El pantano de Charco Redondo también comienza a desembalsar

Se vertieron al río Palmones 30 metros cúbicos por segundo de caudal para aliviar su situación

SUR| LOS BARRIOS
ACUÍFERO. El agua desembalsada de Charco Redondo fue a parar al río Palmones. / ANDRÉS CARRASCO/
ACUÍFERO. El agua desembalsada de Charco Redondo fue a parar al río Palmones. / ANDRÉS CARRASCO

Las precipitaciones de los últimos meses han permitido que los pantanos de la provincia acumulen un tesoro de agua que servirá para garantizar el abastecimiento de varios años. Sin embargo, los técnicos de la Junta de Andalucía no dejan que el nivel de agua en los pantanos se acerque a un punto cercano al límite. Por motivos de seguridad, los embalses deben mantener desocupado un 10% de su capacidad. Una tromba de agua que llegara cuando falta poco para que un pantano se desborde podría dar lugar a una catástrofe. Así pues, cuando se habla de que una balsa de agua controlada está al 100% de su capacidad, lo que en realidad se dice es que su volumen ha alcanzado el máximo que la seguridad aconseja, aunque aún podría acoger mucha agua.

Por esta razón se alivió la infraestructura hídrica de Los Hurones hace unos días y se hizo lo mismo el miércoles en el embalse de Guadarranque.

La Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz inició también ayer, a través de la Agencia Andaluza del Agua, el desembalse parcial de la Presa de Charco Redondo , en Los Barrios, después de que haya superado en un nueve por ciento su nivel normal de explotación.

En un comunicado, la Junta indicó que el desembalse se inició a las 14,00 horas, cuando se abrieron los desagües de fondo con el fin de recuperar y mantener los niveles de seguridad establecidos en las normas de explotación.

El caudal, que fue vertido al Río Palmones, fue de 30 metros cúbicos por segundo de manera continuada. El último desembalse llevado a cabo en la presa data del año 2005. Este embalse tiene como función básica la de abastecimiento de agua para el desarrollo integral del Campo de Gibraltar, al igual que el de Guadarranque que continúa con el desagüe iniciado el miércoles.

El pantano de Charco Redondo superaba el nivel de seguridad y las previsiones meteorológicas apuntaban a que seguirían registrándose precipitaciones en la zona, de ahí su desembalse.

Por su parte, los embalses de Celemín, en Benalup-Casas Viejas, y Almodóvar, en Tarifa, están aliviando agua desde principios de enero y desde el mes de diciembre respectivamente para mantener el resguardo de seguridad estipulado. En el día de hoy se está desembalsando 15 metros cúbicos por segundo desde el embalse de Celemín y 14 metros cúbicos desde el de Almodóvar.

Fotos

Vídeos