La hipoteca inversa, una alternativa con pocas opciones de volver

La hipoteca inversa ha vuelto a comercializarse este año tras un lustro sin hacerlo./SUR
La hipoteca inversa ha vuelto a comercializarse este año tras un lustro sin hacerlo. / SUR

Las entidades financieras se resisten a implantar esta modalidad que ofrece liquidez a cambio de hipotecar la vivienda

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La hipoteca inversa, que permite a los mayores de 65 años recibir un préstamo avalado con su vivienda y complementar así sus ingresos durante la jubilación, ha vuelto a comercializarse en España coincidiendo con el centenario del sistema público de pensiones, que atraviesa un momento crítico al no poder garantizar ni su sostenibilidad ni su suficiencia. No obstante, de momento únicamente lo hace la entidad portuguesa BNI Europe, a través de la consultora Óptima Mayores.

Después de cinco años sin estar disponible en España, esta entidad lusa ofrece a un tipo de interés de entre el 5 y el 6%. La hipoteca inversa es un producto bancario por el que la entidad te concede un préstamo (de un máximo de 500.000 euros) que puede ser entregado de una sola vez al firmar el contrato o bien mediante mensualidades vitalicias a un tipo de interés habitualmente fijo, sin que el dueño de la casa deje de ser propietario de la misma.

En caso de que el dueño quiera vender la casa, por ejemplo, puede cancelar el préstamo con el banco y devolver la deuda, y mientras esté en vigor puede, a la vez, mantenerla alquilada.

La peculiaridad radica en que en el momento del fallecimiento del propietario, sus herederos recibirán la casa con la deuda acumulada y deberán devolver al banco el total del préstamo entregado más los intereses acumulados, de manera que lo más habitual es vender la casa y saldar la deuda. En caso de renunciar a la herencia, el banco se queda con la vivienda.

No obstante, parece que el resto de las entidades bancarias del país no están dispuestas a seguir los pasos de BNI Europe. Fuentes de Unicaja dijeron que no se descarta estudiar este tema en el futuro, pero ahora no es una prioridad, por lo que tampoco hay una decisión tomada al respecto. El Banco de España considera que la hipoteca inversa es una buena opción para dar liquidez a las personas mayores cuando llegan su jubilación. El sector bancario entiende el argumento pero no termina de ver el negocio. «No estamos en eso ahora», responden Santander, BBVA, Bankia, Bankinter y Sabadell. CaixaBank, el único banco que la tuvo entre sus productos, junto a BBVA, expone que aún es muy pronto para valorar si es bueno volver a poner en el mercado este tipo de hipotecas.

La complejidad del producto y el hecho de que el banco tenga que esperar varias décadas –de media– para poder recuperar el principal más los intereses han provocado que la oferta sea muy residual, así como el desconocimiento que existe por parte de los pensionistas de esta posibilidad: sólo un 12% de los mayores de 65 años en España sabe que esta alternativa existe, según cálculos de la consultora Óptima Mayores.

Dado que las familias españolas tienen el 70% de sus ahorros invertidos en vivienda y que los mayores de 65 años acumulan un ahorro de 600.000 millones de euros en vivienda, esta firma especializada en consultoría financiera cree que esta solución es muy interesante para los que necesiten ampliar sus ingresos durante el retiro.