"Estoy muy contento porque es el primer premio importante que doy en diez años"

Bruno Grymierski, vendedor de la Once, está celebrando esta mañana con algunas agraciadas el Extra del Día de la Madre, que ha dejado 17 millones de euros en Málaga

J. HINOJOSAMÁLAGA.
"Estoy muy contento porque es el primer premio importante que doy en diez años"

Feliz, y muy ilusionado. Así se ha mostrado esta mañana Bruno Grymierski, el vendedor de la ONCE encargado de repartir suerte este fin de semana en Málaga. La friolera de 15 millones de euros y un sueldo de seis mil euros al mes durante 25 años. "Estoy muy contento porque es el primer premio importante que doy en diez años", ha asegurado esta mañana en una improvisada rueda de prensa, junto a vecinos de Pedregalejo, el el delegado de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez y algunas agraciadas.

Entre ellas, Dolores y Ana Ramírez, dos hermanas propietarias de dos restaurantes en el Paseo marítimo de Pedregalejo, El Caleño y Los Espigones, respectivamente. Entre brindis de champán, Dolores ha contado que es la segunda vez que recibe un premio de la ONCE ya que, como ha explicado, ya le tocó hace años uno de 25 millones de las antiguas pesetas. Dolores y su hermana se enteraron anoche de que la Diosa Fortuna había vuelto a fijarse en su familia. Esta vez por partida doble. Curiosamente, Ana se llevó el penúltimo cupón que le quedaba a Bruno y no sabía que había comprado el mismo númeo que su hermana. Cada una se ha llevado 40.000 euros gracias al Extra del Día de la Madre.

El 71.223 es el número agraciado y la serie la 071. Bruno Grymierski suele recorrer a diario los restaurantes de las playas del Este de la capital, en especial las de la barriada de Pedregalejo, donde este marroquí de 44 años afincado en Málaga desde hace más de tres dácadas, casado y con una hija ha vendido diez cupones premiados. Uno de sus acertantes ha ganado además la serie premiada con 15 millones al contado y 6.000 euros al mes durante 25 años. Solo recuerda que fue el último cupón que vendió, pero no sabe a ciencia cierta quién se lo compró, como ha precisado esta mañana.

En declaraciones a SUR, el delegado de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez, no recordaba anoche que un premio tan elevado haya pasado por Málaga en los diez años que lleva al frente de la organización en la provincia. «El Cuponazo (9 millones de euros) sí ha tocado varias veces, pero creo que no uno tan importante, si no me falla la memoria», apuntó.

El sorteo también contemplaba 99 premios de 40.000 euros a las cinco últimas cifras, 900 premios de 1.500 euros a las cuatro últimas cifras, 9.000 premios de 100 euros a las tres últimas cifras, 90.000 premios de 10 euros a las dos últimas cifras y 900.000 premios de cinco euros a la última cifra. También el reintegro a la cifra marcada con R.

En Málaga, además de los diez cupones vendidos por Bruno se han comercializado otros once en la calle Caleta de Vélez, con 40.000 euros cada uno, según han precisado desde la ONCE.