La contraferia: Comer y cenar en el Real

Luis Vega (La Reserva), Antonio Cárdenas (La Canasta) y Ramón Montes (Los Mellizos), en el real. /Félix Lorenzo
Luis Vega (La Reserva), Antonio Cárdenas (La Canasta) y Ramón Montes (Los Mellizos), en el real. / Félix Lorenzo
Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Cada año hay más malagueños que optan por subir también al real para no sólo pasarlo bien, sino para comer o cenar, y además disfrutar de buenos platos, elaborados con calidad en un ambiente festivo.

El real y sus casetas ya no son sinónimo de jamón, queso, bocatas y poco más, sino que la llegada de nuevas casetas, con empresas de cátering de reputada trayectoria, o restaurantes del centro que deciden abrir en Cortijo de Torres, así como las 'manos familiares' de peñas y otras entidades, ha hecho que ahora se pueda ir con garantías de una buen menú, sin olvidar los 'hábitos culinarios' de toda la vida de dios de la feria, como son los pollos asados, los pinchitos morunos y los pimientos fritos...

Una de las primeras empresas de cátering que apostó por el real desde hace muchos años, Doña Francisquita, que cuidó con esmero la cocina de La Rotativa con sus históricos 'Rodillitos de Rotativa', no está sin embargo este año, «aunque hemos tenido bastantes peticiones, la verdad es que no hemos llegado a ningún acuerdo». Sin estará, al frente de la caseta oficial, Lepanto, con Pedro Pablo como alma máter, que ofrece una cocina de calidad, y que es un lugar espléndido además por su relación calidad/precio para cenar.

Muy cerca, la veterana y pionera La Espiga cede su barra y su zona de restauración a la empresa sevillana Arrabal, que lleva ya varios años con el grupo de amigos que preside María Piédrola (y con La Rebotica). Su especialidad, el ya familiar 'Solomillo Arrabal' y el revuelto de gulas y langostinos,sin olvidarnos del salmorejo. A su lado, El Portón donde también la cocina tiene una alta cualificación, y otras casetas similares. En las peñas se suelen hacer paellas y potajes caseros, y por mucha calor que haga, la verdad es que de vez en cuando sientan muy bien estos guisos, sobre todo para prevenir y contrarestar el alcohol.

Pablo Gonzalo (El Pimpi), en fotografías realizadas el sábado al mediodía en Cortijo de Torres.
Pablo Gonzalo (El Pimpi), en fotografías realizadas el sábado al mediodía en Cortijo de Torres. / Félix Lorenzo

Porque en la feria sobre todo se brinda, pero también se come, y dos conocidos restaurantes han apostado por el real, donde 'debutaron' hace un año. En El Pimpi, además de un ambientazo garantizado con Encarni Navarro y las diferentes actuaciones musicales que cada día amenizarán el ambiente, se pueden encontrar los productos habituales de la carta del popular establecimiento de la calle Granada, desde su espectacular ensaladilla rusa, pasando por mariscos, pescados y carnes. Pablo Gonzalo, gerente del establecimiento, comenta que tras el éxito de la pasada feria han ampliado un módulo más, y que están muy ilusionados por cómo va a quedar el recinto, con solería y techo y aire acondicionado, además de haber conseguido unir a su oferta los helados de Casa Mira, en concreto de Fernando Mira.

Otro de los restaurantes que apuesta por el real es la cadena 'Los Mellizos', expertos en mariscos y pescados de la bahía, donde además manejan el arte 'carihueleños' para freír, lo que no es poco atractivo. Ramón y Florencio, que dan nombre a su conocida firma, aunque en realidad son gemelos y no mellizos. Ramón Montes recuerda los orígenes de su popular negocio, que se remonta a la taberna que sus padres abrieron en La Malagueta, Casa Pascual, «ya hace muchos años», en plena tarea en el real en una caseta, la de Los Mellizos, donde se puede almorzar o cenar con 'cierta tranquilidad', ya que no hay el bullicio de otros establecimientos. Este año debuta el Grupo La Reserva, con una oferta de restauración que le ha dado fama en el centro de Málaga. José Gómez afirma que «hay que apostar por el real, y aquí estamos». Lo mismo que AntonioCárdenas, feliz con el éxito que está teniendo La Canasta en el real de Cortijo de Torres.

Comer en el real de la feria se está convirtiendo en un gran atractivo merced a estas empresas de éxito que han decidido apostar por la feria.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos