Último llamamiento para donar médula en Alhaurín de la Torre

Donantes acuden al centro portátil instalado en Alhaurín de la Torre. /SUR
Donantes acuden al centro portátil instalado en Alhaurín de la Torre. / SUR

La familia de Niko, el alumno de nueve años del colegio Montessori Caracoliris busca un perfil compatible para erradicar la leucemia

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

En Alhaurín de la Torre se ha instalado un pequeño rincón para la solidaridad. La familia de Niko, el alumno del International Montessori School Caracoliris diagnosticado con Leucemia Linfoplástica Aguda, aguarda a que el centro de transfusión móvil habilitado en la Casa de la Juventud de la localidad permita encontrar un donante de médula compatible, lo que cerraría la puerta de una vez por todas a la enfermedad.

Niko lleva meses enfrentándose a un tipo de Leucemia especialmente agresivo y resistente que ha vuelto a manifestarse pese a haber entrado en remisión en dos ocasiones. Por eso, las hematólogas a cargo de su tratamiento han determinado que debe recibir un trasplante de médula. Ni su madre, ni su padre ni su hermano Lukas dan con el perfil necesario, de ahí que iniciaran una pequeña campaña a nivel local en busca de la difícil coincidencia.

El Sistema Andaluz de Salud mantiene este centro portátil rodando por toda la región, municipio a municipio. Su llegada a Alhaurín de la Torre ha abierto un rayo de esperanza que estuvo acompañada por una importante movilización organizada por algunas familias del colegio, la dirección del centro y el propio Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre. El caso de Niko es conocido en toda la localidad, y por ello la familia hace un último llamamiento para que los vecinos se animen a acudir al centro portátil, que se marchará este miércoles.

Para ser donante de médula hay que tener una edad comprendida entre los 18 y los 45 años y no presentar ningún problema de salud. Quien done médula debe aceptar entregar sus datos en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO). Este tipo de donación está contraindicada en personas que padecen hipertensión arterial no controlada, diabetes, alguna enfermedad cardiovascular, enfermedades de tipo venéreo como las Hepatitis B o C, antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular (iritis, episcleritis) o fibromiálgia, entre otras condiciones. Tampoco está recomendada para personas con antecedentes o factores de riesgo de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar, según indican las principales administraciones que promueven la donación de médula ósea.