Costas abre una ronda final de negociación para decidir sobre los Baños del Carmen

La decisión sobre el camino para resolver el problema de los Baños del Carmen está casi a punto

I. LILLO MÁLAGA.
Foto: Carlos Moret/
Foto: Carlos Moret

La decisión sobre el camino para resolver el problema de los Baños del Carmen está casi a punto. Las posibilidades son dos: que la Dirección General de Costas y el Ayuntamiento lo acometan en solitario, una vez que se consiga abaratar al máximo. O que los actuales concesionarios también se decidan a participar, por lo que el proyecto se acometería a tres bandas. En este contexto, fuentes cercanas al proceso expusieron ayer que Costas tiene previsto abrir en los próximos días una ronda final de negociación con los privados, para que se pronuncien definitivamente sobre su entrada en el plan especial, mediante el pago adelantado del canon por la concesión del restaurante y otros servicios en la zona, por un plazo de 30 años y un coste estimado en unos dos millones. En caso contrario, recalcaron que se retomará la vía del rescate, que se quedó aparcada por el ofrecimiento de las empresas a invertir; y con el respaldo que suponen las dos sentencias a favor de la actuación que el organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente ya había iniciado.

Rescate de la concesión

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, aseguró en la comisión plenaria de Ordenación del Territorio celebrada ayer que «da por hecho» que Costas va a cumplir con la sentencia de la Audiencia Nacional que avala la continuación del proceso para rescatar la concesión de los Baños del Carmen. A raíz de sendas mociones sobre este asunto presentadas por los grupos del PSOE e IU, el edil afirmó: «Espero que rápidamente inicien el rescate». Asimismo, añadió que, en el momento en que se retome ese procedimiento, el Consistorio está dispuesto a ofrecerse para la gestión de este espacio «de forma pública». «Entonces sacaremos a la luz un proyecto que para el equipo de gobierno es fundamental», apuntó. Con el argumento de que se da por hecho, el voto del PP fue contrario a las mociones de PSOE e IU, que exigían precisamente retomar esta vía.