San Telmo muestra su mejor cara

El Consistorio ha invertido unos 60.000 euros en la adecuación del entorno.
El Consistorio ha invertido unos 60.000 euros en la adecuación del entorno. / Salvador Salas
  • El acueducto ve adecentado su aspecto con los trabajos realizados en Cortijillo Bazán

  • El Ayuntamiento adecua el entorno del Puente de los Once Ojos y crea diferentes caminos alrededor del monumento

El acueducto de San Telmo quiere recuperar su lugar en los mapas. Tras décadas de abandono, la principal obra de ingeniería hidráulica del siglo XVIII en España, busca su sitio entre los principales monumentos de la ciudad. Para avanzar en este camino, el Ayuntamiento acaba de culminar la adecuación del entorno del Puente de los Once Ojos, una obra de la que se beneficiarán fundamentalmente los vecinos de Hacienda Los Montes y Cortijillo Bazán, en Ciudad Jardín.

Los trabajos, desarrollados en conjunto entre el distrito y el área de Parques y Jardines, han consistido en la mejora de la jardinería, la plantación de diferentes especies arbustivas y la adecuación de algunos caminos. La actuación comenzó a principios de mayo y viene a culminar la reforma de este tramo de acueducto, ejecutada en 2009. La obra se ha realizado en la parte más próxima a la calle Héctor Villa-Lobos; mientras que para una segunda fase se pretende limpiar la parte trasera del monumento.

Declarado Bien de Interés Cultural y Sitio Histórico según el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía, el acueducto lucha desde décadas contra el abandono. Hasta el punto de que su entorno se había convertido en una escombrera en donde los vecinos arrojaban todo tipo de residuos. La concejala del distrito, María Victoria Romero, asegura que con estos trabajos sólo tratan de darle la importancia que se merece.

Este complejo hidráulico, cuyo proyecto fue realizado por el arquitecto José Martín de Aldehuela, entró en funcionamiento en 1784. Su objetivo era solucionar los problemas de abastecimiento de la ciudad trayendo agua del río Guadalmedina hasta la población. El trazado, de once kilómetros, se divide en dos partes: una rural que va desde la captación de aguas hasta la finca de San José, aún en uso; y otra urbana, desde dicha finca hasta el arca principal, en la calle Refino. El conjunto dispone de 33 alcantarillas, dos túneles, 30 puentes, varias fuentes y molinos.

La edil explica que los trabajos ejecutados han sorprendido a todos los vecinos, y que incluso han interesado a los responsables de la Andalucía Film Comission, que han anunciado que van a incluir este enclave en el catálogo de lugares disponibles para rodar en la Comunidad. «Con esta actuación va a ganar mucho el barrio, porque se ha conseguido dar más visibilidad al monumento».

Nuevo parque

La actuación que acaba de ejecutarse se ha desarrollado en un área de unos 5.000 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de unos 60.000 euros. Desde el Ayuntamiento aseguran que cuando se desarrolle la segunda fase –de una extensión similar–, podría convertirse en el segundo parque más grande del distrito. «Los vecinos están encantados, y quieren que se adecue todo el entorno cuanto antes», sostiene Romero.

Ambas intervenciones permitirán mejorar un entorno que próximamente será protegido mediante un plan especial. En septiembre del año pasado, la comisión plenaria de Urbanismo aprobó por unanimidad una moción presentada por IU para desarrollar un plan de conservación y resguardo de la obra. Esta iniciativa, que aún sigue sin ejecutar, se presentó después de que una constructora derribara unos cinco metros de acueducto durante la demolición de un edificio en la Alameda de Capuchinos. Mientras esto llega, estas actuaciones puntuales permitirán dotar al complejo del encanto que nunca debió perder.