Gente de Málaga: las casas que nos hicieron soñar en 2015

Casi medio centenar de malagueños han abierto las puertas de sus viviendas y han mostrado diferentes formas de entender la palabra 'hogar'

Perfectamente poblada y ambientada de forma mágica, Paula Vincenti sabe cómo dar ese toque de ‘charme’ a las estancias de su hogar./
Perfectamente poblada y ambientada de forma mágica, Paula Vincenti sabe cómo dar ese toque de ‘charme’ a las estancias de su hogar.
LORENA CODES

Decía Goethe que «El hombre feliz es aquel que siendo rey o campesino, encuentra paz en su hogar». Y es que no importan las dimensiones de una vivienda o los lujos de los que se revista, si lo que hay en su interior se acerca a la idea de felicidad. No obstante, es cierto que no todos los hogares tienen ese carácter cálido, acogedor, que invita a quedarse. La combinación de colores, la distribución del mobiliario, la iluminación y el acierto a la hora de rematar con accesorios son elementos fundamentales a la hora de lograr esa especie de magia que hace diferente un ambiente.

En el año que acaba de terminar, casi medio centenar de malagueños han abierto las puertas de su hogar a los lectores de SUR y con ello han contado de sí mucho más que con cualquier entrevista. Han dejado ver el modo en que viven, los recuerdos que acarrean, sus gustos en decoración, el espacio que les acoge para el descanso, en definitiva, esa forma de paz tan particular y personal de la que hablaba Goethe. Y como en cada nuevo curso hay material para todos los gustos. Casas de artistas que sorprenden por su creatividad, como La Casa Amarilla o el Espacio Cienfuegos; viviendas con un importante peso histórico, como la villa de Limonar 40, el apartamento en La Nogalera de Lutz Petry o la casa de Irenka Gyenes, hija del famoso fotógrafo Juan Gynes; hogares que son pura poesía, como el de Tecla Lumbreras o el de Paula Vincenti; casas en las que el arte también está presente, en las agujas (tal es el caso de los diseñadores Mario Blanca, Gemma Melé, Miguel Ángel Ruiz y Ángel Palazuelos) o en la propia forma y estética de la vivienda, como en la que mostraron los interioristas Cristóbal Martínez y Adriana F. López Barajas o en la del arquitecto Juan Ramón Montoya, por ejemplo.

Hogares que relucen en medio del esplendor del campo, como El Cañito (Villanueva del Trabuco) o la Finca El Vicario (Ronda) y otros en los que se escribe parte de la memoria de Málaga, como el rincón de Fernando Mira en Andrés Pérez, magníficamente decorado por Pablo Paniagua, o la casa de Carlos Monserrate, el pintor malagueño cuya obra ha llegado hasta el Capitolio de los EE UU. Moradas de personajes de renombre, como la del chef con estrella Michelin José Carlos García y la del seleccionador de baloncesto Sergio Scariolo, que quiso mostrar a los lectores su esposa, Blanca Ares. Éstos y muchos otros nombres configuran una nómina de impresiones particular y diversa que cada domingo ha contribuido a dibujar el perfil del hogar malagueño.

Como cada temporada, la redacción de Gente de Málaga ha escogido las estancias más especiales para construir aquí la casa ideal de 2015. Sea como fuere, todas ellas han logrado su fin último y esencial: hacer felices a quienes las habitan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos