Las primeras iglesias católicas de Málaga

Fachada principal de la Catedral de la Encarnación.
Fachada principal de la Catedral de la Encarnación. / F.G.
  • Tras la conquista a los árabes, los Reyes Católicos mandaron levantar cuatro templos: la Catedral de la Encarnación y las iglesias de Santiago, San Juan y los Santos Mártires

Obsesionados por la unidad religiosa en sus reinos, uno de los primeros cometidos de los Reyes Católicos recién conquistada la ciudad en agosto de 1487 fue levantar iglesias para el culto católico. Para ello no dudaron en aprovechar construcciones dedicadas a la religión musulmana, como es el caso de la Catedral y la iglesia del Sagrario, que se edificaron aprovechando la Mezquita mayor. En el caso de la iglesia de Santiago los historiadores creen que también se levanta sobre una mezquita, de la que la torre sería su antiguo alminar.

La expansión de la religión católica supone en el caso de Málaga la construcción de la Catedral de la Encarnación, la iglesia del Sagrario, adosada a la anterior, la iglesia de Santiago y San Juan y Los Mártires, todas declaradas monumentos exceptuando esta última.

Iglesia del Santiago y su torre mudéjar.

Iglesia del Santiago y su torre mudéjar. / F.G:

La iglesia de Santiago fue fundada por los Reyes Católicos el 25 de julio de 1490, erigiéndose en parroquia en 1505. Su arquitectura funde los estilos mudéjar y gótico, que se aprecia en la torre y la puerta principal, y barroco, fruto de las reformas del siglo XVIII. En esta iglesia fue bautizado, en 1881, Pablo Picasso.

Contigua a la Catedral se encuentra la iglesia del Sagrario, que ocuparía el ángulo noreste del patio de la Mezquita. En la cripta se puede observar el arranque del alminar de esa primitiva Mezquita mayor. Fue erigida por la misma bula real que ordenó la construcción de la Catedral. Destaca la portada, conocida como puerta del Perdón -que da a la calle Santa María-, que responde al estilo gótico de los Reyes Católicos con detalles renacentistas. El cuerpo principal está presidido por el Salvador, y en los laterales están representados los Evangelistas y la Anunciación. El interior es sencillo, de una sola nave. Un magnífico retablo del s. XVIII fue destruido en la guerra civil. El actual se instaló en 1955 y procede de una iglesia de Becerril del Campo (Palencia).

Portada renacentista de la iglesia del Sagrario.

Portada renacentista de la iglesia del Sagrario. / F.G.

La tercera de las iglesias ordenadas levantar por los Reyes Católicos y que cuenta con la declaración de BIC es la de San Juan. Se levantó en lo que eran entonces los arrabales de la ciudad islámica. Inicialmente tenía una nave central y otra colateral de estilo gótico con elementos mudéjares. La torre estaba terminada en 1543. Después se acometieron distintas reformas para ampliar la superficie, hasta que en 1680 un terremoto derribó la torre. La nueva es el elemento más destacado de la edificación. Es una torre-pórtico, que da acceso a la iglesia por la nave lateral derecha, y consta de tres cuerpos. Las obras de restauración del templo en 1999 devolvieron a la torre su imagen inicial, de ladrillo visto, que permaneció durante siglos oculta bajo capas de cal. También en la fachada principal se descubrieron pinturas geométricas del siglo XVIII. En la capilla mayor hay un retablo neobarroco presidido por el cristo de la Vera Cruz, una talla de 1505, destrozada en la guerra civil y reconstruida en 1991.

La cuarta de las iglesias ordenadas levantar por los Reyes Católicos es la de los Santos Mártires, en honor de san Ciriaco y santa Paula, patronos de la ciudad. La original fue de estilo gótico mudéjar. El terremoto de 1884 y la guerra civil acabaron con el edificio original. Fue restaurada en 1945 dentro de un marcado estilo rococó.