diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 24 || Mañana 13 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«La rutina y la repetición no se llevan bien con la música»

CULTURA Y ESPECTÁCULOS

«La rutina y la repetición no se llevan bien con la música»

07.09.11 - 01:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vídeo: Regina Sotorrío, Lara Ganfornina y Salvador González
Eva y Juan están «flipando», «emocionados», «locos de alegría» y con «muchísimas ganas». ¿Los motivos? Nuevo disco en el mercado para el 27 de septiembre; más de veinte conciertos por toda España y el cartel de 'no hay billetes' que ya cuelga en varios de ellos. A Amaral le sobran ilusión y energía para coger de nuevo la carretera con dirección 'Hacia lo salvaje', un álbum de «contrastes» con el que prometen un «potente» directo. El 29 de octubre lo demostrarán en la malagueña Sala París 15, donde ayer calentaron los motores de su gira.
-¿Hay nervios antes del lanzamiento de un disco o en el sexto esa fase está ya superada?
-Juan Aguirre: La verdad es que nunca hemos tenido nervios antes de sacar un disco. Estamos como locos por tocar las canciones en directo.
-¿Se puede tener mono de carretera?
-Eva Amaral: Totalmente. Cuando llevas mucho tiempo en la carretera y vuelves a casa estás como un perrillo que no sabe a dónde dirigirse. Es curioso, pero sí que se tiene un enganche. Y aparte del tema de estar viajando, que es muy bonito, está el asunto del escenario, que es como una droga, una descarga de adrenalina.
-Tienen ya cerradas más de veinte fechas, ¿eso da tranquilidad o estrés postvacacional?
-J. A.: El hecho de tener tantos conciertos nos da sensación de agradecimiento. Y aunque haya un calendario grande de fechas... si hay algo que no tiene la vida en la carretera es rutina. La música y la rutina se llevan mal y para nosotros lo bueno es que todos los días sean diferentes. Es algo que si te gusta es tu método de vida ideal.
-'Hacia lo salvaje' es el primer tema y el título de su nuevo disco. ¿Cómo es su lado salvaje?
-J. A.: La canción se refiere a la curiosidad por lo desconocido, por ir hacia delante, por no mirar el pasado. Tiene que ver mucho con olvidar el mundo que hemos construido e ir hacia una realidad nueva.
-E. A.: Simplemente es intentar buscar la esencia del hombre fuera de la civilización como la conocemos. 'Hacia lo salvaje' es como decir «ahí os quedáis, me voy al bosque». Y es curioso porque al final del disco hay otra canción que se titula 'Van como locos' y es como si una tribu de salvajes entrara directamente en la civilización y lo arrasara todo, pero para construir algo mejor.
-¿Han sentido esa necesidad de huir de todo?
-E. A.: Es que a veces ves cosas en los medios que te dan ganas de no sentirte partícipe ya nunca más de ciertas cosas, de ciertas incoherencias e injusticias. Es importante que la gente de la calle tome las riendas de lo que sucede en su mundo.
-Han dicho en la rueda de prensa que los músicos «se tienen que rebelar contra muchas cosas». ¿Son músicos indignados?
-E. A.: (Risas) No, somos músicos ilusionados.
-J. A.: Cuando nosotros hemos opinado sobre el 15-M siempre lo hemos hecho como Eva y como Juan, porque vivimos en las ciudades y vemos lo que pasa alrededor, pero nunca por ser parte de un grupo conocido o por hacer conciertos. Si nos dedicásemos a trabajar en cualquier otro sitio, pensaríamos igual.
-Le dieron su apoyo desde el principio. Meses después, ¿confían aún en el 15-M?
-J. A.: Lo importante del 15-M son una serie de propuestas que son lógicas, yo no pienso que sean radicales, sino de sentido común. A nosotros y a amigos nuestros nos emocionó ver en las noticias que un grupo de gente intentaba evitar que sacaran a una señora y a su hija de su casa en un barrio de Madrid. Antes de dejar a una persona fuera de su casa hay muchos métodos. La gente que solo entiende de tantos por cientos tiene un punto inhumano, y este sistema no puede funcionar con esa inhumanidad. El 15-M por lo menos ha conseguido que nos fijemos en esas cosas y que no nos preocupemos cada uno de nuestra pequeña parcela de vida. Es un movimiento de esperanza.
-Y en lo musical, ¿qué les indigna?
-E. A.: A mí me indigna el acoso y derribo a las salas de conciertos. No hay una protección ni se fomenta la música en directo en las ciudades de nuestro país. No sé a quién le molesta esto, pero claramente van a por las salas, a cerrarlas y a no dar licencias de música en directo. ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué no entendemos que la música es cultura?
Afortunados
-Sobre todo cuando la supervivencia de los músicos pasa por el directo. ¿Ven el futuro tan negro como muchos de sus colegas?
-J. A.: No, somos muy afortunados por vivir una época de cambios y creo que Internet está posibilitando que la gente tenga acceso a músicas de todas las épocas.
-Porque un grupo de éxito y con una larga trayectoria como el suyo, ¿no atraviesa por dificultades?
-J. A.: El peor momento que yo he vivido como músico fue cuando vivía en Zaragoza y no veía la manera de dedicarme a algo que me quemaba. Y a Eva le pasaba lo mismo. En el momento en que conseguimos tocar en salas había momentos de dificultad, viajes largos... pero éramos felices porque estábamos haciendo algo que nos llenaba. Dificultades puede haber siempre, pero tiene mucho que ver también con lo cabezotas que tú seas cuando quieres dedicarte a algo y los maños tenemos fama de ser obstinados (risas).
-Están abiertos a nuevos sonidos. ¿Que se repite es el peor insulto que se le puede decir a un músico?
-J. A.: Nos gusta tener nuestro sonido y nuestra identidad; pero nunca hemos hecho 'El universo sobre mí' parte II ni 'Kamikaze' parte III. Creo que hemos sido siempre bastante buscadores. La rutina y la repetición no se llevan bien con la música.
-El rock and roll es una filosofía de vida, ¿en qué consiste?
-E. A.: La vida en la carretera es un intento de ser absolutamente libre, de no tener jefe, de vivir a tu aire... Creo que una de mis mayores motivaciones cuando empecé a hacer música era no tener jefe; luego hay muchísima gente que se mete en esto para ligar a destajo (risas) y, sobre todo, hay algo que te quema ahí, que es la comunicación con otras personas a través de un sonido, unas palabras...
-¿Se sienten libre de hacer lo que quieran?
-E. A.: Totalmente, y eso es mucho.
En Tuenti
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.