismo y pasando por la movilidad.

«Como ciudad hermanada con Málaga, queremos desarrollarnos con ellos» José Ortiz, Alcalde de Torremolinos

«Sumamos palacios de congresos, plazas hoteleras, el aeropuerto y, sobre todo, la cercanía» José Ortiz, Alcalde de Torremolinos

«Si sumamos ambos modelos turísticos, (urbano y vacacional) seremos complementarios» José Ortiz, Alcalde de Torremolinos

En el ámbito turístico, se destaca la relación, como ya aseguró el regidor de Torremolinos, entre el destino de sol y playa y el urbano. Como ejemplos, desde Torremolinos se refieren a espacios como la playa de Los Álamos, muy cercana al término municipal de Málaga, y que este año ha sido distinguida con la Bandera Azul. «Cuenta con un nuevo empresariado que fomenta la atracción turística revolucionando el ocio cerca del mar con beach clubs y eventos con un gran componente de socialización, siendo una propuesta complementaria al turismo cultural», sostienen.

En esta misma línea, el regidor de Torremolinos asegura que la oferta cultural y museística que ofrece Málaga, combinada con el «escenario abierto» de Torremolinos, da como resultado «0una extensa oferta de eventos destinados a todas las edades y a todos los intereses». Así considera que se promueve el denominado 'turismo de proximidad'. «La cultura del ocio, gastronomía, salud y belleza, reuniones, congresos y eventos, deportes y actividades en espacios abiertos, las privilegiadas playas de Torremolinos, senderos y múltiples ofertas», describió Ortiz, y que a su juicio conjuga y hace de estas dos ciudades una «alianza promocional» que además se respalda en la marca ya creada de la Costa del Sol.

Aunque aún queda mucho por trabajar sobre estas mesas sectoriales y sobre en los contenidos en sí mismos, tanto Francisco de la Torre como José Ortiz mostraron una buena sintonía y se emplazaron a seguir trabajando de manera conjunta, especialmente en asuntos de actualidad que pueden necesitar soluciones consensuadas, como el caso de las viviendas turísticas. «Hay que tener en cuenta que un turista que viene a Torremolinos, a escasos metros está en Benalmádena o en Málaga, no hay una diferencia clara, está en la Costa del Sol», sentenció Ortiz.

La mayor inversión con 4.000 empleos directos

El proyecto comercial y de ocio de Intu Costa del Sol supone una inversión de unos 700 millones de euros, la mayor de la historia de la provincia de Málaga. En el apartado de empleo es en el que mejor se advierte la importante influencia que tendrá en su entorno, creará más de 4.000 empleos directos y 1.500 indirectos en Torremolinos y su área de influencia, garantizando la contratación de mano de obra local, dinamizando así la economía y la estructura productiva malagueña.

ICS es un proyecto suprarregional con gran atractivo turístico que atraerá a visitantes de todo el arco mediterráneo. Tampoco hay que olvidar la estratégica situación del Shopping Resort al borde de la AP-7, punto de paso obligado de los turistas que llegan a la zona y que se dirigen hacia el oeste, así como la cercanía del aeropuerto internacional de Málaga, y la situación de la estación del AVE. La propia cercanía del Palacio de Congresos de Torremolinos incrementará también la realización de conferencias y distintos eventos, generando un flujo de visitas que beneficiará a ambos equipamientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos