Rubén Alcántara: de campeón del mundo a constructor

El biker malagueño, una de las referencias mundiales del BMX, triunfa con su empresa Soul Parks, especializada en el diseño y construcción en parques de skate y BMX. La UCI lo ha elegido como juez asesor cara a los Juegos Olímpicos de Tokio

Rubén Alcántara: de campeón del mundo a constructor
Juan Calderón
JUAN CALDERÓN 

Si se lo cruzan por la calle, seguramente no lo reconocerían. Les llamaría incluso la atención que un hombre ya adulto andase por ahí con una bicicleta más propia de un adolescente... Detrás de esta figura ciertamente alternativa se esconde todo un campeón del mundo de BMX, y más aún, una referencia mundial y una de las personas más influyentes de esta modalidad. Rubén Alcántara nació en Málaga hace 44 años. Fue un adelantado a su tiempo, como ahora también lo está siendo. No tardó en emigrar a Estados Unidos, la cuna del BMX para codearse con los mejores del mundo hasta convertirse en el número uno. Ahora, después de una larga trayectoria de competición y promoción, Alcántara ha decidido convertir a Málaga en la nueva referencia internacional para el deporte que practica. El primer paso fue el diseño de la instalación de skate y BMX que lleva su nombre en el Parque del Norte. Aquello, un prodigio de curvas perfectas, inclinaciones y líneas sin fin ha atraído hasta la ciudad a miles de aficionados del mundo entero, además de las competiciones más destacadas a nivel internacional.

Alcántara lo tuvo claro. Aquello evidenciaba su talento para el diseño. Durante su vida como profesional no sólo se dedicó a montar en instalaciones idílicas por todo el mundo, sino a interesarse por sus construcción y diseño. Fu acumulando apuntes, medidas y datos hasta que, de la mano del arquitecto Aitor Veguillas, fundó la empresa Soul Parks, que años después es una exitosa realidad. Han diseñado y construido parques por toda España, especialmente en Málaga, y están a las puertas de un megaproyecto en Tel Aviv, Israel. «Cuando probaba una rampa y me iba bien, siempre preguntaba cómo se había construido. Después de ver lo bien que quedó el skatepark de Málaga mi socio y yo tuvimos claro que podíamos seguir por ese camino. Algunos ayuntamientos de pueblos pequeños contactaron con nosotros porque los propios aficionados les habían indicado que nosotros éramos los indicados para hacer en su localidad una instalación similar. Llevamos relativamente poco tiempo, pero nos va muy bien. Además de los bowl de hormigón, también incluimos los parques de tierra, que son más baratos y tienen mucho tirón entre los bikers», explica.

Algunos de los parques diseñados por la empresa Soul Parks. / SUR

Soul Parks ha diseñado ya nueve parques de skate y BMX en España, además del que está en camino en Israel. La empresa de Alcántara y Veguillas se encarga del diseño, pero también asesora en la redacción de los proyectos para las adjudicaciones, hace el seguimiento de la obra y gestión del presupuesto. La empresa no construye las instalaciones de hormigón, pero sí las que son de tierra, conocidas popularmente como 'campillos'. Lo llamativo es que logra una conexión total con los usuarios. Antes de acometer cada proyecto mantiene reuniones con los aficionados de la zona para atender sus preferencias y escuchar propuestas. «Nos gusta hablar con los locales, con la gente que los va a usar, porque hay muchos estilos de parque. Los orientamos porque hay muchos estilos de parque y entienden que se pueden hacer variaciones. Al tenerlos al día del proceso, todo es más positivo«, explica. Zaragoza, Bilbao, Vigo, San Pedro de Alcántara, Pizarra, Vélez-Málaga y Málaga capital ya cuentan con instalaciones diseñadas por Soul Parks, un tipo de proyecto relativamente barato y muy funcional para aficionados de todas las edades.

«Estamos convirtiendo a Málaga, en realidad ya lo es con el 'bowl' que diseñé en el Parque del Norte, en la nueva meca mundial de este deporte. Hay aficionados del mundo entero que vienen aquí de turismo y a montar en bici. Ya no sólo está este gran parque como referencia, sino que hay otros repartidos por la provincia que les permite amortizar totalmente su viaje. Los profesionales y las marcas vienen a grabar a Málaga porque saben que aquí obtendrán un material excelente», afirma Rubén Alcántara, que por cierto se desvinculó definitivamente del parque que lleva su nombre. Aunque dio servicio al mismo por medio de una empresa, además de conseguir que fuese sede de la Copa del Mundo en dos ocasiones, aquello se acabó. «Teníamos un acuerdo para que siguiese como 'patrocinado', pero luego desde el Ayuntamiento se me dijo que no podía continuar. Creo que no apreciaron lo que conseguí para ellos. Creo, además, que tampoco les importó mucho que me desvinculase. Ha sido una decepción«, aclara.

Aunque ya no compite, Alcántara mantiene una apretada agenda internacional. La Copa del Mundo ya no recalará en la ciudad, pero Alcántara se mantiene como juez y asesor. Acaba de llegar de Alemania, donde recaló desde Australia, para luego viajar México y más tarde a Estados Unidos, donde se celebra la final del certamen. Por si fuera poco, la Unión Ciclista Internacional lo ha reclutado como asesor para las pruebas de BMX que organiza, pues esta modalidad será deporte olímpico en los Juegos de Tokio. «La UCI tiene una Copa del Mundo paralela que es clasificatoria para los Juegos. Ejerzo de juez, pero estoy de asesor en el sistema de competición. Al tratarse de un deporte de estilo libre es complejo de puntuar. El BMX sí ha sido olímpico en la modalidad de 'race', pero no el de estilo libre, que ahora estará en los Juegos. Espero estar en la cita de Tokio, sería otro sueño».

Temas

Málaga