Málaga, capital de los museos

El acuerdo con San Petersburgo anunciado esta semana se suma a una estrategia municipal que sólo este año supone un desembolso que roza los 13 millones de euros en una decena de espacios

ANTONIO JAVIER LÓPEZ
El acondicionamiento del Cubo tiene un presupuesto de 5,1 millones de euros. : SUR/
El acondicionamiento del Cubo tiene un presupuesto de 5,1 millones de euros. : SUR

Parece que fue ayer cuando la ciudad apenas podía echarse a los ojos las propuestas de la Fundación Picasso, de un par de temerarias galerías privadas y de aquella casa del jardinero en el Colegio de Arquitectos como un oasis tonificante en medio del páramo. El museo provincial estaba recién embalado. Y ahí sigue. Parece que fue ayer, porque, visto con cierta perspectiva histórica, fue casi ayer.

En apenas una década, la capital malagueña ha pasado de una famélica anatomía expositiva a lucir músculo museístico. Para unos, ese crecimiento es fruto de un largo y meditado entrenamiento; para otros, de una peligrosa serie de anabolizantes inyecciones millonarias. Esta misma semana, sin ir más lejos, la ciudad ha visto cómo se cerraba el acuerdo con el Museo Estatal de San Petersburgo y cómo se abría el Museum Jorge Rando. Dos iniciativas de vocación y presupuesto bien diferente que, pese a todo, ilustran la estrategia resumida por el gobierno local en su reiterado eslogan 'Málaga, ciudad de museos'.

Una línea de actuación que sólo este año supondrá un desembolso municipal de casi 13 millones de euros y que superará los 15 millones de euros en 2015. Para entonces están previstas las inauguraciones de la primera franquicia europea del Museo Estatal de San Petersburgo, que se instalará en Tabacalera; y de la primera extensión fuera de Francia del Centro Georges Pompidou, prevista en el llamado Cubo del Puerto.

Ambas iniciativas han despertado una notable expectación y no pocas dudas. De una parte, la capital malagueña incorpora a su red turístico-cultural dos referencias señeras en el mercado internacional -que se suman a las ya existentes de Picasso y Thyssen con sus respectivos museos-, mientras que del lado más crítico se cuestiona el notable esfuerzo económico que requieren propuestas que no han sido definidas de antemano.

Este lunes, un grupo de 70 profesionales del sector de la construcción visitaba el Cubo del Puerto para decidir si sus empresas optan al concurso para dar forma a la sede del Pompidou. Las obras tienen un presupuesto de 5,1 millones de euros salidos de las cuentas municipales (2,5 este año y 2,6 en 2015), a lo que hay que añadir un canon de un millón de euros al año por la cesión durante un lustro de una colección de 70 piezas y una exposición temporal. En el caso del museo ruso, el canon será de 400.000 euros anuales durante una década, además de la reforma necesaria el Tabacalera (donde ya se han invertido 30 millones y que también podría acoger otro proyecto municipal que contempla un centenar de murales del artista Sol LeWitt) que el alcalde Francisco de la Torre cifra entre los 500 y los 600.000 euros.

Colecciones por definir

En una y otra iniciativa todavía no se han dado a conocer con detalle los fondos que podrán verse en Málaga ni las características de los montajes temporales incluidos en los acuerdos. Cuestiones que han motivado las críticas de la oposición municipal (PSOE e IU), que esta semana ha denunciado el «ataque de museitis» del gobierno local.

Los desembarcos en Málaga del Pompidou y del Museo Estatal de San Petersburgo representan las incorporaciones de mayor relumbrón de una plantilla de instituciones artísticas en nómina del presupuesto municipal. Una relación que encontraría su 'clase media' en el CAC Málaga (2,86 millones de euros al año, si bien en el presente ejercicio ha recibido 3,1 millones por el pago del IVA atrasado de años anteriores), el Museo Carmen Thyssen Málaga (2,1 millones de euros) y la Fundación Picasso-Museo Casa Natal (1,71 millones de euros).

