«El 'ranking' es un mero número, no es para mí una prioridad, y sí jugar torneos grandes»

Adrián Menéndez, con el trofeo de ganador individual del Challenger de Puerto Vallarta (México) de esta temporada, su cuarta corona de esta categoría. /ATP World Tour
Adrián Menéndez, con el trofeo de ganador individual del Challenger de Puerto Vallarta (México) de esta temporada, su cuarta corona de esta categoría. / ATP World Tour

Tras acabar 2018 como el 129º mundial, el marbellí analiza la temporada recién acabada y admite que lo que le ilusiona es jugar más torneos ATP

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Terminadas las minivacaciones, Adrián Menéndez (Marbella, 1985) ya está de pretemporada. No hay casi solución de continuidad en el calendario, que en 2019 introduce novedades en la puntuación de Challengers y Futures para reducir la nómina de profesionales. El malagueño, la primera raqueta local, reconoce que ya no le preocupa tanto el 'ranking' como estar en torneos grandes. Y anuncia que no piensa aún en la retirada.

Terminó la temporada el 129º del 'ranking' ATP. No es la mejor clasificación final de año, porque cerró 2017 el 127º...

–Pero sí acabé con mi mejor cifra en cuanto a puntos ATP. Ahí sí que ha sido mi mejor temporada. El 'top 100' mundial suele estar entre 470 y 530 puntos normalmente, y este año se han ido a los 600. Digamos que los 150 mejores han apretado y todo se ha hecho más duro. Me quedo triste por no haber hecho mi mejor 'ranking', pero entre ser el 110 º o el 130º no hay gran diferencia.

–¿Cómo cree que le afectará el cambio que se propone la ATPla próxima temporada en los Challengers?

–Se ha decidido que los Futures no van a puntuar para el 'ranking' de la ATP, y se va a reducir el número de jugadores con 'ranking' profesional. Creo que quedarán unos 500 o 600. Los Challengers van a ser más grandes, con cuadros de 48 jugadores, con lo que dentro del circuito se va a dar más oferta de trabajo. Habrá un 'ranking ITF' paralelo para los Futures, y los Challengers ya no se van a clasificar por la dotación de premios, sino por la de puntos. Habrá Challengers 80, 90, 100 o 150, el más alto. Luego estará el ATP 250.

Su temporada quedó marcada por su presencia en los cuartos de final del nuevo ATP 250 de Nueva York. Nunca llegó tan lejos en un torneo de este nivel.

–Sí, jugué a muy buen nivel y estuve a punto de meterme en semifinales. Perdí 6-4 en el tercer set con Mannarino. Estoy contento, creo que fue una temporada muy regular. No tuve éxito en los Grand Slam (perdió en primera ronda en las fases previas de los cuatro), y no hay que ponerse excusas, pero en uno llegué lesionado y en otro caí con fiebre. Ahora dentro de un mes tenemos Australia y estoy con ilusión.

«Ahora mismo ni siquiera me planteo una retirada; hoy en día está más cerca de los 40 si las lesiones te respetan» su futuro, a los 33 años

«Estoy contento, fue una temporada muy regular, pese a los Grand Slam» su 2018

–¿Qué ilusiones tiene ahora? Este año estuvo a un paso de batir su mejor 'ranking' (fue el 113º en agosto, a dos puestos del 111º que alcanzó en el verano de 2015)...

-Bueno, a ver... Ha llegado un momento en el que llevo muchos años compitiendo y el 'ranking' es un mero número, no es una prioridad ya. Mi ilusión es jugar torneos grandes, mejores. Quiero preparar un calendario en el primer cuarto del año apuntando a los torneos ATP y con menos Challengers, que siempre hay tiempo de jugarlos. Puedo entrar en las previas de los ATPgracias a mi 'ranking' y creo que este año he demostrado que puedo estar ahí a un buen nivel, y al final si ganas partidos el 'ranking' viene solo.

–¿Se plantea cuántos años le quedan de tenis? ¿Lo analiza año a año?

–Ni siquiera me lo planteo.Es verdad que esta temporada ha sido bonita, aunque hubo una lesión al final de ella que no sabía cómo afrontarla, pero se resolvió muy rápido. Ahora mismo no me planteo una retirada, disfruto de este deporte y por suerte puedo dedicarme a lo que me apasiona. Hoy en día los tenistas están demostrando que la edad para el retiro está cerca de los 40 si las lesiones respetan. Hace años era normal planteárselo al llegar a los 30.

En la ATP informan de que obtuvo este año 133.000 dólares en ganancias. Desde su mayor estabilidad a partir de 2014 ya sí puede decir que puede vivir del tenis sin problemas, ¿verdad?

–Sí. La cifra es sin deducir impuestos en nuestro país ni los gastos de viajes, pero cuando consigues la estabilidad y un 'ranking' sí que puedes vivir de lo que es un profesionalismo en el tenis. Por eso también la ATP cambia algo las normas mirando al futuro, porque había muchos jugadores que se llamaban profesionales pero no vivían de esto.

–¿Se ha profesionalizado más su forma de entrenarse y viajar?

-Totalmente. Puedo permitirme planificar el año de una forma más profesional. No tengo un equipo de trabajo como los tenistas que están entre el 50º y el 80º del 'ranking', pero llevo año y medio viajando unas veinte semanas con un fisioterapeuta que me conoce y me ayuda en la recuperación durante los torneos, que es cada vez más importante.

«Queremos que se consolide y buscar apoyos para que suba de categoría»

–En lo que no mejoran es en el tiempo que tienen para desconectar. Apenas son diez días de vacaciones al final del año, antes de empezar con la preparación física de pretemporada.

–Sí. Este año, ni diez días tuve. Fueron ocho y se me han pasado my rápido. Los del 'top 20' sí han descansado más semanas, pero a cambio juegan más partidos. No podemos descansar mucho, porque el que lo haga lleva una desventaja con otros jugadores. Tenemos que jugar entre 25 y 30 torneos a un buen nivel.

–¿Cómo va la preparación del próximo Casino Admiral Trophy de Marbella (será la segunda edición), que usted organiza?

–Nos quedamos muy contentos de cómo fue el de 2018. El 'feed back' de la ATPy de los jugadores fue muy bueno. Para 2019 seguirá siendo un Challenger 80, pero queremos que se consolide como uno de los mejores y buscar apoyos para subir de categoría. Somos un torneo que ofrece ventajas y comodidades al público y jugadores. Volverá a ser coincidiendo con la segunda semana del Master 1000 de Miami.Es el primer torneo de tierra en Europa en el calendario, y esta vez no coincidirá con la Semana Santa.

–¿Cómo está viendo la irrupción de su paisano Davidovich, 231º tras su primer año sénior?

–No he podido seguirle mucho esta temporada. Le vi en el torneo de Marbella y unas semanas en Italia, pero no hemos coincidido más en el calendario. Obviamente, para su juventud es una gran trayectoria. El nivel de 'ranking' no debe obsesionar tanto. Es joven, el circuito es muy longevo y no hay que tener prisas y sí en una mejoría en su preparación.

Temas

Tenis
 

Fotos

Vídeos