Reactivan el proyecto de un centro deportivo con aparcamiento frente a la Ciudad de la Justicia

Recreación del proyecto de centro deportivo que diseñó Udisa para los terrenos. /SUR
Recreación del proyecto de centro deportivo que diseñó Udisa para los terrenos. / SUR

Una empresa local se ha hecho con los derechos para construirlo en una subasta convocada para pagar a los acreedores de la anterior concesionaria

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Casi 15 años después de su gestación, el proyecto para la construcción de un centro deportivo con aparcamiento en los terrenos situados frente a la entrada principal de la Ciudad de la Justicia vuelve a reactivarse. Una empresa malagueña se ha hecho este jueves con los derechos para construirlo en una subasta convocada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga para pagar a los acreedores de la anterior concesionaria, la sociedad Udisa. Según ha podido conocer este periódico, ha sido la única puja que reunía los requisitos para la compra del proyecto, por el que ha desembolsado una cantidad que va a permitir pagar las deudas con acreedores de privilegios especiales y generales, en un concurso desarrollado por el abogado Antonio Caba.

Esta empresa local toma por lo tanto el testigo de Udisa para la puesta en marcha de este proyecto que quedó frustrado y paralizado años atrás por la crisis. Esta actuación se gestó en 2005 mediante una concesión del suelo por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento a la empresa Udisa para su construcción y explotación. Sin embargo, lo único que existe en la parcela es el inicio del forjado de un sótano que se ha quedado a medio terminar. La falta de financiación para las obras que, en una primera fase, suponían una inversión de 23 millones de euros, frenó en seco el proyecto y Udisa entró en concurso de acreedores en el año 2014.

Fases

En 2009, el Ayuntamiento había autorizado la división del proyecto en dos fases, una separación que solicitó la empresa para hacer más viable su ejecución, pero que finalmente no sirvió para acometerla. La primera fase del proyecto consistía en la construcción de un edificio que contendría un gimnasio, spa y una piscina cubierta. Contaría, además, con dos sótanos con capacidad para 330 plazas de aparcamiento, así como con 15 pistas de pádel y 11 campos de fútbol, de los que dos serían de fútbol 7 y nueve de fútbol 5, en el exterior. El aparcamiento ofrecería plazas de rotación que podrían ser empleadas por los usuarios de la Ciudad de la Justicia, así como algunas para abonados y socios del futuro centro deportivo, que dispondría igualmente de una cafetería.

La segunda fase de este complejo iba a consistir en una zona comercial dotada con centro médico deportivo y restaurantes, y otro aparcamiento subterráneo de cuatro plantas que, con el de trescientas plazas, sumaría unos 1.400 estacionamientos, por lo que se convertiría en el mayor de la ciudad.