Diario Sur

Andalucía presume de ser el motor exportador de España y pide inversiones

El consejero de Economía junto a Jaime Ussía, presidente de Moneda Unica, organizador de IMEX. :: sur
El consejero de Economía junto a Jaime Ussía, presidente de Moneda Unica, organizador de IMEX. :: sur
  • Arellano prevé que las ventas al exterior batan este año el objetivo de 2020 y reclama al Gobierno una estrategia industrial

El sector exportador andaluz se luce como «motor» de la exportación española durante dos días en IMEX Andalucía, la feria de negocios internacional que celebra una nueva edición en Sevilla. En su inauguración, en la mañana de ayer, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, dio cuenta de las buenas perspectivas para el cierre del año, tras un ejercicio con baches, y reclamó al Gobierno central que incremente sus inversiones en la comunidad para que ésta vuelva a la senda de la convergencia con el resto de regiones, para reequilibrar los territorios y para aprovechar las ventajas competitivas que la comunidad tiene.

Minutos antes de que comenzaran los encuentros bilaterales entre los representantes de los países y organismos asistentes y de la red de Extenda con las empresas acreditadas, Arellano dio los últimos datos conocidos de comercio exterior de la comunidad, a la que calificó como «el motor exportador de España» y avanzó que prevé que al término de 2016 el volumen total de ventas se sitúe cerca del objetivo marcado para finales del marco del nuevo Plan de Internacionalización, el año 2020, que sitúa el listón en 25.000 millones de euros en exportaciones no energéticas. De momento, el sector agroalimentario, por sí solo, ha crecido casi un 12% y alcanza los 7.487 millones, lo que supone el liderazgo nacional absoluto.

El último dato conocido indica que las exportaciones andaluzas crecieron un 11% en septiembre, con unas ventas de 18.905 millones de euros y un superávit en su balanza comercial con el exterior de 1.168 millones de euros , frente al déficit de 13.227 millones que presenta el conjunto de España.

Arellano hizo un poco de historia y recordó que en los años 80 las exportaciones andaluzas alcanzaban los 1.000 millones de euros y un cuarto de siglo después, la cifra se ha multiplicado por 25, por lo que valoró que «la internacionalización de nuestras empresas ha propiciado el mayor cambio cualitativo experimentado por la economía andaluza en este siglo».

También resaltó el mérito del la gestión realizada por el Gobierno autonómico y sus sucesivos planes de internacionalización como tractor de este cambio y aseguró que «cada euro invertido en fomentar la internacionalización ha generado 234 euros de exportaciones». Los hechos nos han dado la razón, vino a concluir.

Pero el responsable andaluz de Economía también analizó las amenazas del sector, en especial en Brexit y la incertidumbre que se abre en EEUU con la victoria de Trump, por ser ambos mercados importantes para los productos andaluces y dijo que el Gobierno andaluz «está vigilante» , pero emplazó al Gobierno de España a anticipar estrategias.

El consejero reconoció que Andalucía no logra converger en renta per cápita con el resto del país y puso la pelota en el tejado del Gobierno central, que debería invertir en Andalucía el 17% y no llega al 14% del peso de su población, dijo. Pidió «una estrategia global de industrialización», ligado a industrias tractoras como es el caso de la naval, la marítima o la aeronáutica, y recalcó la importancia de los corredores ferroviarios, sobre los que Madrid no se decide a invertir.