Educación admite que no llega a tiempo para aplicar la Lomce y que lo hará de forma progresiva

La Consejería envía un borrador de instrucciones a colegios y padres para «consensuar» el desarrollo de la ley, que contrarrestará «aprovechando cada resquicio normativo»

M. ÁNGELES GONZÁLEZ* MAGUISADO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Imagen de archivo de un aula de Primaria. :: Sur/
Imagen de archivo de un aula de Primaria. :: Sur

Andalucía se rebela contra la reforma educativa y aprovechará cada resquicio normativo y las competencias que tiene en educación para contrarrestarla y «paliar sus efectos nocivos». Así lo advirtió ayer en el Parlamento el consejero del ramo, Luciano Alonso, como ya hiciera en enero en una rueda de prensa conjunta con sus homólogos de País Vasco, Asturias, Cataluña y Canarias, en la que defendieron que la ley no se podrá aplicar el próximo mes de septiembre porque, a su juicio, se necesita más tiempo para elaborar la normativa autonómica que adapte y desarrolle la Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce). El mismo argumento que la Consejería esgrime en el borrador de instrucciones para el ordenamiento del próximo curso que ha enviado a los centros educativos de la Comunidad y que por lo pronto ya ha despertado el rechazo de los directores de colegio de la provincia por su inconcreción y premura.

En el documento, de 17 páginas, y al que ha tenido acceso este periódico, se admite que «resulta imposible que la normativa andaluza pueda estar aprobada y publicada a tiempo» y se establece que los colegios mantengan la planificación curricular actual el próximo curso en primero, tercero y quinto de Primaria -en los que se aplicará la reforma en primer lugar- hasta que se publique la normativa andaluza. Entonces, los centros educativos «iniciarán un proceso de adaptación de su proyecto educativo al nuevo marco normativo, que deberá estar terminado antes de finalizar el curso 2014/2015».

En el borrador, que Educación ha mandado a directores y asociaciones de padres para que puedan hacer aportaciones y propuestas y «consensuar» así la aplicación de la Lomce, se explica que Andalucía tiene la obligación de completar el currículo educativo que establece el Gobierno central, que fija los contenidos de las materias troncales como Biología y Geología, Física y Química, Geografía e Historia, Lengua, Matemáticas o Idioma extranjero. La Junta de Andalucía, por su parte, debe elaborar y aprobar el temario concreto del bloque específico (Educación Física, Religión, Valores Sociales y Cívicos, entre otras) y al de libre configuración autonómico, algo que no estará hecho de aquí a septiembre, tal y como reconoce la propia administración autonómica.

Educación para la Ciudadanía

Asimismo, advierte de que la «premura» de tiempo entre la publicación de la legislación estatal y el comienzo de curso «pueden crear graves dificultades para el normal desarrollo del funcionamiento de los centros». Y dicta esas instrucciones provisionales para «facilitar» la transición desde que se ordenen las nuevas enseñanzas en Andalucía y los centros hagan las adaptaciones necesarias en su proyecto educativo, organización y funcionamiento. En el documento se determina que Educación para la Ciudadanía, materia aparcada por la Lomce, seguirá siendo obligatoria en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica y se limitará al mínimo las clases de religión.

También continuará siendo obligatoria Educación Artística, incluida la educación musical, dentro del bloque de asignaturas específicas. En cuanto a Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales, aunque la ley fija que son el resultado del desdoblamiento de Conocimiento del Medio, la Consejería permitirá durante el curso 2014/2015 la impartición conjunta.

Respecto a las pruebas individualizadas de evaluación que se realizarán al finalizar tercero de Primaria, se prohíbe que los resultados sean difundidos «para que se puedan establecer públicamente comparaciones intercentros o 'rankings' competitivos.

Según esta propuesta, la etapa de Educación Primaria seguirá organizada como en ciclos, «de tal forma que tanto los grupos de alumnado como los equipos docentes se mantendrán estables», a pesar de que la Lomce establece lo contrario.

Asimismo, se mantendrá el programa de gratuidad de libros de texto, «pero solo serán gratuitos aquellos libros inscritos en nuestro registro y que se ajusten a nuestro currículo publicado en BOJA», según aclaró Alonso.

Los directores de los colegios públicos organizados en la asociación Asadipre ya han respondido al borrador recibido. En un documento enviado a la Consejería destacan las «dudas» para que un centro pueda configurar sus materias tal y como marca la Lomce «si aún no está disponible la parte que le corresponde a la Administración, sobre todo la carga horaria». Esto hará que se «demore» la organización de los colegios el próximo curso. «Nos parece mal que la educación se siga utilizando como arma arrojadiza entre las administraciones», señala el responsable de Asadipre en Málaga, Juan Bueno.