Un trío en Tinder acaba en ruptura y con el novio detenido por difundir imágenes de las chicas

Un trío en Tinder acaba en ruptura y con el novio detenido por difundir imágenes de las chicas

La expareja del arrestado denunció que, cuando ella puso fin a la relación e inició otra, él envió las imágenes a varias personas de su entorno

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Todo empezó como un juego. La pareja decidió crear un perfil en la red de contactos Tinder con la idea de conocer juntos a una chica y probar un trío sexual. Pero acabó mal. La relación terminó en ruptura y él no encajo bien el desenlace. Y lo complicó todo aún más difundiendo [presuntamente] imágenes del sexo en grupo.

Este sería el resumen de una relación a tres que ha terminado en los tribunales. El pasado 28 de octubre, la Policía Nacional detuvo en Málaga al joven acusado de un delito contra la intimidad por supuesta revelación de secretos, y lo puso a disposición del Juzgado de Instrucción número 14 de la capital, que lo dejó en libertad con cargos, según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La historia judicial del caso partió de la denuncia de la exnovia del arrestado después de que varias personas de su entorno recibieran en sus teléfonos móviles, a través del servicio de mensajería instantánea WhatsApp, unas imágenes del trío sexual.

Y aquel, que fue el inicio de la detención y las citaciones judiciales, era también el epitafio de una relación sentimental que comenzó años antes. La pareja, que llevaba tiempo conviviendo, entró un día en la aplicación Tinder y creó un perfil. Al parecer, y siempre según las fuentes consultadas, querían probar un trío sexual con una chica.

En la red de contactos dieron con una joven bien parecida y empezaron, juntos, a chatear con ella. De ahí pasaron al WhatsApp, donde crearon incluso un grupo entre los tres para organizar un encuentro. Sólo había una condición pactada de antemano: prohibido tomar imágenes mientras mantenían relaciones.

Sin embargo, en una de aquellas citas, las chicas se percataron de que él tenía el teléfono móvil en una mano y que las estaba enfocando, según describirían ellas en la denuncia. Las jóvenes se lo recriminaron, puesto que aquello vulneraba su acuerdo, y él supuestamente les prometió que borraría las imágenes que había tomado de ellas.

Pasó el tiempo y un día la novia le comunicó al ahora investigado que quería poner fin a la relación de pareja porque, al parecer, quería iniciar una nueva. Los investigadores creen que aquel pudo ser el detonante de lo que sucedió después. Según la denunciante, su ex le dijo que había enviado imágenes íntimas del encuentro sexual. No solo eso. La joven pudo comprobar que no solo se habían difundido fotos del trío, sino también algunas posteriores, cuando ya había terminado entre ellos la relación de pareja. De ahí que ella sospechara su exnovio pudiera haber accedido a su teléfono móvil mediante alguna aplicación espía o programa informático.

La denuncia condujo a los policías al arresto del joven por un presunto delito de revelación de secretos. Fue puesto inmediatamente a disposición del Juzgado de Instrucción 14 de Málaga, que decretó su puesta en libertad con cargos y se inhibió a favor del Juzgado de Instrucción 8, que era el que estaba de guardia cuando se interpuso la denuncia, y cuyo titular proseguirá la investigación del caso.