Muere un niño de tres años en Marbella con múltiples signos de malos tratos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a la madre del menor y a una pareja que se encontraba en el domicilio cuando falleció

J. CANO MÁLAGA.
La vivienda está situada en la calle San Ramón, en una zona conocida como El Barrio. :: josele-lanza/
La vivienda está situada en la calle San Ramón, en una zona conocida como El Barrio. :: josele-lanza

La Policía Nacional investiga las circunstancias de la muerte de un niño de tres años de origen marroquí que presentaba múltiples hematomas. Las características de las lesiones inducen a los investigadores a pensar en un posible caso de malos tratos. Los agentes de la comisaría de Marbella han detenido a la madre del menor y a una pareja que se encontraba en el domicilio cuando falleció.

Los hechos sucedieron poco después de la medianoche del sábado al domingo en un piso de la calle San Ramón, situada en un enclave tradicional de Marbella conocido como El Barrio. El servicio de emergencias 061 recibió una llamada a las 00.52 horas en la que se alertaba de que el pequeño estaba inconsciente y no reaccionaba. Cuando acudieron a la vivienda, los sanitarios comprobaron que se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Pese a sus esfuerzos por reanimarlo, no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Al examinarlo, observaron que presentaba numerosos hematomas por todo el cuerpo, algunas cicatrices e incluso una quemadura en un pie. Ante la sospecha de que pudiera tratarse de un caso de malos tratos, el 061 alertó inmediatamente a la Policía Nacional y al juzgado de guardia de Marbella, que envió a la comisión judicial para llevar a cabo el levantamiento del cadáver.

Caída por las escaleras

En esos momentos, en la vivienda se encontraban una mujer que al parecer estaba al cuidado del niño y el compañero sentimental de ésta. Los agentes se entrevistaron con la pareja para averiguar cómo se habían producido las lesiones. Según las fuentes consultadas, manifestaron que el menor se había caído por unas escaleras un par de días antes del óbito.

A partir de ahí, su estado fue empeorando hasta el punto de sufrir convulsiones, vómitos y un cuadro de decaimiento físico. Todo parece indicar que nadie avisó a un médico para que lo examinara hasta el sábado por la noche, cuando falleció. La policía sospecha que podría tratarse de un caso de abandono y malos tratos continuados a tenor de las características de las heridas y su elevado número, aunque este extremo tendrá que ser ratificado por la autopsia, que se realizó el domingo en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga. Según las fuentes, presentaba hematomas en distinta fase de evolución, esto es, unos más recientes y otros más antiguos.

Ante esta situación, los agentes decidieron llevarse a la pareja detenida a comisaría mientras proseguían las pesquisas para esclarecer el origen de las lesiones y, si se confirma que son producto de agresiones, su autoría. A partir de ese momento, el foco de la investigación se puso en localizar a la madre. Según los testimonios de los arrestados, la mujer, también marroquí, llevaba días sin aparecer por el domicilio. La policía logró localizarla horas después. También está detenida.

Los tres sospechosos fueron conducidos a la comisaría de Marbella, donde ingresaron en los calabozos a la espera de que avance la investigación. En las últimas 48 horas, los agentes han interrogado a varios vecinos de la vivienda donde sucedieron los hechos para profundizar en el caso. «Nunca vi nada raro», aseguró uno de ellos.

Fotos

Vídeos