Protesta de una diputada sin despacho

La primera diputada no adscrita, Carmen Prieto, protestó ayer al ser obligada por la Mesa del Parlamento a dejar el despacho de las dependencias de Ciudadanos, partido en el que ya no milita. La Mesa del Parlamento le hizo saber que solo tiene derecho a un ordenador portátil y teléfono móvil. Al no formar parte de un grupo parlamentario no tiene asignado despacho ni personal auxiliar. La diputada persiguió a Susana Díaz por los pasillos de la Cámara con el siguiente rótulo: «Ciudadanos y Juan Marín me echan del Parlamento con malos modos y la ayuda del PSOE».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate