Seis décadas de una chiquillada que cambió el rumbo de Nerja

La Fundación de la Cueva conmemora con los cuatro descubridores vivos y la viuda del quinto el 60 aniversario del hallazgo de la gruta, que ha recibido 18 millones de visitantes

Seis décadas de una chiquillada que cambió el rumbo de Nerja
Eugenio Cabezas
Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Han transcurrido seis décadas, pero los hermanos Manuel y Miguel Muñoz, José Torres y Francisco Navas se siguen emocionando como el primer día en que accedieron a la Cueva de Nerja, el 12 de enero de 1959, siguiendo el rastro de los murciélagos que salían por una estrecha rendija en las entonces conocidas como las Minas del Cementerio de Maro. Los cuatro, junto a la viuda de José Luis Barbero, María López, se han vuelto a reunir este viernes, víspera de la efeméride, en las inmediaciones de la cavidad, para rememorar las anécdotas de aquella chiquillada que cambió el rumbo de la historia de la localidad más oriental de la provincia.

No en vano, desde su apertura, el 12 de junio de 1960, más de 18 millones de personas han pasado por sus galerías turísticas, que apenas representan un tercio del total de la gruta. El pasado año fueron 450.000 los visitantes, un 12% más que el anterior. No obstante, la cavidad no es sólo un reclamo turístico, sino que la investigación y la conservación son también ejes fundamentales en el monumento, que presume de ser la gran catedral de la Prehistoria en el Mediterráneo. Las más de 400 pinturas rupestres que alberga han entrado de lleno en el debate científico sobre la posibilidad de que una parte de las mismas las realizaran los neandertales. El equipo de investigación que lidera el profesor José Luis Sanchidrián, junto al conservador, Luis Efrén Fernández, continúa con su trabajo de muestreo para llegar a resultados concluyentes.

Los descubridores han sido este viernes los grandes protagonistas de la primera de las dos jornadas organizadas por la Fundación para conmemorar este 60 aniversario. Ante decenas de cámaras de televisión, han vuelto a rememorar las innumerables anécdotas que guardan de aquella jornada histórica, como cuando se toparon con varios esqueletos en la Sala de los Fantasmas. «Tuvimos miedo y nos volvimos rápidamente, pensamos que si esa gente había muerto allí, a nosotros nos podía pasar lo mismo, que se nos apagara la linterna y nos quedábamos allí para siempre», ha confesado Miguel Muñoz, que entonces era el benjamín de la expedición, con 14 años.

Eugenio Cabezas

Los cuatro han recordado con emoción a José Luis Barbero, que falleció en junio de 2007 y no pudo disfrutar de los sucesivos homenajes que se les han ido brindando, especialmente en 2009, coincidiendo con el 50 aniversario, y en 2014, con el 55. Junto a la Torca Chica, el pequeño agujero por el que se colaron hace seis décadas, han inaugurado unos paneles con reproducciones de fotos de cada uno de ellos de hace seis décadas. Mucho más jóvenes, «pero con la misma emoción» y ganas de contar los secretos de «una de las grandes maravillas del mundo», como la ha calificado José Torres, que era hijo de un Guardia Civil destinado en Nerja en aquellos años.

Posteriormente, han recorrido algunas de las salas turísticas de la gruta, un espacio en el que Miguel Muñoz trabajó como guía durante casi 50 años, hasta su jubilación. Francisco Navas, que era el mayor entonces, con 21 años, se ha vuelto a emocionar relatando como meses después de su primera expedición, en noviembre de 1959, fue capaz, él solo, de descubrir las Galerías Altas, en su afán por encontrar nuevas rutas dentro de la inmensidad de la cavidad. También trabajó como guía hasta su jubilación.

El programa de este 60 aniversario incluye, hasta mañana, visitas guiadas y gratuitas a la gruta, aulas didácticas y una exposición en el Museo de Nerja sobre las seis décadas transcurridas desde este descubrimiento, además de pasacalles y un espectáculo pirotécnico. La subdelegada del Gobierno central en la provincia y presidenta de la Fundación, María Gámez, ha estado presente en los actos de este viernes, junto a la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), al gerente, Chema Domínguez, y a otros representantes del Ayuntamiento y de la Diputación, así como los anteriores gerentes.

La programación de estos dos días inicia una serie de actividades especiales que se desplegarán a lo largo de todo el año con motivo del 60 aniversario, en el que también jugará un papel importante el próximo Festival Internacional de Música y Danza que se celebrará en verano y que igualmente conmemorará sus seis décadas de trayectoria. La celebración del hallazgo de la Cueva de Nerja, además, protagoniza el boleto de la Lotería Nacional de este sábado 12 de enero.

Para los distintos meses del año se han diseñado visitas guiadas y temáticas. Por ejemplo, según ha explicado Gámez, los descubridores ejercerán como guías de la Cueva de Nerja en el mes de abril para rememorar aquella primera excursión de hace 60 años, y en mayo, los paseos por el interior de la gruta estarán amenizados por un cuarteto de música clásica.

Con aproximadamente 450.000 visitas en 2018, la Cueva de Nerja es el monumento natural más visitado de Andalucía. Es Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Zona Arqueológica. Actualmente, un tercio de su superficie es visitable, la zona conocida como Galerías Bajas o Turísticas, que se extienden por 9.371 metros cuadrados. Las Galerías Altas y las Nuevas, descubiertas en 1959, están cerradas al público por motivos de conservación. No obstante, hasta hace unos años se organizaban visitas para grupos reducidos.

Temas

Nerja