Muere un soldado marroquí al evitar la entrada de inmigrantes a la ciudad

El líder del Ejecutivo local y el presidente del Senado transmiten sus condolencias a los familiares del fallecido

EFEMELILLA
La gendarmería ha abierto una investigación para aclarar los hechos::
                             SUR/
La gendarmería ha abierto una investigación para aclarar los hechos:: SUR

Un miembro de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos murió en la madrugada del martes en el marco de un operativo para impedir la entrada ilegal de inmigrantes a Melilla, según informó ayer el Ministerio de Interior marroquí a través de un comunicado publicado por la agencia de noticias MAP.

Alrededor de las 03.00 horas de la madrugada del martes, un grupo de un centenar de inmigrantes intentó forzar el cierre de la alambrada de Melilla a la altura del llamado 'gancho Farhana', en la localidad de Beni -Enzar, según una fuente. De acuerdo con el ministerio, las fuerzas marroquíes intervinieron «con firmeza» y los inmigrantes lanzaron piedras contra los agentes. Uno de ellos resultó herido y fue trasladado al Hospital Hassani de Nador, donde «sucumbió a sus heridas».

Al término del operativo, un total de 26 inmigrantes fueron detenidos. La Gendarmería Real ha abierto una investigación que será dirigida por la Fiscalía. Según el comunicado, en las últimas semanas las fuerzas marroquíes han frustrado varios intentos de entrar ilegalmente a las ciudades de Ceuta y Melilla.

En este contexto, las autoridades marroquíes han reiterado su determinación a continuar la lucha contra las redes de tráfico de personas «con vigilancia, firmeza y responsabilidad», de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente.

Condolencias

Conocida esta noticia, autoridades del Gobierno melillense y el propio presidente del Senado, Pío García-Escudero, que se encontraba de visita en la ciudad de Melilla, quisieron dar las condolencias a la familia de esta persona y mostrar su solidaridad a los mismos. El líder del Ejecutivo local, Juan José Imbroda, también se sumó a estas palabras y aprovechó para dar su agradecimiento a la gestión que están desarrollando las fuerzas de seguridad de Marruecos para evitar la entrada de más inmigrantes ilegales a la ciudad. Calificando esta actitud de «ejemplar», el popular aseguró que están «trabajando mucho y bien para defender nuestra frontera».

Imbroda entiende que lejos quedan aquellos años en los que «no había mucha comprensión entre ambos países». Ahora, subrayó, la situación es bien distinta y la lealtad «es digna de agradecimiento». El presidente de la Ciudad sostiene que la buena coordinación que existe a día de hoy entre un lado y otro de la frontera demuestra «la política de dos pueblos que son amigos, y aliados y que están llamados a continuar en esta línea».