Sol, playa y reproducción asistida

Lanzan un paquete turístico para que lesbianas europeas se sometan a fertilización en su estancia en España

M. A. RUIZ COLL| ALICANTE
Clientes buscan ofertas de una agencia para homosexuales en una feria europea. / EFE/
Clientes buscan ofertas de una agencia para homosexuales en una feria europea. / EFE

Una semana de estancia en un hotel de Alicante, para disfrutar de la playa y el mar, y un tratamiento de fertilidad en una prestigiosa clínica especializada en reproducción asistida: el Instituto Bernabeu. Se trata del singular paquete turístico que ha lanzado la agencia Rainbow Tourism, dirigido a un público muy concreto: las parejas lesbianas de toda Europa.

«Nuestro paquete permite combinar unos días de descanso y playa con la posibilidad de ser madre, haciendo realidad el sueño de muchas lesbianas», afirma María José Rico, gerente de esta empresa nacida en marzo para ofrecer servicios turísticos al mercado gay.

Apenas una semana después de que se creara esta agencia, que funciona únicamente por Internet, «el propio doctor Bernabeu se puso en contacto con nosotros porque estaba interesado en atender la demanda de lesbianas que desean someterse a un tratamiento de fertilidad», explica Rico.

Oferta variada

Con cuatro clínicas en Alicante, Elche, Cartagena y Benidorm (uno de los destinos favoritos del turismo gay), el Instituto Bernabeu ofrecerá a las clientes de Rainbow Tourism distintas técnicas de reproducción asistida, desde la inseminación artificial (cuyo precio ronda los 1.000 euros) a la 'ovodonación con semen', que puede alcanzar los 7.500. Esta última, explica el doctor Rafael Bernabeu, tiene un promedio de éxito del 70% y está especialmente indicada para las mujeres de más de 40 años con dificultades para tener hijos: se emplea un óvulo donado por otra mujer, fertilizado en el laboratorio.

En la actualidad, los cuatro centros del Instituto Bernabeu realizan cada año unos 2.500 tratamientos de fertilidad. El 40% de sus pacientes son mujeres solteras o lesbianas. «Nos planteamos esta iniciativa -indica el doctor Rafael Bernabeu- porque hace años que atendemos a lesbianas de toda Europa a las que en su país no se les permite someterse a este tipo de tratamientos, salvo que puedan acreditar un matrimonio heterosexual».

Rainbow Tourism prevé presentar este servicio para lesbianas en la próxima feria de turismo de Londres, con los ojos puestos también en las mujeres de Alemania, Suiza, Austria e Italia, países en los que «la ley es mucho más restrictiva y no permite la reproducción asistida para solteras».

El paquete turístico ronda los 600 euros por persona. En el alojamiento, sus clientas disfrutarán además de un masaje relajante y un tratamiento de belleza.

Precio asequible

Respecto al precio de la técnica de fertilidad, destaca que en España es mucho más asequible que en otros países como Estados Unidos, donde su coste puede ser hasta diez veces superior. En principio, la agencia operará con un conocido hotel de la Playa de San Juan (Alicante), pero su intención es ampliar la oferta a otros establecimientos e incluir la boda, aunque sólo para parejas que cumplan los requisitos legales.

De hecho, la agencia ya comercializa un paquete turístico para gays que desean contraer matrimonio durante sus vacaciones en Alicante. La empresa efectúa los trámites ante el Ayuntamiento y se hace cargo de todo: desde el oficiante al banquete, las alianzas y hasta el reportaje fotográfico.

Durante un reciente congreso internacional organizado en Alicante por el Instituto Bernabeu, se planteó la necesidad de atender la demanda de tratamientos de fertilidad para lesbianas. La doctora Chantal Simonis, experta de la clínica británica Wessex Fertility especializada en reproducción asistida, explicó que las lesbianas «tradicionalmente han sido discriminadas, pero las consideraciones legales han cambiado mucho».

En la actualidad, agregó, Bélgica, Luxemburgo y España son «los países más permisivos, excepto en una cuestión: las madres de alquiler», una práctica que en España no está autorizada.