Entre los familiares más modestos quedan el Museo del Patrimonio Municipal (726.700 euros), el centro dedicado a Félix Revello de Toro (362.00 euros), el Museo Automovilístico (200.000 euros), el Museo Interactivo de la Música (146.531 euros) y la Casa de Gerald Brenan (40.000 euros).

Mención aparte merece el Museum Jorge Rando presentado el miércoles y que pasado mañana abrirá sus puertas al público. En este nuevo equipamiento el Ayuntamiento ha invertido 1,3 millones en la rehabilitación del inmueble que ocupa, si bien la fundación del artista malagueño será la que se encargue a partir de ahora de hacer frente a los gastos de funcionamiento de la entidad.

A la vista de este breve paseo, la factura de casi 13 millones de euros al año que suma el Ayuntamiento representa un caso infrecuente en el mapa nacional de políticas culturales por parte de los gobiernos locales. Un paseo por algunas ciudades análogas deja el protagonismo de las inversiones museísticas en los gobiernos regionales o provinciales. Es el caso de Bilbao, donde la Diputación y el Gobierno vasco aportan cada uno 3,75 millones de euros al Guggenheim. Las mismas instituciones dedicarán este año 1,45 millones de euros cada una al Museo de Bellas Artes bilbaíno, en el que sí participa el Consistorio con la misma cantidad, en lo que representa su mayor inversión en este ámbito.

Otras ciudades

En Valencia, tanto el Museo Príncipe Felipe, como el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) son iniciativas del gobierno autonómico, mientras que el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MUVIM) corre a cargo de la Diputación. El gobierno de la capital valenciana promueve espacios de menor calado presupuestario como el Museo de la Ciudad o el de Historia. Sucede algo parecido en Sevilla, con sus dos principales espacios expositivos -el Bellas Artes y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo- gestionados por parte de la Junta de Andalucía. O el caso de San Sebastián, ganadora de la concurrencia a la que también se presentó Málaga para ser Capital Europea de la Cultura en 2016 y cuyo principal museo de titularidad municipal (el de San Telmo) cuenta este año con una asignación de 2,44 millones de euros.

De regreso a Málaga, la Junta de Andalucía aporta este año 4,37 millones de euros en el Museo Picasso (cuyo presupuesto global ronda los diez millones de euros), mientras que la Diputación tiene en La Térmica su punta de lanza cultural con una asignación para 2014 de 350.000 euros y un programa que excede con mucho el ámbito expositivo.

Justo La Térmica aparecía, con el CAC Málaga, como una de las instituciones mencionadas por el centenar de especialistas consultados en el último Observatorio de la Cultura elaborado por la Fundación Contemporánea. El informe daba cuenta del salto en la oferta cultural de la ciudad, que se aupaba hasta el cuarto puesto nacional en la relación de ciudades con una propuesta de mayor calidad. Ganaba Málaga seis posiciones en ese análisis, mientras que en el 'ranking' sobre la innovación de su catálogo cultural se colocaba en el quinto puesto después de escalar ocho posiciones.

La vertiente turística

«Aquí los turistas no vienen por el sol y playa, vienen por la oferta cultural», espeta el concejal de Cultura, Turismo y Deporte en el Ayuntamiento de Málaga Damián Caneda, quien añade que en la última década, el número de turistas que visita la capital ha pasado de 400.000 a casi cuatro millones, si bien estos datos se refieren tanto a los que pernoctan en hoteles, como a los que duermen en otros municipios cercanos o en residencias particulares.

Caneda destaca que el 70% de los turistas que acuden a Málaga llegan por «motivaciones culturales», un ámbito donde el concejal incluye tanto la oferta artística o musical, como la gastronomía o manifestaciones populares como la Semana Santa o el Carnaval. «La ciudad ha crecido un 16% en pernoctaciones durante el invierno», enarbola el concejal de Cultura y Turismo antes de recordar que Málaga ha sido el destino urbano que más ha crecido en el país durante el primer cuatrimestre del año.

Cifras, estadísticas y balances con los que el Ayuntamiento arropa una estrategia a golpe de presupuesto que trufa la ciudad de museos. Y parece que fue ayer cuando por aquí teníamos la Casa Natal, el Bellas Artes y poco más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos