«Mi hija dice que los perros son malos; tiene miedo a salir desde que le mordió el pitbull»

El padre de la niña de seis años que fue atacada por un can en Benagalbón pide que el animal «no vuelva a causar problemas a nadie»

E. CABEZAS R. DE LA VICTORIA.
Las heridas de la menor. :: E. C./
Las heridas de la menor. :: E. C.

«Iba a recoger a mi hija y me encontré a la cuñada de mi hermano, que venía corriendo y gritando: 'A la niña le ha atacado un perro'. Se me quedó el cuerpo helado, no sabía ni lo que hacer. Hasta que no la vi no me quedé tranquilo». Con estas palabras rememoró ayer a SUR el padre de la pequeña de seis años atacada por un pitbull el pasado sábado en Benagalbón los instantes posteriores al suceso.

«Mi hija tiene miedo a salir desde que le mordió, dice que los perros son malos. No sé cómo va a reaccionar cuando se encuentre al primero. Ahora habrá que educarla poco a poco, porque no todos lo son», añadió el progenitor de la pequeña, que resultó herida en el brazo izquierdo, con varios arañazos que no precisaron de puntos de sutura. Otra menor de 5 años también sufrió magulladuras en el brazo derecho, gracias a que una mujer golpeó al animal cuando se abalanzó sobre la pequeña. «Si es un perro de una raza peligrosa, hay que tomar las medidas necesarias, llevarlo siempre con un bozal y con un collar de pinchos. Lo único que quiero es que ese perro no dé más problemas a nadie», apuntó.

El suceso tuvo lugar en la calle Sol, junto a la plaza de Las Flores del núcleo rinconero, sobre las 21.00 horas del pasado sábado. Un familiar de la pequeña, el cuñado de un hermano del padre, fue quien consiguió liberar el brazo de la menor, agarrando fuertemente por el hocico al animal, por lo que también precisó de asistencia médica, al herirse levemente el dedo índice de su mano izquierda.

«Aún no sé ni cómo conseguí soltar el brazo de la niña de la boca del perro», dijo Julio Ripoll, de 47 años. «Fue una situación muy desagradable, todos los niños lo pasaron muy mal, estaban muy nerviosos y asustados. Menos mal que estábamos allí varios adultos, si no estaríamos hablando de otra cosa», apuntó este profesor de tenis en un club de la capital malagueña. El pasado sábado se encontraba con la familia y un grupo de amigos para disfrutar de la verbena que puso el broche de oro a la XXXV Semana Cultura de Benagalbón.

«No quiero ni pensar en lo que les podía haber pasado si pilla a las dos niñas solas. Igual que le mordió en el brazo, podía haberlo hecho en el cuello y estaríamos hablando de otra cosa. Estoy muy agradecido al cuñado de mi hermano», consideró el progenitor de la pequeña de 6 años.

El edil de Medio Ambiente, Sergio Díaz (PP), dijo a Efe de que el perro estaba suelto y sin bozal. La Policía Local se desplazó al lugar y presentó una denuncia por lo ocurrido ante el juzgado de guardia. Se ha puesto en marcha un procedimiento administrativo que obligará a que el can tenga que permanecer dos semanas en un centro zoosanitario municipal para comprobar su evolución. El edil añadió que se ha abierto expediente sancionador contra el dueño, «ya que este tipo de animales no pueden estar sueltos por la calle y sin bozal».