Hosteleros de Málaga se dividen en dos grupos tras la desaparición de Aehma

La continuista Ehma-Costa del Sol y la recién creada Amares pugnan por el control del sector de la hostelería en toda la provincia

JUAN SOTO* JJSOTO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
El Grupo Trillo, El Pimpi, La Canasta, Strachan o Los Mellizos se han unido en la nueva asociación. :: Sur/
El Grupo Trillo, El Pimpi, La Canasta, Strachan o Los Mellizos se han unido en la nueva asociación. :: Sur

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma) ya es historia en la provincia. La división interna que sufría el gremio desde hace unos años ha terminado por saltar por los aires. Los empresarios han decidido tomar caminos diferentes y, a partir de ahora, dos grandes grupos lucharán por separado por la defensa de los intereses de todo el colectivo.

Tras la desaparición de Aehma, a un lado se han situado los Empresarios de Hostelería de Málaga (Ehma-Costa del Sol), que es el ala continuista; al otro, la recién constituida Asociación Malagueña de Restauradores (Amares), que nace bajo el paraguas del colectivo Vive el Centro.

El gremio hostelero, que no vivía sus mejores años, se terminó de fragmentar a finales del año pasado tras la marcha de Rafael Prados, quien ejercía, de algún modo, de nexo de unión entre todos los hosteleros. Su marcha, y posterior entrada en el colectivo de José Luis Ramos, ha sido la gota que ha colmado el vaso y lo que ha precipitado los acontecimientos.

Ehma-Costa del Sol es el colectivo continuista, el sustituto natural de Aehma. Su presidente, que también es José Luis Ramos -el que fuera concejal en el Ayuntamiento de Málaga entre 1999 y 2004 de la mano de Celia Villalobos- afirma que para ellos todo va a seguir igual y que incluso van a sumar mas asociados. «Había muchas personas que pedían un cambio y ya ha llegado», confiesa. Más aún, adelanta que van a aumentar su carácter provincial sumando a hosteleros de toda la geografía.

Por otro lado, trabajan con la mente puesta en su conversión en Federación de Hosteleros. A ella, afirman, se sumarían Aserca (Asociación de Restaurantes a la Carta) y Abemus (Asociación de Bares Musicales). En la actualidad, Ehma-Costa del Sol cuenta con alrededor de 400 asociados.

La recién creada Amares tratará de atraer a los hosteleros que no coinciden con la forma de pensar de los otros. Nacida al cobijo del colectivo Vive el Centro -se trata de los mismos fundadores-, su presidente, José Porras, confiesa que estaban cansados de mirarse de lado. «No nos sentíamos representados por nadie; ha llegado el momento de dar un paso al frente». El copropietario del Grupo Trillo inicia esta andaduda acompañado por 13 hosteleros del Centro, aunque esperan crecer en muy poco tiempo.

Velar por la cultura

Los responsables de este nuevo colectivo, que se constituyó ayer y hoy mismo presentarán toda la documentación en el registro de asociaciones, aspiran a convertirse en el grupo de referencia hasta el punto de poder negociar diferentes temas de máxima actualidad con las instituciones. Entre sus fines se encuentran poner en valor el sector de la restauración y velar por la cultura, la calidad, el servicio y el medio ambiente.

Inicialmente, en esta asociación de nueva creación se han unido los responsables del Grupo Trillo, El Pimpi, La Canasta, Strachan, Los Mellizos, Grupo Mentidero-Cantarranas o Los Hidalgo. Sin embargo, adelantan que ya se encuentran en conversaciones con otros restauradores de gran relevancia en la provincia que desean sumarse al proyecto. «Queremos que todos volvamos a ser uno, que luchemos por Málaga y dejemos de sentirnos huérfanos», apunta José Cobos, copropietario de El Pimpi y vicepresidente de Amares.

Una vez que se constituyan oficialmente pretenden realizar actividades para potenciar la oferta cultural de la provincia y en defensa de la agricultura ecológica. Ya trabajan en la idea de decorar varias cruces de mayo en la ciudad y en diferentes eventos gastronómicos.