Brigitte Bardot regresa a Torremolinos

La obra luce en la fachada del hotel Adriano, en la plaza Costa del Sol. /Judy Gabor (@judygabor)
La obra luce en la fachada del hotel Adriano, en la plaza Costa del Sol. / Judy Gabor (@judygabor)

Un mural recrea en plena plaza Costa del Sol la visita de la actriz francesa al municipio costero para rodar una película que generó quejas entre los vecinos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Un mural recuerda desde hace días el paso de Brigitte Bardot por Torremolinos, aunque haya quienes la confundan con Marisol. El artista Guillermo Paz, conocido como Nesui SRC, ha recreado en plena plaza Costa del Sol una fotografía de la actriz francesa durante el rodaje de 'Los joyeros del claro de luna'. Nesui, gallego afincado en Torremolinos, ha utilizado pintura plástica y spray para esta obra encargada por el Ayuntamiento en la fachada del hotel Adriano. El rodaje de aquella película tuvo lugar en el municipio costero, por entonces barriada de Málaga, en 1954. Estuvo dirigida por su marido en aquella época, Roger Vadim, y revolucionó el país galo por abordar el adulterio y mostrar a Bardot sin ropa.

«Posee algo desconocido que atrae a los idólatras en un tiempo sin dioses», escribió Jean Cocteau sobre la mítica intérprete, que desplegaba un carácter huracanado más allá de su condición de mito erótico y una insólita capacidad de arrasar por donde pasaba, no digamos ya en la España timorata de los años cincuenta, bajo el yugo de la represión franquista. Cuando recibió a la Bardot, Torremolinos era una barriada malagueña que había comenzado a despertarse de aquel aletargamiento generalizado, una precocidad que propició la llegada de estrellas y aristócratas. Gala Dalí se paseaba en top less por las playas de El Bajondillo, Frank Sinatra se liaba a golpes con un fotógrafo en el Pez Espada y Anthony Quinn tocaba el saxo junto a una banda local.

El artista gallego ha utilizado spray y pintura plástica.
El artista gallego ha utilizado spray y pintura plástica. / Judy Gabor (@judygabor)

«Es el Saint-Tropez español», llegó a decir la actriz sobre Torremolinos. La llegada del tren suburbano al apeadero de El Pinillo abría esta coproducción franco-italiana que revolucionó la Costa del Sol durante algunas semanas. Bardot ya había alcanzado fama mundial con 'Y Dios creó a la mujer' y no estaba dispuesta a perder su tiempo rodando planos largos y recursos, por lo que el equipo de la película empezó a buscar perfiles parecidos al de la actriz francesa por toda la barriada. Pero no todos vieron con buenos ojos el contoneo de la actriz francesa por tierras malagueñas, hasta el punto de que el entonces alcalde, Pedro Luis Alonso, recibió un escrito en el que algunos vecinos solicitaban la expulsión inmediata de la actriz por «su comportamiento y actitud inmorales».

Guillermo Paz, junto a su obra.
Guillermo Paz, junto a su obra. / Judy Gabor (@judygabor)

Además de Bardot, en el reparto de la película, censurada en España, figuraba Alida Valli, cuya presencia en Torremolinos tampoco estuvo exenta de curiosidades. La actriz italiana probó el gazpachuelo en una de las casas de pescadores de la zona «y ahora lo quiere tomar a todas horas», según declaró José Nieto, actor que también intervino en la película, en una entrevista publicada por SUR en septiembre de 1957.